News

Vuelta a Espaa: Carapaz pierde sus galones en el Picn Blanco

Vuelta a Espaa: Carapaz pierde sus galones en el Picn Blanco

El reluciente casco dorado que ya de por vida reconoce su condici

Vuelta a Espaa: Carapaz pierde sus galones en el Picn Blanco

El campen olmpico cede un minuto con los mejores en la primera llegada en alto y es sancionado con otros 20 segundos adicionales. Taarame obtiene doble premio: etapa y liderato.

El reluciente casco dorado que ya de por vida reconoce su condicin de campen olmpico en ruta pierde brillo en el Picn Blanco, donde Richard Carapaz sufre y lamenta tanto esfuerzo acumulado, pues de todos los favoritos de esta Vuelta es el nico que compiti con los mejores en el Tour hasta el ltimo da para despus marcharse a Tokio. Su temporada, entre el podio de Pars y el oro olmpico, estaba ya ms que hecha y por ello su presencia en esta Vuelta arrojaba dudas, disparado ya su cuentakilmetros frente a la frescura de otros rivales, incluidos los de su propio equipo.

Corresponde siempre colocarle a Carapaz el asterisco de su combatividad, de su arrojo, de su determinacin por darle la vuelta a situaciones difciles. Pero la realidad es, hoy, inapelable: el primer gran test, estuvo demasiado lejos de los llamados a pelear por el podio de Santiago. Ms an teniendo en cuenta que la carrera no se lleg a romper, sin ataques entre los ‘gallos’, conducidos a ritmo hacia la meta. Slo Valverde apret de verdad las clavijas en el kilmetro final y para entonces ya haca tiempo que Carapaz se haba despedido de un grupo todava numeroso.

El movimiento del veterano excampen del mundo sirvi para que Enric Mas sumara tres segundos de renta con los dems en un movimiento final y para que cedieran tiempo otros aspirantes, como Carthy (21 segundos), Vlasov y Bardet (ambos 29). Junto a Valverde llegaron Lpez, Roglic, Yates, Landa, Ciccone y Bernal, en una gran actuacin colectiva del Movistar, como acostumbra en estos finales en la Vuelta. No estuvieron todos los que son, pero son todos los que estuvieron y la carrera marca ya una brecha en su tercera etapa, por salvable que sea todava.

Pero el protagonista del da, fuera de las grandes luchas, fue un estonio de 34 aos llamado Rein Taarame, un buscavidas clsico del pelotn internacional que exhibi su fortaleza para culminar una fuga de ocho hombres a la que Roglic, ya exlder, dio su bendicin desde muy pronto. Una dcada despus de ganar en Lagos de Somiedo, cinco despus de besar la gloria tambin en el Giro, Taarame goz del mejor da de su carrera, con victoria de etapa y un maillot rojo que es de oro para el modesto Intermarch, vido de gloria en su primer curso entre los mejores equipos del pelotn. Y Roglic, feliz de ceder el liderato y desprender as a sus compaeros de la responsabilidad de guiar el pelotn en los prximos das.

La actitud del esloveno qued clara desde muy temprano, en una etapa muy larga (202 km.) cuya nica dificultad importante era esa ascensin final de ocho kilmetros hacia el Picn Blanco. Los ocho fugados, entre los que estaban los espaoles Soto y Amezketa llegaron a gozar de nueve minutos de ventaja. Tiempo que se redujo cuando el Bahrein de Mikel Landa decidi endurecer el ritmo, anticipando en apariencia un ataque del alavs que no se lleg a producir.

No fue la clsica ascensin a un puerto de primera categora en la que el pelotn se deshace a velocidad de vrtigo. Fueron muchos los que aguantaron hasta los dos kilmetros finales mientras Taarame, sabindose con ventaja suficiente para el combo etapa-general, se iba desprendiendo de rivales por delante, ajeno al sufrimiento de un Carapaz al que el Ineos abandon a su suerte. “La carretera pondr a cada uno en su sitio”, dijo antes de empezar sobre el reparto de jerarquas con Bernal en la escuadra britnica. Acert.

Conforme a los criterios de

referencia

Vuelta a Espaa: Carapaz pierde sus galones en el Picn Blanco
www.elmundo.es

Related Articles

Back to top button