Spain

Pruebas de antígenos de Covid-19, en Internet por menos de $400 pesos

Pruebas de antígenos de Covid

Las pruebas de antígenos de Covid-19 están disponibles en Amazon México en estos momentos por menos de $400 pesos. Una lista de las más populares y mejor valoradas de la plataforma, para que puedas elegir entre una de ellas.

Pruebas de antígenos de Covid

Un reciente estudio publicado en Estados Unidos y del que se ha hecho eco The Wall Street Journal asegura que al menos 500,000 trabajadores de aquel país se encuentran alejados del mercado laboral por culpa del Covid-19 y sus síntomas. No hay cifras para México, pero todo hace indicar que la situación no debe de ser muy diferente.

En esta fase de la pandemia no resulta nada fácil distinguir, cuando empiezas a sentirte mal, si se trata de un simple resfriado, una gripe o efectivamente es covid. Pero resulta vital saberlo si lo que quieres es tomar precauciones para proteger y no contagiar a las personas más cercanas a ti.

La forma más rápida y sencilla de salir de dudas es tomar una prueba de antígenos. Y, posiblemente, en estos momentos la manera más conveniente de hacerte con una buena provisión de ellas sea a través de internet.

Las pruebas de antígenos de Covid-19 están disponibles en Amazon México en estos momentos por menos de $400 pesos. Por eso, te presentamos a continuación una lista de las más populares y mejor valoradas de la plataforma, para que puedas elegir entre una de ellas.

Estas pruebas puedes hacerlas desde la comodidad de tu casa, siguiendo 5 pasos y los resultados tomarán de 15 a 30 minutos. Vale aclarar, el hisopado se hace a través de las fosas nasales.

Son en estos momentos las más vendidas y las mejor valoradas por los usuarios de Amazon en México. Este producto ha recibido una calificación media de 4,8 en la escala de 5 estrellas.

La mayoría de personas dicen que es fácil de usar y que toma muy poco tiempo en conocer los resultados.

CÓMPRALA por $398 pesos (20% de descuento) en Amazon.com.mx

Una de las características principales de estas pruebas es que cuentan con Código QR que puede ser escaneado para obtener un certificado digital por la aplicación NAVIFY Pass diseñada por la multinacional farmacéutica ROCHE.

La aplicación NAVIFY Pass sirve como una aplicación personal de COVID-19, lo que permite a los titulares almacenar, mostrar y compartir sus datos de salud relacionados con COVID-19, como los resultados de las pruebas y el estado de las vacunas.

CÓMPRALA por $845 pesos (16% de descuento) en Amazon.com.mx

Otra opción de la farmacéutica suiza Roche pero esta vez pensada para clientes que necesitan grandes cantidades de pruebas, ya que esta caja ofrece hasta 25 test.

Teniendo en cuenta el descuento actual del 13%, cada una de las 25 pruebas sale por $150 pesos, frente a los $169 pesos de la anterior opción de Roche, aunque todavía por encima de la oferta de Really Tech que sale a 80$ pesos cada una.

CÓMPRALA por $3,750 pesos (13% de descuento) en Amazon.com.mx

Según este artículo, “las pruebas rápidas y precisas son esenciales para contener un virus altamente contagioso como el SARS-CoV-2. Las pruebas de PCR son precisas pero pueden tardar mucho en producir resultados. Las pruebas de antígeno, el otro tipo principal de prueba de coronavirus, aunque son mucho más rápidas, son menos precisas.”

Cada prueba detecta partes diferentes del virus, por lo cual, es bueno corroborar los resultados haciendo también una prueba de PCR que tomará al menos 3 días para recibir los resultados por parte del laboratorio.

En todo caso, la prueba rápida de antígenos te dará un indicio si es necesario hacer un aislamiento y si los síntomas que tienes no son de Covid si no de gripe.

Según la Organización Mundial de la Salud, el contagio de Covid-19 se da por partículas que expulsamos al hablar, gritar o toser y este aditamento puede evitar hasta en un 95% la transmisión de éstas si se usa correctamente.

Los cubrebocas KF94 son una buen alternativa y también están en descuento en Amazon México.

CÓMPRALO (cubrebocas KF94 en oferta del 43% ) por $199 en Amazon.com.mx

Esta mascarilla o cubrebocas está autorizada por COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitario) es desechable, y tiene una filtración del 94% contra el polvo o líquido que nos llega cuando alguien habla y cuando nosotros mismos hablamos.

Además, contiene un filtro PM2.5 que es el que deja fuera virus, bacterias y gérmenes nocivos que se encuentran en el aire.

Yahoo se compromete a encontrar los mejores productos a los mejores precios. Podemos recibir una parte de las compras realizadas a través de los enlaces en esta página. Los precios y la disponibilidad están sujetos a cambios.

Remates de almacén, la sección desconocida de Amazon con los precios más bajos

La sección de Amazon donde deberías mirar antes de comprar cualquier cosa

Amazon tiene una página oculta con cupones descuento: así puedes aprovecharte

Trucos y consejos para comprar más barato en Amazon

Prueba de antígenos Covid en Puerto Vallarta disponible en Hospital CMQ

Una prueba de antígenos es la opción más conveniente y económica para detectar Covid-19. Conoce aquí sobre las pruebas rápidas en Puerto Vallarta.

Prueba de antígenos Covid en Puerto Vallarta disponible en Hospital CMQ

Las siguientes cinco pruebas de antígeno, son las únicas aceptadas, válidas y aprobadas por los aeropuertos y aerolíneas en México, para viajar a Estados Unidos.

El rango de precios mencionado se basa en costos promedio aproximados. Estos precios pueden no reflejar el costo real y actual de una prueba de antígeno en una ciudad especifica de México.

**Recomendamos que verifiques que el tipo de prueba de antígenos que escojas se encuentre en la lista mencionada anteriormente. Estas cinco pruebas son las únicas que están aprobadas en México.**

Realizar pruebas para la detección de la COVID

Esta nota analiza el papel de las pruebas para la detección del coronavirus (COVID-19) como parte de la estrategia para levantar las restricciones de confinamiento y prepararse para un posible nuevo brote de infecciones virales. Si se levantan todas las restricciones antes de que se desarrolle una vacuna o tratamientos eficaces, sin otras medidas para suprimir nuevos contagios, se espera que la tasa de contagio repunte rápidamente. Una supresión rápida de los contagios requeriría realizar pruebas de diagnóstico a una mayor cantidad de personas para identificar quién está contagiado, hacer un seguimiento para asegurarse de que la enfermedad no se propague más, y rastrear a las personas con las que han estado en contacto.

Realizar pruebas para la detección de la COVID

Las pruebas para detectar el COVID-19 se pueden dividir en dos categorías principales:

Pruebas de diagnóstico molecular, es decir, pruebas que detectarán la presencia del virus y

Pruebas serológicas, es decir, pruebas que detectarán la respuesta inmune al virus.

Dos tipos de pruebas diagnósticas son clave para abordar el #Coronavirus correctamente:

– Pruebas moleculares para ayudar a identificar a las personas contagiadas

– Pruebas serológicas que detectan a aquellos que ya han tenido la infección y desarrollaron anticuerpos

El RT-PCR es actualmente el único medio disponible para detectar la presencia del SARS-CoV-2, el agente viral responsable de la enfermedad COVID-19, en el organismo. Rastrea la presencia de material genético viral en una muestra del paciente. Las muestras se toman de lugares que pueden tener una alta concentración de virus, utilizando un hisopo para recoger muestras de la parte posterior de la nariz o la boca o a través de un lavado broncoalveolar para recoger muestras de las profundidades de los pulmones. La prueba RT-PCR implica secuencias de unión en el material genético que sólo se encuentran en el virus y copiando repetidamente todo lo demás. Este proceso se repite muchas veces, con una duplicación de la región de destino con cada ciclo. Se crea una señal fluorescente cuando se produce la amplificación, y una vez que la señal alcanza un umbral, el resultado de la prueba se considera positivo. Si no hay material genético viral, no se puede amplificar, lo que deriva en un resultado negativo (Hadaya, Schumm y Livingston, 2020[4]).

Esta técnica es generalmente muy sensible (es decir, capaz de detectar casos verdaderos positivos) y específica (es decir, capaz de evitar resultados falsos negativos). Si un RT-PCR es positivo, el resultado es más probable que sea correcto (el único caso de falso positivo podría ocurrir si una muestra no positiva está contaminada por material viral, durante el procesamiento de pruebas, por ejemplo). Los resultados falsos negativos también son posibles con RT-PCR, pero con mayor frecuencia son el resultado de un muestreo incorrecto del paciente (los hisopos no empujados lo suficientemente lejos en la nasofaringe de los pacientes, por ejemplo) (Patel et al., 2020[5]).

Las principales limitaciones relacionadas con RT-PCR tienen que ver con la logística. El procedimiento es intensivo en mano de obra y bastante largo (el procedimiento en sí suele durar un par de horas, pero toda la logística en torno al muestreo, el transporte y la comunicación de los resultados aumenta significativamente el tiempo que se tarda en obtener un resultado para un paciente: esto puede tardar hasta dos días en algunas circunstancias). Un problema particular es que la recolección de muestras depende de una gran cantidad de material (hisopos, reactivos) que están en escasez debido al aumento de la demanda mundial (véase Tabla 1). Se pueden utilizar varios tipos de reactivos para realizar RT-PCR para detectar la presencia del agente viral. Diferentes empresas producen estos reactivos, que a menudo se dirigen a diferentes secuencias del material genético viral. Sin embargo, independientemente del reactivo utilizado, el principio de un RT-PCR sigue siendo el mismo, así como las limitaciones asociadas a él.

Algunas empresas han desarrollado técnicas RT-PCR más rápidas que el procedimiento estándar y se pueden utilizar también en un punto de atención, como en un hospital, en lugar de enviarse a un laboratorio (véase el Recuadro 1).

Las pruebas rápidas de RT-PCR se pueden realizar en puntos de atención (servicio de urgencias, junto a la cama del paciente) en menos de 30 minutos, sin necesidad de un laboratorio. Las empresas que desarrollan estas pruebas optimizan la técnica RT-PCR estándar para acelerar la amplificación del material genético. La desventaja es que las pruebas tienen que ejecutarse en instrumentos propietarios, por lo que sólo están disponibles en lugares que han invertido en esos instrumentos (por el contrario, al RT-PCR estándar que se puede ejecutar en cualquier tipo de máquina PCR). El ejemplo más común de la utilización de estos dispositivos es la prueba rápida de gripe.

Sin embargo, las ganancias en velocidad se asocian a una cierta pérdida de precisión. Algunos estudios (Chartrand et al., 2012[6]; Chu et al., 2012[7]) informan que las pruebas rápidas de gripe tienen baja sensibilidad, lo que significa que se pierde una fracción sustancial de los pacientes positivos. Todavía no se ha establecido el rendimiento de estas pruebas con respecto a la COVID-19, pero un alto nivel de falsos negativos sería problemático en caso de que esta técnica comenzara a utilizarse más ampliamente como parte de las estrategias de realización de pruebas de los países.

Varias empresas ejecutan este tipo de pruebas. Hasta el 8 de abril de 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha emitido una Autorización de Uso de Emergencia (EUA)1 para dos pruebas rápidas de RT-PCR, la primera se llama Xpert Xpress SARS-CoV-2 de Cepheid y la segunda se llama ID Now COVID-19 de Abbott.

Un diagnóstico in vitro (IVD) disponible bajo un EUA no ha sido sometido al mismo tipo de revisión que un IVD aprobado o autorizado por la FDA. La FDA puede emitir un EUA cuando se cumplen ciertos criterios, que incluye que no hay alternativas adecuadas, aprobadas, disponibles y sobre la base de la totalidad de la evidencia científica disponible, es razonable creer que este IVD puede ser eficaz en la detección del virus que causa COVID-19.

Fuente: https://time.com/5812664/5-minute-coronavirus-test/; https://a16z.com/2020/04/02/coronavirus-tests/

Actualmente se están desarrollando otros medios para detectar material viral. Por ejemplo, la detección directa de antígenos virales es una técnica que tiene como objetivo detectar proteínas del virus, llamadas antígenos. Requiere la identificación y producción, en laboratorios, de anticuerpos específicos para los antígenos del virus, y su posterior inclusión en kits de pruebas. Una vez que están completamente desarrolladas, estas pruebas se pueden realizar utilizando hisopos similares a los utilizados actualmente en RT-PCR para recoger muestras de pacientes. Los anticuerpos del kit de pruebas atan los antígenos del virus de la muestra. Estas pruebas serían rápidas de ejecutar (a veces menos de 15 minutos) y podrían utilizarse en puntos de atención (sin necesidad de un laboratorio). Sin embargo, la complejidad de identificar y producir los anticuerpos necesarios para el kit significa que el desarrollo de las pruebas es largo y muy pocas de ellas se han desarrollado realmente y todavía requieren que se evalúe su rendimiento (hasta el 8 de abril de 2020, cinco pruebas de antígeno viral recibieron un marcado CE IVD1). Al igual que RT-PCR, la detección directa de antígenos virales también se utilizaría para detectar la presencia del virus en los pacientes, pero no daría ninguna información sobre si han tenido la enfermedad y se han recuperado.

Una vez que un paciente se ha recuperado, el virus se elimina del cuerpo de los pacientes y las pruebas moleculares ya no pueden saber si esa persona había sido infectada previamente. La manera de detectar en los pacientes un contagio previo es comprobando su estado inmunológico frente al virus. Saber quién ha tenido la enfermedad y qué proporción de la población tiene inmunidad son piezas claves de información para controlar la propagación de la enfermedad sin cuarentenas generalizadas.

El desarrollo de una respuesta de anticuerpos a la infección puede llevar algún tiempo y puede depender del paciente (es decir, variar según las características generales de la persona analizada, como su estado de salud y la exposición previa a agentes patógenos similares). En el caso del SARS-CoV-2, los primeros estudios sugieren que la mayoría de los pacientes se seroconvierten (es decir, comienzan a producir anticuerpos) entre 7 y 11 días después de la exposición al virus, aunque algunos pacientes pueden desarrollar anticuerpos antes (W-lfel et al., 2020[8]). Esto significa que, a diferencia de las pruebas moleculares, las pruebas serológicas no son adecuadas para identificar quién debe estar aislado para evitar la propagación de la enfermedad.

Las pruebas inmunológicas se pueden realizar mediante dos técnicas diferentes: ELISA (ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas) y ensayos inmunocromatográficos (también conocidos como pruebas de flujo lateral, como las utilizadas para la prueba de embarazo congénita) (ver Tabla 1). Ambas técnicas requieren una muestra de sangre y tienen como objetivo detectar anticuerpos (IgG e IgM) producidos por el sistema inmunitario de los pacientes en respuesta a un contagio por el SARS-CoV-2. Los tipos de pruebas en desarrollo corresponden principalmente a ensayos inmunocromatográficos y con frecuencia se denominan «pruebas rápidas». Por el momento, estas «pruebas rápidas» están reservadas para uso profesional, pero es posible que en algún momento sean vendidas al público en general para uso personal.

Es importante tener en cuenta que estas pruebas no han sido completamente desarrolladas para SARS-CoV-2 y su verdadero rendimiento clínico es en gran parte desconocido. Por lo tanto, una prueba negativa no descarta la posibilidad de que un individuo haya sido contagiado y viceversa. La interpretación de estas pruebas diagnósticas requiere una cantidad sustancial de análisis adicionales antes de que puedan considerarse listas para su utilización a gran escala. A pesar de esto, algunas autoridades reguladoras han cambiado recientemente su orientación para permitir el lanzamiento de pruebas sin aprobaciones, siempre y cuando no se utilicen como único diagnóstico.

Hasta el 8 de abril de 2020, sólo una prueba rápida serológica recibió una Autorización de Uso de Emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos2. Otros 64 fabricantes han notificado a la agencia que han validado pruebas similares y pueden comercializarlas en un futuro próximo. La FDA no se opondrá a la entrada en el mercado de estas pruebas3, sino que solo revisará las pruebas ofrecidas si las empresas solicitan una Autorización de Uso de Emergencia. En Europa, 86 pruebas serológicas rápidas recibieron un marcado CE IVD, por lo que en teoría se pueden vender para su uso. Sin embargo, el marcado CE IVD no significa necesariamente que dichos productos estén inmediatamente disponibles para su compra en el mercado de la UE, ya que el fabricante puede decidir comercializarlos en países fuera de la UE o puede no haber distribuidores que vendan estos dispositivos en todos los Estados miembros (Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, 2020[9]).

Pruebas de diagnóstico moleculares

Pruebas serológicas

Objetivo de la prueba

Detección del virus en el organismo

Detección de la respuesta inmune ante el virus

Técnica

RT-PCR

Detección directa del antígeno SARS-CoV-2 (aún en desarrollo)

Pruebas ELISA

Ensayos inmunocromatográficos (pruebas rápidas)

¿Qué se busca?

Busca la presencia del material genético (ARN) en la muestra tomada del paciente (usualmente un hisopo nasofaríngeo).

Busca la presencia de antígenos virales en una muestra tomada del paciente.

Busca la presencia de una respuesta inmune (anticuerpos) contra el virus en la sangre del paciente.

¿Qué significa una prueba positiva?

El virus está presente en el paciente.

El paciente ha sido expuesto al virus y está recuperándose o ya se ha recuperado.

¿Para qué se usa esta prueba?

Para saber si el paciente está actualmente contagiado con el SARS-CoV-2.

Para saber si el paciente ha sido expuesto al SARS-CoV-2 y está, por tanto, protegido contra nuevas infecciones (y puede que ya no transmita la enfermedad).

– Si se realiza correctamente, la técnica es muy sensible y específica;

– EL RT-PCR rápido puede ser usado en puntos de atención.

– Simple;

– Rápido;

– Puede ser usado en puntos de atención.

– Más preciso que los ensayos inmunocromatográficos

– Brinda información cuantitativa (concentración de anticuerpos).

– Necesita menos recursos que las pruebas ELISA;

– Puede ser usada en puntos de atención una vez que la técnica haya sido plenamente validada (podría ser vendida al público).

Contras

– Uso intensivo de mano de obra;

– La mayor parte de las pruebas requiere ser procesada en un laboratorio;

– Riesgo de falsos negativos (principalmente mal muestreo);

– No todos los laboratorios pueden procesar RT-PCR (necesitan mecanismos específicos y autorizaciones especiales para manejar materiales peligrosos);

– Posible escasez de hisopos y reactivos.

– Desarrollo complejo.

– Falsos negativos posibles (si se desarrollan muy temprano en el proceso de infección dado que los anticuerpos no se han producido todavía);

– Falsos positivos posibles (interactúan con otras patologías).

– Requieren ser desarrollados en un laboratorio;

– Necesita muchos recursos (1 a 5 horas);

– Los kits que han sido producidos no han sido probados todavía;

– Posible escasez de reactivos.

– Brindan sólo información cualitativa (presencia o no de anticuerpos);

– Los kits que han sido producidos no han sido probados todavía;

– Posible escasez de reactivos.

Pruebas de antígenos de Covid-19, en Internet por menos de $400 pesos

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba