Noticias

Qué se debe revisar en el coche (por poco dinero) en primavera

Qué visitar en Suiza en una semana sin dejarte un ojo de la cara

Paisajes idílicos de montaña y ciudades encantadoras. Todos los detalles de mi ruta por el país, lo mejor que visitar en Suiza en una semana.

Qué visitar en Suiza en una semana sin dejarte un ojo de la cara

¿Quién no ha soñado con descubrir los increíbles paisajes montañosos de Suiza? ¿O sentirse dentro de un cuento de hadas en alguna de sus ciudades más encantadoras? Pues no lo sueñes, lo puedes convertir en realidad. Hoy os voy a desgranar todos los detalles de mi ruta, lo mejor que visitar en Suiza en una semana. Y un montón de consejos para que el presupuesto no se dispare por los aires.

Antes de entrar en materia, tengo que avisarte que en una sola semana hay que descartar un montón de lugares alucinantes que también merece la pena visitar y es que, a pesar de ser un país relativamente pequeño, tiene mucha miga. Para que te hagas una idea de su diversidad, su territorio está dividido en 26 cantones y cuenta con 4 idiomas oficiales: francés, alemán, italiano y romanche.

Ahra sí que sí, nos vamos de ruta por Suiza ¿me acompañas?

Contenido

A continuación, voy a detallaros el itinerario completo día por día, las distancias recorridas, y las visitas y lugares que más me gustaron. Esta ruta por Suiza en una semana es perfecta para aquellos que quieren descubrir lo mejor de sus paisajes y las ciudades más representativas del país.

La elección de todos los hoteles recomendados está basada en el precio y en su localización. Son los hoteles más económicos que encontré y a poca distancia a pie del centro de las ciudades. Exceptuando el alojamiento de Interlaken que es muy especial.

El primer día fue súper intenso. Una manera inmejorable de comenzar mi relación con este precioso país. Mi avión aterrizaba por la mañana en el aeropuerto de Ginebra, así que no perdí ni un minuto en coger el coche de alquiler y comenzar la ruta.

La primera parada me llevo a uno de los castillos más bonitos de Suiza: el Castillo de Chillon. A orillas del idílico lago Lemán y rodeado de montañas, esta construcción defensiva del siglo XIII es espectacular tanto en su exterior como en el interior. Una visita muy recomendable en la que vale la pena desembolsar la tarifa de entrada.

Continuamos la ruta hasta nuestro siguiente destino, la ciudad medieval de Friburgo. Una localidad encantadora para callejear y alucinar con alguno de sus principales atractivos como la Catedral de San Nicolás, sus fuentes medievales, las vistazas desde la estación superior del funicular o las casitas entramadas del barrio de Auge.

Ya de noche, volvemos a la carretera para hacer noche en la capital de Suiza, Berna. Toca descansar porque al día siguiente tenemos una agenda de visitas muy apretada.

Es momento de conocer la capital de Suiza. Había oido hablar muy bien de Berna y no me decepcionó. Su centro histórico medieval desprende encanto por sus cuatro costados. Los monumentos más representativos son la Torre del Reloj, el Parlamento de Berna, la Catedral y, por supuesto, las fuentes decorativas. Esta ciudad es una belleza y, más allá de sus monumentos, merece la pena callejearla hasta el último rincón. Imprescindible también pasear por el parque de Rosengarten y disfrutar de las mejores vistas panorámicas.

Toca despedirse de Berna y acercamos a las grandes montañas. Ya se empieza a notar el gran cambio en los paisajes. La siguiente parada es en la ciudad de Thun. Una preciosa localidad a orillas del lago homónimo. No tardarás mucho en recorrer todas sus callejuelas, visitar su bonito castillo y alucinar con las vistas. Sí, ya estamos a los pies de Los Alpes, es innegable.

Con el día tocando a su fin, toca conducir hasta Interlaken para descansar. Esta ciudad se encuentra entre los lagos de Thun y de Brienz, y es el punto de entrada ideal a la Cordillera de Los Alpes. Los siguientes días van a ser increíbles e Interlaken es una ciudad estupenda para tomarla como campamento base. Y lo haremos en un lugar muy diferente. The Tent Village, un alojamiento barato y con encanto. Casi podemos tocar las montañas.

Si me sigues desde hace un tiempo, sabrás que siempre recomiendo viajar con seguro de viaje. También a los países con coberturas de la Tarjeta Sanitaria Europea desde que descubrí su funcionamiento real. Teniendo en cuenta los tiempos que corren, mi recomendación es la misma.

Un seguro de viaje para Suiza es muy barato (unos 30 euros por semana) y nos puede salvar de un buen susto. De hecho, la propia embajada española en Suiza recomienda su contratación debido al alto coste de los gastos médicos en Suiza.

Asi que lo dicho, contrates con la compañía que contrates, siempre con seguro de viaje en el bolsillo. Y, si estás buscando alguna oferta, te puedo ofrecer un 7% de descuento directo en la contratación de Chapka Seguros.

SEGURO CHAPKA CON UN 7% DE DESCUENTO DIRECTO

Estos días eran los más esperados del viaje. Tenía unas ganas tremendas de explorar los Alpes suizos y no perdí ni un segundo. Fueron jornadas súper intensas de carretera, de rutas de senderismo, de pueblecitos encantadores, de miradores, de teleféricos y de alucinar con los paisajes de esta zona, lagos, cascadas, cañones… En fin, naturaleza en estado puro. Os voy a hacer un pequeño resumen de los mejores lugares para visitar haciendo base en Interlaken.

Valle de Grindelwald y Lauterbrunnen. A muy poca distancia de Interlaken tenemos dos valles de visita imprescindible. Son ideales. Unos paisajes tan idílicos como te los imaginabas y mucho más. En Lauterbrunnen de los puntos más visitados son las cascadas Trummelbach y en Grindelwald el propio pueblo ya es un espectáculo en sí mismo.

Subida al Schilthorn y Murren. Dudaba entre subir al pico Schilthorn o al Jungfraujoch. Ambos tienen acceso en teleférico y con precios que quitan el hipo. Al final opté por subir al Schilthorn por ser un pelín más barato, permitirme hacer uno de los tramos a pie y conocer de paso el precioso pueblo de Murren.

Glaciar Aletsch y carretera de los 3 puertos. Sin duda, la excursión que más me gustó por la zona y también la más cansada. Fueron muchos kilómetros por carretera y de incontables curvas para coronar tres puertos de montaña: Grimselpass, Furkapass y Sustenpass. Además, hice un pequeño desvío para visitar el glaciar Aletsch, el más grande Europa. Tenéis toda la información aquí: Glaciar Aletsch y carretera de los 3 puertos en Suiza.

Recorrer los lagos Thun y Brienz. Ambos lagos son bellísimos, se pueden recorrer por carretera y te encontrarás con rincones tan encantadores como el castillo de Oberhofen, la pequeña aldea de Brienz, Spiez y un montón de lugares donde simplemente poder sentarte y observar el panorama.

Garganta del río Aare. Seguramente la conoceréis mejor como Aareschlucht, un angosto desfiladero de aguas de color turquesa y un sendero realmente sencillo para recorrer en familia.

Valle de Rosenlauital. Una auténtica belleza y, sin embargo, uno de los lugares menos visitados de esta zona. Glaciares, ríos, cascadas, gargantas… Ya sabes, en Suiza todo es a lo grande y este valle nos lo demuestra una vez más.

Os aconsejo madrugar mucho cada día. Son muchas visitas y todas merecen la pena. Os aseguro que sólo 3 días en Los Alpes os van a saber a poco así que toca aprovecharlos al máximo.

Otra de las ciudades más bonitas que visitar en Suiza, en concreto mi favorita. La verdad es que me sorprendió gratamente. El día amaneció lluvioso pero el encanto de Lucerna lo tiñó todo de mil colores. Desde el mismo momento que te acercas al centro histórico a través del puente de Kapellbrücke, ya sabes que esta ciudad es muy especial.

Tan especial como los frescos de sus fachadas, la preciosa Plaza Weinmarkt, el Ayuntamiento, la escultura del león de Lucerna, las murallas y otro de sus increíbles puentes, el puente Spreuer. Vamos, que aquí es imposible aburrirse. Hay muchísimas cosas que ver.

En Lucerna, además de visitar el centro histórico de la ciudad, tienes un montón de actividades muy chulas a tu alcance. Una de las más famosas son los paseos en barco por el llamado lago de los Cuatro Cantones o simplemente Lago Lucerna. Los barcos salen desde el mismo puerto de la ciudad, muy cerca del centro. Yo la hice y, aunque el día estaba un poco gris, me gustó un montón. Otra excursión recomendadísima es la subida al Monte Pilatos en teleférico.

Cambio de tercio por completo. Basilea no tiene nada que ver a todo lo que has visto hasta ahora. Esta ciudad está situada en la encrucijada de tres países, Suiza, Francia y Alemania. Puedes ir a comprar a Alemania, dar un paseo por Francia y tomarte una cerveza en Suiza todo en el mismo día. Puede que no sea tan espectacular como Lucerna o Berna, pero es innegable que tiene un encanto muy especial.

Dominada por el majestuoso río Rin, esta ciudad es mucho más que una ciudad industrial. Es el paraíso para amantes de los museos y del arte. Un lugar donde deleitarse con callejuelas repletas de cafeterías, con la arquitectura tradicional del barrio Altstadt o con monumentos tan chulos como la Catedral o el brillo de la fachada del Ayuntamiento.

Si tu visita coincide con los meses de verano, imprescindible disfrutar del buen ambiente que se concentra en las orillas del río Rin. Es casi como una playa de interior. Un lugar donde también se reúne la gente local para tomarse algo después del trabajo o lo fines de semana.

No quería terminar mi ruta por Suiza sin conocer el pueblo con más encantador del país. Gruyeres te sonará por el famoso queso ¿verdad?. Pues resulta que este pueblecito medieval es uno de los más bonitos y auténticos del país.

Todo aquí parece sacado de un cuento de princesas. Desde su castillo, pasando por todas las callejuelas medievales, la impresionante plaza central y, sobre todo, la arquitectura popular de sus casitas. Y, aunque no te llevará demasiado tiempo recorrer el pueblo en su totalidad, lo que te va a costar es marcharte de allí.

¿Se le puede pedir mejor final al viaje?. Imposible. Con mucha pena, toca volver al aeropuerto de Ginebra, devolver el coche de alquiler y abandonar el país. ¡Qué bonita eres Suiza! Volveremos a vernos seguro 😉 .

Ya sabemos cuáles son los mejores lugares que visitar en Suiza en una semana. Ahora toca abordar los datos más prácticos del viaje. Cómo llegar y cómo moverse de la manera más económica por el país.

Al contrario que en otros países cuya mejor vía de entrada suele encontrarse en la capital, Suiza cuentas con varias opciones. Los vuelos más económicos suelen aterrizar en los aeropuertos de Ginebra, Basilea o Zurich. Sólo tienes que buscar qué opción te sale más barata en Skyscanner y a por ella.

Con muy poquita antelación, encontré un vuelo realmente económico (100 euros ida y vuelta) desde Madrid a Ginebra para el mes de julio. No tenía ninguna intención de visitar Ginebra, pero en Suiza las distancias por carretera son asumibles, así que me daba igual en qué ciudad aterrizar.

Casi siempre suelo optar por alquilar un coche. Me parece la forma más cómoda para realizar ese tipo de viajes en los que, cada día, realizas numerosas paradas por el camino. Al final todo depende de qué viaje quieras hacer. Cada persona es un mundo y, en los viajes, lo mejor es hacer aquello con lo que nos sintamos cómodos.

Si lo que te apetece es visitar las ciudades más bonitas como Berna, Lucerna, Basilea o Interlaken, lo mejor será que valores el transporte público. En Suiza, la mejor es opción es el tren. Este servicio funciona como un reloj y te puede llevar casi a cualquier lugar. Para abaratar costes hay una serie de bonos que te permiten coger transportes ilimitados (tren, autobús y barco) durante un periodo de tiempo determinado. Te aconsejo consultar más información en MySwitzerland.com.

Si por el contrario, estás interesado en visitar los Alpes e ir conociendo la zona a tu aire, no te quedará más remedio que reservar un coche de alquiler. En su momento, cacé una buena oferta en el aeropuerto de Ginebra, pero he vuelto a consultar precios y veo que están bastante caros. Te aconsejo que consultes múltiples webs y compañías de alquiler. Yo suelo alquilar casi siempre a través del buscador de Auto Europe porque tiene mejores ofertas que las webs de las propias empresas de alquiler. Pero, si no encuentras un buen precio, mejor sigue buscando y compara.

En Suiza las carreteras están en buenas condiciones y existen muchas autopistas de pago. No te preocupes, los coches de alquiler llevan incluido una pequeña pegatina llamada Vignette. Ésta te permitirá utilizar gratis todas las autopistas del país. Ojo, si vas en tu propio coche tendrás que comprarla cuanto antes si no quieres que te metan una multa altísima.

Viajar a Suiza es caro, muy muy caro. Los gastos cotidianos como entradas a monumentos, transportes, alojamientos o restaurantes subirán tu presupuesto diario a cantidades que quizás no pretendías desembolsar. Por ello, es mejor ir prevenido y ahorrar el máximo posible con estos consejos.

Aviso a navegantes. Debes decidir con anterioridad qué sitios te apetece muchísimo ver y cuáles son prescindibles. Hay muchos lugares naturales, como las cascadas de Trummelbach o la garganta de Aareschlucht, en los que hay pagar por entrar  y no son precisamente baratos. Por ello y para no dejarnos un ojo de la cara, lo mejor es decidirlo antes.

Eso por no hablar de los precios de los teleféricos o funiculares que son completamente prohibitivos. Yo los utilicé en dos ocasiones, el que me llevó al pico Schilthorn y el del glaciar Aletsch. Entre los dos, a día de hoy, te vas a dejar más de 150 euros por persona. Así que imagínate. Los Alpes suizos son una maravilla en sí mismos. Te aseguro que no hace falta desembolsar un montón de dinero para disfrutarlos.

Este es el consejo que me hubiese gustado recibir antes de viajar a Suiza. Pero no, no iba avisada y pagué las consecuencias. Lo ideal es facturar en la mochila algo de comida para tirar de ella en algunas ocasiones. Sobre todo, durante tu visita a los Alpes. Hacer 4 o 5 comidas de esta manera va a rebajar sustancialmente el presupuesto total. Lo mejor es llevar embutido al vacío, conservas y comida precocinada.

Para que te hagas una idea, en una pizzería cualquiera, de las más normalitas, la pizza mediana más barata no bajaba de 25 euros. O un simple sandwich mixto por 10 euros. Si ya nos vamos a comida típica local los precios se disparan. Date algún capricho durante el viaje, pero hazme caso y llévate algo de comida en la mochila.

Nunca pensé que diría esto en público pero hay ciertas cosas de Suiza que no alcanzo a comprender. Una de ellas es que existan aparcamientos con hora azul en lugares perdidos de la mano de dios. Y me refiero a lugares realmente aislados.

Vas conduciendo por una carretera preciosa, te encuentras con una cascada, ves un apartadero y…¡sorpresa! El parking es de pago. ¿En serio? ¿Qué sentido tiene a parte de recaudar? Sinceramente, creo que es un abuso y que no vale la pena pagarlo. Nunca vi a ningún revisor en este tipo de aparcamientos. Por supuesto, esto ya es una opinión muy personal y no me hago responsable de las consecuencias… 😉

Y colorín colorado, este viaje se ha acabado. ¿Qué te ha parecido mi ruta por Suiza en una semana? ¿cambiarías algo? ¿te has quedado con dudas?. Como siempre, tienes abierta la sección de comentarios para expresar todas tus dudas y opiniones sobre los mejores lugares que visitar en Suiza.

17 Opiniones Reales del Casa Primavera

Consulta 17 opiniones auténticas de clientes reales del Casa Primavera en Costa del Silencio, puntuado con un 8.1 sobre 10 por los clientes de Booking.com.

17 Opiniones Reales del Casa Primavera

Huéspedes reales. Estancias reales. Opiniones reales.

Solo las personas que reservaron a través de Booking.com y se hospedaron pueden escribir un comentario sobre ese alojamiento. Así sabemos que los comentarios son de personas reales, como tú. ¿Quién mejor para hablarnos sobre el desayuno gratis, la amabilidad del personal y la tranquilidad de la habitación que quien se alojó ahí?

Queremos que nos cuentes tu experiencia, tanto lo bueno como lo malo. Solo te pedimos que sigas unas pautas muy sencillas.

Creemos que los comentarios de nuestros huéspedes y las respuestas de los alojamientos a esos comentarios proporcionarán una gran variedad de opiniones y experiencias, fundamentales para ayudar a otros viajeros a tomar una decisión informada sobre dónde alojarse.

Las aportaciones a Booking.com son un reflejo de la dedicación de nuestros huéspedes y alojamientos, y como tal, merecen el máximo respeto.

Publicamos los comentarios completos lo más rápido posible, ya sean positivos o negativos, después de revisarlos para asegurarnos de que cumplan con las normas de Booking.com. Además, garantizamos transparencia en cuanto al proceso de publicación del contenido.

Una vez se ha enviado un comentario, puedes modificarlo poniéndote en contacto con el servicio de atención al cliente de Booking.com.

Estas pautas y normas son aplicables a todo el contenido generado por los usuarios, así como a las respuestas de los alojamientos a ese contenido.

Queremos que los comentarios hablen por sí mismos, y no seremos nosotros los que decidamos qué es verdad y qué no lo es. Booking.com se limitará a distribuir las opiniones de los huéspedes y los alojamientos.

El objetivo de estas pautas y normas es que el contenido de Booking.com siga siendo relevante y para todo público, sin limitar la libertad de expresar opiniones fuertes. Las pautas y normas son aplicables sin importar la emotividad del comentario.

Las aportaciones de contenido deben estar relacionadas con los viajes. El contenido detallado es el más útil y el que ayuda a otros a tomar mejores decisiones. Por favor, no incluyas comentarios personales, políticos, éticos o religiosos. El contenido publicitario será eliminado y los problemas relacionados con los servicios de Booking.com deben reenviarse a nuestros equipos de atención al cliente o al alojamiento.

Las aportaciones de contenido deben ser adecuadas para todo público. No uses lenguaje vulgar o insultos en ningún idioma. Los comentarios y otro contenido que incluyan expresiones de odio, comentarios discriminatorios, amenazas, contenido sexual, violencia o que fomenten cualquier actividad ilegal no están permitidos.

Todo el contenido tiene que ser auténtico y único para el huésped. Los comentarios son más útiles cuando son originales e imparciales. Tus aportaciones tienen que ser tuyas. Los alojamientos que colaboran con Booking.com no pueden publicar comentarios en nombre de sus huéspedes y no pueden ofrecer ningún incentivo al huésped a cambio de un comentario. No toleraremos ningún intento de disminuir la puntuación de un competidor enviando un comentario negativo sobre su propiedad.

Respeta la privacidad de los demás. Booking.com intentará ocultar direcciones de correo electrónico, números de teléfono, direcciones de páginas web, cuentas de redes sociales y otros datos similares.

Las aportaciones de contenido reflejan las opiniones de los huéspedes y alojamientos de Booking.com, no las de Booking.com. Booking.com no se hace responsable de ningún comentario ni de las respuestas a esos comentarios. Booking.com es un mero distribuidor (sin ninguna obligación a verificar), no un editor o creador de estos comentarios y sus respuestas.

Por default, los comentarios están ordenados por fecha y por otros criterios para mostrar los comentarios más relevantes, como tu idioma, los que incluyen texto y los que no son anónimos. También puede haber otras opciones para ordenar disponibles (por tipo de viajero, por puntuación, etc.).

Mostrando1 – 3

Escrito en 22 de octubre de 2019

Irene

La ubicación es bastante aislada en un sitio muy abandonado y que no da mucha confianza.El sofá es muy muy incómodo y además la lavadora estaba rota, pedimos solución y nos dijeron que nos llamaría un técnico pero nunca lo hicieron. Cuando reclamamos posteriormente este hecho dijeron que no nos compensaban porque el técnico se había intentado poner en contacto con nosotros y el móvil no estaba disponible cosa que es totalmente falsa ya que llevábamos el móvil y además estábamos atentos por si recibíamos esa llamada y nunca la hicieron.Quedamos bastante decepcionados con el servicio.No lo recomiendo

La piscina

Estancia durante Octubre 2019

Escrito en 27 de octubre de 2018

Juan

El sofá cama ( ni sofá, ni cama) muy muy muy incomodo. No tiene wifi ni TV española, solo se podía ver un canal en inglés. La terraza una de las tumbonas está rota. Cambiando el sofá, colocando una antena y mejorando la terraza ( una mesa con unas sillas ) para comer fuera , sería perfecto.

La ubicación, zona tranquila y la piscina para los niños perfecta. Buen anfitrión y buen colaborador.

Estancia durante Octubre 2018

Mostrando1 – 3

referencia:
viajeros30.com
www.booking.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba