Spain

tiktoker

Ministro

Ministro

TARIJA INFORMA

Para el 19 de abril fue fijada la petición de informe oral al ministro de Gobierno,…

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, reveló este martes que Abram Peters Dyck, acusado por…

tiktoker

Lexicon of anglicisms. Observatory of anglicism usage in the Spanish press. Visualizations and data of lexical borrowings from English in the Spanish press.

tiktoker

Anglicism: yes   

Forms: tiktoker   tiktokers   

Average frequency*: 7.548

Frequency during the last 30 days*: 13.369

Newspaper sections: Estilo De Vida   Gente   Portada   Televisión   Tecnología   

* Frequency per million of words (measured from August 2020 onwards).

Nuria Franco Jord, la chica que normaliza su disfagia en TikTok: Siempre llevo mi batidora porttil en el bolso

La joven cuenta su trastorno de degluci

Nuria Franco Jord, la chica que normaliza su disfagia en TikTok: Siempre llevo mi batidora porttil en el bolso

De la complicacin inicial en el quirfano, nacieron otras. En primer lugar, el baips. Al estar muy reciente, no puedo hacer ejercicio porque me canso muchsimo, y si se me acelera el corazn, me duele, responde Nuria. Cuando despert en la Urpa (Unidad de Recuperacin Postanestsica), tampoco poda hablar. Al menos como antes. Tena un hilo de voz. Eso s, con el paso del tiempo, la fue recuperando. Cuando volv al mundo terrenal despus de la anestesia, estaban conmigo las enfermeras que eran sper cariosas. Me decan que haba pasado todo, pero a m me dola ms la pierna que el cuello, que era el lugar de mi tumor. As que una de ellas me explic cmo haba sucedido lo del baips, apunta. Un shock inicial, sobre todo, porque no estaba programado.

La lista de problemas no acaba aqu. Tambin tocaron el nervio 12 de la lengua, que es el hipogloso. Aunque de esto me di cuenta unas tres o cuatro semanas despus mientras grababa un vdeo, explica. Hasta ese momento, la elocuencia haba estado limitada.

Y para culmen, la disfagia. Una vez en planta, estuvo unas 48 horas sin comer. Despus me trajeron sopas de fideos y purs. Mi madre y yo veamos que con las sopas me atragantaba muchsimo. No paraba de toser hasta sacar todo. No suceda lo mismo con los segundos. Por ello, llamaron a un especialista y me hicieron el test MECV-V, para el diagnstico de la disfagia. Gracias ello, descubrimos qu textura era la que toleraba a la hora comer, cuenta Nuria.

En su caso, es la misma para lo slido que para lo lquido. Hasta hace poco, le recomendaban la pudding, como un pur de patatas americano, y pasito a pasito, est avanzando hacia la textura tipo miel, la siguiente en la escala. Primero est la lquida, despus la nctar, y finalmente estas dos, explica la joven.

Sea como sea, Nuria lo lleva con filosofa, y es algo que muchos agradecen. Si hay un comentario que se repite en sus redes sociales es acerca de su buena actituddurante este bache: Tengo que decir que en el hospital, mi madre y yo nos lo pasamos muy bien, dice al otro lado del telfono mientras se re.

La vuelta a la normalidad fue dura, reconoce. El dolor de la intervencin, los nuevos hbitos alimenticios y la propia recuperacin consuman su energa. Sin embargo, no quera quedarse atrs en los estudios: Cuando llegu a casa, iba viendo las clases como poda. Me conectaba, le peda ayuda a mis compaeros, pero todo esto me daba mucha vergenza, y un mes despus, de nuevo a la universidad. Su padre haba pasado por lo mismo, por lo que este hecho hizo que tanto l, como mi madre, reviviesen el dolor de hace unos aos. Pero al mismo,nos ayuda a vivir todo con ms optimismo, porque ahora vemos a mi padre comerse bocadillos.

Sin lugar a dudas, el mayor cambio fue el patrn alimenticio. En casa, tomo el mismo plato que el resto, solo que lo trituramos hasta conseguir la textura, explica, y aade: Al principio me cansaba de los purs, les cog algo de mana. Pero es lo nico que puedo comer.

La historia fue diferente a la hora de quedar enrestaurantes: En el comienzo fuemuy doloroso, porque yo iba con mi potito mientras que el resto se coma una pizza. Tambin le tena que pedir al camarero que me lo calentasen y explicarle lo que me pasaba. As que poco a poco, fue rechazando planes que implicasen comer: Tuve que autoconvencerme de que no poda dejar de salir a cenar teniendo la opcin de llevarme la batidora porttil, responde. Es su aparato inseparable. Se mueve con ella. Me ayuda a poder pedirme un plato normal y triturarlo, detalla, a la vez que aade: Siempre la llevo en el bolso.

El primer vdeo que subi a TikTok mostrando su problema se hizo viral. Nuria espesaba su agua, con una preparacin especfica que, mediante vueltas y vuelta, obtiene la textura de pudding deseada. Su nueva forma de beber es a cucharadas, como si de una gelatina se tratase. Es necesario, y no se corta: Me lo llevo a la discoteca, y para mezclar los polvos con agua y no crear mucha expectacin, me voy al bao, reconoce, consciente de las dudas que esto puede suscitar.

La actitud optimista se la debe a su familia: En septiembre del 2021, mi madre y mi hermana me llevaron al psiclogo. Explot porque un grifo se rompi. Dos meses antes me detectaron el tumor y vieron que detrs de ese grifo haba mucho estrs y ansiedad, asegura. En terapia trabajaba la visualizacin: Me pona en lo mejor, y en lo peor. Eso me ha ayudado a sacar el lado positivo de todo eso. Y siempre digo que lo positivo para m es estar aqu, ya que tal y como sali la operacin, el final podra haber sido diferente. Para Nuria, su disfagia es una segunda oportunidad que quiere aprovechar.

UXA RODRGUEZ

Cinthya Martnez

Uxa Rodrguez

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A. Polgono de Sabn, Arteixo, A CORUA (ESPAA) Inscrita en el Registro Mercantil de A Corua en el Tomo 2438 del Archivo, Seccin General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649.

Una joven conquista a sus seguidores al contar cómo es su día a día con disfagia

Una joven llamada Nuria Franco cuenta día a día su experiencia desde que sufre disfagia, un trastorno de la deglución, a raíz de una operación de garganta que salió mal. A sus 21 años, intenta hacer una vida lo más normal posible teniendo en cuenta su actual condición. Su positividad, energía y naturalidad le ha robado el corazón a todo el mundo en redes sociales. En su cuenta de TikTok, en la que ya acumula más de 350.000 seguidores desde que comenzase su actividad hace apenas un par de semanas, da visibilidad a la disfagia, un problema todavía muy desconocido que sufren aproximadamente dos millones de personas en España. En el caso de Nuria, su trastorno se originó a raíz de una complicación en el quirófano mientras le estaban extirpando un tumor carotídeo, que le fue detectado en junio de 2021. Se trata de una masa que se aloja en la carótida y comparte con su padre y hermana debido a una mutación genética. Los cirujanos no pudieron extirpar el humor, por lo que tuvieron que cortarle la carótida de urgencia. Para salvar su vida, reemplazaron esta arteria por la vena safena de la pierna. Al despertar en la unidad de recuperación, se dio cuenta de que no podía hablar como antes. Tampoco podía pronunciar bien ciertas letras como la ‘r’, anécdota que cuenta con simpatía a sus seguidores cuando le piden que les explique cosas sobre el proceso. Además, nada más salir del quirófano, tan solo era capaz de emitir un hilo de voz, aunque poco a poco se ha ido recuperando en este aspecto. Una vez en planta, estuvo 48 horas sin comer y al ingerir alimentos líquidos como sopas, purés o incluso al beber agua, notó que se atragantaba, por lo que le realizaron la prueba de la disfagia y dio positivo. Ahora solo puede ingerir comida que tenga una textura similar al pudding, por lo que día tras día debe triturar sus alimentos y mezclarlos con polvos de espesar y agua hasta conseguir la textura correcta, y lo mismo para beber un vaso de agua. A pesar de la dureza de la situación, Nuria ha conseguido darle la vuelta y enfocarse en lo positivo de todo: que sigue viva y puede contar su historia. Ahora, se ha convertido en un ejemplo de superación para muchos jóvenes, que la admiran y respetan por su labor educativa, cercanía y cariño. Poco a poco, y con la ayuda de una logopeda que le ha colocado en la parte central de la garganta unas pequeñas bandas para evitar ahogarse de noche y poder descansar mejor, así como para ayudar al tragado de alimentos, va tachando de la lista algunas cosas que hasta hace poco no podía hacer, como, por ejemplo, tragar un pedazo minúsculo de plátano sin mayor problema. Esta joven valenciana estudia un Grado en Educación Primaria en Madrid y tiene todos los médicos en su ciudad natal, por lo que no sabe si podrá compaginar sus estudios con su lenta pero segura recuperación, aunque lo que sí está claro es que Nuria ha llegado a TikTok para quedarse, y que su meteórico ascenso es solo el principio.

Una joven conquista a sus seguidores al contar cómo es su día a día con disfagia

Una joven llamada Nuria Franco cuenta día a día su experiencia desde que sufre disfagia, un trastorno de la deglución, a raíz de una operación de garganta que salió mal. A sus 21 años, intenta hacer una vida lo más normal posible teniendo en cuenta su actual condición. Su positividad, energía y naturalidad le ha robado el corazón a todo el mundo en redes sociales. En su cuenta de TikTok, en la que ya acumula más de 350.000 seguidores desde que comenzase su actividad hace apenas un par de semanas, da visibilidad a la disfagia, un problema todavía muy desconocido que sufren aproximadamente dos millones de personas en España.

En el caso de Nuria, su trastorno se originó a raíz de una complicación en el quirófano mientras le estaban extirpando un tumor carotídeo, que le fue detectado en junio de 2021. Se trata de una masa que se aloja en la carótida y comparte con su padre y hermana debido a una mutación genética. Los cirujanos no pudieron extirpar el humor, por lo que tuvieron que cortarle la carótida de urgencia. Para salvar su vida, reemplazaron esta arteria por la vena safena de la pierna.

Al despertar en la unidad de recuperación, se dio cuenta de que no podía hablar como antes. Tampoco podía pronunciar bien ciertas letras como la ‘r’, anécdota que cuenta con simpatía a sus seguidores cuando le piden que les explique cosas sobre el proceso. Además, nada más salir del quirófano, tan solo era capaz de emitir un hilo de voz, aunque poco a poco se ha ido recuperando en este aspecto.

Una vez en planta, estuvo 48 horas sin comer y al ingerir alimentos líquidos como sopas, purés o incluso al beber agua, notó que se atragantaba, por lo que le realizaron la prueba de la disfagia y dio positivo. Ahora solo puede ingerir comida que tenga una textura similar al pudding, por lo que día tras día debe triturar sus alimentos y mezclarlos con polvos de espesar y agua hasta conseguir la textura correcta, y lo mismo para beber un vaso de agua.

A pesar de la dureza de la situación, Nuria ha conseguido darle la vuelta y enfocarse en lo positivo de todo: que sigue viva y puede contar su historia. Ahora, se ha convertido en un ejemplo de superación para muchos jóvenes, que la admiran y respetan por su labor educativa, cercanía y cariño. Poco a poco, y con la ayuda de una logopeda que le ha colocado en la parte central de la garganta unas pequeñas bandas para evitar ahogarse de noche y poder descansar mejor, así como para ayudar al tragado de alimentos, va tachando de la lista algunas cosas que hasta hace poco no podía hacer, como, por ejemplo, tragar un pedazo minúsculo de plátano sin mayor problema.

Esta joven valenciana estudia un Grado en Educación Primaria en Madrid y tiene todos los médicos en su ciudad natal, por lo que no sabe si podrá compaginar sus estudios con su lenta pero segura recuperación, aunque lo que sí está claro es que Nuria ha llegado a TikTok para quedarse, y que su meteórico ascenso es solo el principio.

KeywordS

anglicisms , observatory of anglicism usage , English lexical borrowings , P

Nuria, la joven tiktoker que se ha hecho viral por contar cómo es vivir con disfagia: Fascina a la gente

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba