Noticias

Fotogalería: Renault Arkana E-tech híbrido 2021

Renault Arkana, caratteristiche nuovo SUV Coupè ibrido

Renault Arkana, caratteristiche, prezzi, quando arriva il nuovo SUV Coupè ibrido full hybrid E-Tech e micro ibrido a 12 V.

Renault Arkana, caratteristiche nuovo SUV Coupè ibrido

Nel primo semestre del 2021 arriva in Europa ed in Italia il nuovo Renault Arkana, SUV Coupé inizialmente sviluppato per i mercati asiatici e per la Russia, dove è commercializzata già dal 2019. Il nuovo modello perciò arriverà anche in Italia nella sua versione ibrida E-Tech e allestimento sportivo R.S. Line.

Nuovo Renault Arkana è sviluppato sulla piattaforma Cmf-B e prevede motori elettrificati ibridi benzina. Per quanto riguarda le dimensioni è lunga 4,56 metri, con un passo di 2,72 metri ed un’altezza libera dal suolo (199 mm).

La calandra di nuovo Arkana, al cui centro campeggia il logo Renault ingrandito, è circondata da una linea cromata che, insieme agli altri inserti decorativi, gli dà eleganza e raffinatezza. Nella parte inferiore, il paraurti anteriore accentua la dinamicità del design mentre lo ski di protezione dà un’impressione di robustezza.

I fari Full LED integrano la firma luminosa C-Shape. Anche al posteriore, si ritrova la firma luminosa C-Shape, accompagnata da una fascia che si estende per tutta la larghezza del portellone.

Al lancio sono disponibili sei tinte di carrozzeria: Bianco Perla, Nero Ossidiana, Grigio Grafite, Blu Zanzibar, Rosso Passion e Orange Valencia (solo per la versione R.S. Line). Il tetto nero è in opzione. I cerchi sono da 18″.

Nuovo Renault Arkana è disponibile nella versione R.S. Line firmata Renault Sport, che si caratterizza dalla tinta Orange Valencia, specifica di questa versione, e dall’atmosfera “black”, caratterizzata dalle modanature nere laccate o metallizzate scure sulla carrozzeria, tra cui la lama aerodinamica che trae ispirazione dal mondo della Formula 1.

Il paraurti è specifico, così come i cerchi “Silverstone” dagli inserti rossi. Il badge R.S. Line spicca sul rivestimento del parafango mentre, al posteriore, la versione R.S. Line è dotata di doppio scarico cromato e di ski posteriori metallizzati scuro.

Il pack Tinte in opzione prevede gli ski anteriori e posteriori e la modanatura inferiore di protezione delle porte che riprendono lo stesso tono della carrozzeria, con il tetto nero e lo spoiler aggiuntivo nero lucido.

Nell’abitacolo, la versione R.S. Line presenta interni dedicati, con un rivestimento dal look carbonio su plancia e porte, un profilo rosso che attraversa tutta la plancia e il cielo nero. Il volante in pelle traforata e le sellerie miste pelle-pelle scamosciata sono impreziositi da impunture rosse, eleganti e sportive, che si trovano anche sui pannelli delle porte.

Le cinture di sicurezza sono caratterizzate da una striscia rossa. Lo stile sportivo prevede anche i badge R.S. Line, la pedaliera in alluminio e la leva del cambio di tipo “e-shifter” (con la motorizzazione E-TECH Hybrid).

Dentro l’abitacolo ha lo spazio per una famiglia, sia per l’abitabilità che per il volume di carico. Nuovo Arkana presenta un cruscotto con display digitale. Lo schermo a colori misura 4,2”, 7” o 10,2” a seconda delle versioni, consente di personalizzare l’esperienza di guida in modo molto intuitivo.

Per l’infotainment abbiamo un grande touchscreen verticale da 9,3” sugli allestimenti top di gamma, altrimenti lo schermo è da 7″ e posto in posizione orizzontale.

La consolle centrale include un ampio spazio che comprende la ricarica a induzione per smartphone e vani portaoggetti laterali, tra cui una rete sul lato passeggero. Include anche un freno di stazionamento elettrico, dotato di funzione “Auto Hold”.

Nella versione E-Tech Hybrid, la leva del cambio è disponibile nella versione e-shifter (senza cavo meccanico). Oltre al vano per la ricarica a induzione sulla consolle a bordo ci sono anche quattro prese USB (2 all’anteriore e 2 al posteriore) per la connettività e la ricarica degli apparecchi elettronici. Nelle tasche delle porte può essere alloggiata anche una bottiglia da 1,5 litri.

Per quanto lo spazio a bordo nell’abitacolo del nuovo Arkana i passeggeri posteriori hanno a diposizione 211 mm per le ginocchia. A livello di bagagliaio abbiamo un volume di carico pari a 518 litri (480 litri nella versione E-TECH Hybrid), con kit di riparazione.

Arkana è anche dotato di un pianale amovibile, da posizionare in funzione delle esigenze: in basso per sfruttare al massimo il volume di carico o in alto per caricare più facilmente gli oggetti pesanti. In questa configurazione, è possibile anche ottenere un pianale piatto, dopo aver ripiegato lo schienale della panchetta posteriore 2/3-1/3.

Dal punto di vista tecnico il nuovo Renault Arkana prevede solo motori ibridi, con una gamma che prevede la motorizzazione E-Tech Full Hybrid da 145 CV e le motorizzazioni 1.3 TCe 140 e TCe 160 con sistema micro-ibrido a 12V, abbinate al cambio automatico Edc. La motorizzazione “full hybrid” è uguale a quella già montata su Clio E-Tech Hybrid.

La motorizzazione E-Tech Hybrid 145 cv è composta da un motore termico 4 cilindri benzina 1.6 da 69 kW (94 cv) ed è affiancato da due motori elettrici: un “e-motor”(36 kW) e uno starter ad alta tensione di tipo HSG (High-Voltage Starter Generator) da 15 kW.

Il tutto funziona grazie a un’innovativa trasmissione multi-mode con innesto a denti priva di frizione. Con la batteria agli ioni di litio da 1,2 kWh (230V) situata nel bagagliaio, la motorizzazione E-Tech Hybrid prevede fino all’80% del tempo di guida urbana in modalità full electric, con conseguente riduzione dei consumi del 40% in città rispetto ai motori termici tradizionali.

Il consumo misto dichiarato infatti è di 4,9 l/100 km, mentre le emissioni di CO2 sono pari a 111 g/km (valori WLTP). Come nei veicoli elettrici, la batteria si rigenera in fase di decelerazione e frenata. La ricarica è possibile anche tramite il motore termico utilizzando il surplus di potenza termica non utilizzata per far avanzare l’auto, quando gira al suo regime ottimale.

La motorizzazione E-Tech Hybrid da 145 cv è disponibile in tutte le versioni, compreso l’allestimento R.S. Line.

Nuovo Arkana è disponibile in tutti gli allestimenti anche nella versione micro-ibrida basata sulla motorizzazione turbo benzina 4 cilindri a iniezione diretta 1.3 TCe. La micro-ibridazione si ottiene aggiungendo un alternatore-starter accoppiato a una batteria agli ioni di litio da 12V posizionata sotto il sedile passeggero.

Associata a una trasmissione automatica a doppia frizione EDC a 7 rapporti, è proposta in due versioni: 140 cv (al lancio) e 160 cv (a partire dal quarto trimestre 2021).

Nella versione micro-ibrida TCe 140, Arkana ha una coppia di 260 Nm disponibile da 1.750 a 3.500 giri/min. Il consumo nel misto è pari a 5,8 l/100 km mentre le emissioni di CO2 sono uguali a 131 g/km (valori WLTP).

Sul fronte dell’infotainment grazie all’ecosistema Renault Easy Connect Arkana può contare su un mondo connesso che associa diversi servizi accessibili tramite l’App mobile MY Renault e il nuovo sistema multimediale Renault Easy Link.

Quest’ultimo dispone di connettività permanente 4G e di servizi arricchiti grazie a partner come Google (ricerca degli indirizzi) e TomTom (Infotraffico).

Dalla gestione del veicolo da remoto alle informazioni sul traffico in tempo reale, passando per la navigazione door-to-door con l’invio del percorso al veicolo, la localizzazione dell’auto e, a breve, sarà disponibile anche il controllo da remoto delle porte. Inoltre grazie alla tecnologia “Over The Air” (OTA), il sistema multimediale Renault Easy Link e le mappe memorizzate a bordo vengono automaticamente e regolarmente aggiornate.

La dotazione di sistemi ADAS di aiuto alla guida del nuovo Renault Arkana, sono riuniti sotto il nome Easy Drive.

I sistemi tecnologici a bordo sono: Highway and Traffic Jam Companion (guida autonoma livello 2), Adaptive Cruise Control, commutatore automatico degli abbaglianti, frenata d’emergenza attiva con riconoscimento di pedoni e ciclisti, sensore di angolo morto, riconoscimento della segnaletica stradale con alert di eccesso di velocità, alert di superamento della linea di carreggiata e assistenza al mantenimento nella corsia, telecamera a 360°, sistema di rilevamento attivo dei veicoli in arrivo, assistenza al parcheggio e Easy Park Assist.

La dotazione ADAS a bordo hanno permesso al nuovo Arkana di conquistare le ambite 5 stelle nei severi crash-test Euro NCAP.

La gamma del nuovo Renault Arkana prevede due allestimenti: Intens e R.S. Line. I prezzi partono da 30.350 euro. Gli ordini di Arkana aprono in Italia il 22 marzo 2021.

👉 Listino prezzi RENAULT 👉 Annunci usato RENAULT

💥 Avviso: per restare aggiornato e ricevere le ultime news sulla tua mail iscriviti alla newsletter automatica di Newsauto QUI.👉 Cosa ne pensi? Fai un salto sul FORUM!

Prueba Renault Arkana híbrido RS Line E

Prueba del Renault Arkana en su versión híbrida 145 CV. Diseño, espacio, maletero, técnica, comportamiento, consumos, equipamientos y precios

Prueba Renault Arkana híbrido RS Line E

Prueba Renault Arkana

El segmento de los SUV y todo camino sigue mostrándose muy fuerte, pero lo cierto es que va mutando. Cuando la categoría estalló, como en la primera generación del Qashqai y toda la competencia que se unió poco después, los coches eran más altos, blandos de suspensiones y con carrocería muy al estilo todo terreno. Poco tienen que ver aquellos primeros modelos con coches como el nuevo Renault Arkana.

Los SUV ahora buscan una ligera mayor altura libre al suelo que un turismo y una posición de conducción más elevada, pero tratan de ofrecer diseños deportivos y elegantes, a la vez que un comportamiento dinámico sin penalizaciones por ese mayor centro de gravedad. Y fijaos si está mutando que incluso hay marcas generalistas que ya se atreven con los SUV Coupé. El Renault Arkana es el primer modelo C-SUV Coupé fuera de los premium.

La marca del rombo nos ha convocado recientemente a la presentación nacional del Renault Arkana E-Tech 145, que es la versión full hybrid del modelo. Para que nos entendamos, es un híbrido no enchufable con etiqueta Eco de la DGT. Ya está disponible desde 27.100 euros, que son 1.350 euros más que en la versión gasolina microhíbrida de 140 CV. Para esta primera toma de contacto, además, nos hemos decantado por el acabado deportivo RS Line.

Índice

Este nuevo modelo de la firma francesa resulta francamente llamativo. Prueba de ello han sido las múltiples miradas que ha atraído a su paso en esta toma de contacto, que ha durado un par de horas. Se identifica fácilmente como un Renault por el gran rombo delantero y por el estilo de los faros y pilotos, pero ese estilo de carrocería no termina de conocerse entre el público. Tiempo; todo es cuestión de un poco de tiempo.

Prueba Renault Arkana lateral

Como decíamos, el frontal lleva el logo en grandes dimensiones, como es habitual en los últimos modelos de Renault. Dicho rombo es acomodado por una calandra con detalles interiores en negro brillante para este acabado y se comunica con los pilotos de LED, que siguen la línea de los Mégane, Captur y Clio. La terminación RS Line propone un paragolpes con enormes entradas de aire inferiores.

Pero como en todo lo que se hace llamar coupé, la vista importante es la lateral. El costado del Renault Arkana se ve alto, pero con una línea muy suavizada. De hecho, se ve un coche bien proporcionado y que, a priori, no marca excesivamente ese estilo en las puertas traseras. Esto es importante para la habitabilidad interior, como veremos más adelante. La línea es elegante y finaliza en un portón del maletero que ha querido hacer un guiño al estilo fastback.

Y pasando a la zona posterior, el Arkana presume de nombre poniendo una inscripción bien grande en el portón. La iluminación es 100 % Renault, con esa forma estrenada hace unos años por el Renault Talisman. Le sienta bien, al igual que el detalle del fino spoiler en negro sobre esta llamativa carrocería Naranja Valencia. Mientras, en la zona baja tenemos un “difusor” en tono gris con dos salidas de escape cromadas. Bueno, dos supuestas salidas de escape, porque son falsas…

Prueba Renault Arkana trasera

Pese a que el Arkana es un coche de una longitud considerable, toma la plataforma CMF-B, que es la que está pensada principalmente para el segmento B. De hecho, es la utilizada por coches como los Clio y Captur, siendo llamativo que no hayan optado por la equipada en el Kadjar.

Centrándonos ya en el interior, reconozco que me ha sorprendido para bien. Este Renault Arkana RS Line cuenta con un habitáculo con muchos detalles racing, como la multitud de detalles en rojo por el salpicadero, volante, tapizados, asientos, cinturones de seguridad o pomo del cambio, así como las inserciones en símil fibra de carbono en la parte central del salpicadero y en las puertas.

Prueba Renault Arkana interior

También tenemos un volante de estilo deportivo con un mullido muy bueno y de tacto agradable. Además, es completamente redondo, algo de agradecer. Cuenta con costuras interiores de tono claro, contorno del logo en rojo y una inserción amarilla y negra recordando a Renault Sport en la parte baja.

Tras dicho volante aparece un cuadro de instrumentos digital ligeramente configurable de 10,2 pulgadas en esta versión superior. No es de los más llamativos del mercado, sinceramente, pero la parte positiva es que el apartado de velocidad y autonomía se ve fácil, que es lo más interesante. Como es habitual en los híbridos, no hay tacómetro, sino un potenciómetro sobre la energía entregada al instante o la recuperación en las frenadas.

En el centro del salpicadero se ubica una pantalla de hasta 9,3 pulgadas en vertical, que es la misma que ya hemos visto en Captur y Clio. Para lo que nos tenía habituados Renault anteriormente, el funcionamiento y el tacto es bueno, así como una velocidad y estructura correcta. Destaca que pese a ser táctil, hay botones físicos inferiores para acceder rápidamente a cada menú.

Prueba Renault Arkana RS Line volante

Importante también es que sigue recurriendo a unas sencillas ruletas y pocos botones para gestionar el climatizador, lo que nos parece todo un acierto. Es sencillo y muy intuitivo para gestionar sin ni tan siquiera mirar. Más marcas deberían aprender de estas soluciones. Debajo de este apartado se ubican tomas USB, así como la superficie de recarga inalámbrica para el móvil.

Y en cuanto a la calidad, lógicamente es un modelo generalista y no se puede comparar con, por ejemplo, un BMW X2. Pero la percepción de este Renault Arkana, al menos en el acabado RS Line, es buena. No hay materiales de muy alta calidad, pero el ensamblado parece ser bueno y visualmente resulta muy atractivo, a lo que también contribuyen los pedales deportivos en acabado metálico y el guarnecido del techo en negro, detalles que no había citado anteriormente.

Si nos centramos en la habitabilidad, el espacio interior es correcto. Las plazas delanteras son suficientemente amplias para adultos de cualquier talla, aunque una pega que podemos sacarle es que los ajustes para la postura de conducción no son todo lo buenos que me gustaría. Lo ideal sería que el volante tuviera algo más de ajuste en profundidad, que se pudiera sacar más. Al final he tenido que adaptar mi postura, acercando un poco más el asiento de lo que me gustaría.

Prueba Renault Arkana plazas traseras

El acceso a las plazas traseras es bueno; mejor que un BMW X2 y me atrevería a decir que también es más fácil que un Audi Q3 Sportback. No hay que doblar demasiado el cuerpo para entrar a esta segunda fila y el paso de rueda trasero apenas influye en esta operación.

Una vez dentro, la distancia para las piernas es notable y hay mucho espacio para colocar los pies. Respecto al espacio en altura, personas de 1,80 de altura aproximadamente podrán viajar sin rozar con la cabeza en el techo. Además, pese a la silueta coupé del techo, no hay sensación de poco espacio interior, pues la superficie acristalada es suficiente.

Y si hablamos del maletero, al desplegar el portón nos encontramos con 480 litros de capacidad de carga para esta versión híbrida, que pierde 33 litros respecto a las mecánicas mild hybrid. Hay suelo a doble altura y las formas son relativamente aprovechables, aunque hay que tener en cuenta que la boca de carga está en una posición elevada, lo que dificulta la carga y descarga de objetos muy grandes y/o pesados.

Prueba Renault Arkana maletero

En cuanto a la oferta de motorizaciones, actualmente está disponible con dos opciones. En primer lugar aparece el 1.3 TCe de 140 CV con cambio EDC de 7 marchas. Es una mecánica de gasolina con hibridación suave a 12 voltios, por lo que lleva la etiqueta Eco de la DGT. En apenas unas semanas llegará una nueva variante de esta misma motorización, rindiendo 160 CV y con el mismo distintivo medioambiental.

La marca francesa nos ha convocado para probar en su presentación nacional la nueva versión E-Tech 145, que es un híbrido no enchufable con batería de 1,2 kWh. Lleva un motor gasolina 1.6 litros de 94 CV, además de un motor eléctrico principal de 36 kW y otro que se utiliza para engranar las marchas del sistema multimodo y arrancar que el motor térmico, con una potencia de 15 kW. Lógicamente, también lleva la pegatina Eco.

En conjunto, este sistema propulsor híbrido desarrolla 143 CV (aunque se denomina 145) y sy consumo homologado es de 4,8 l/100 km, obteniendo unas emisiones de 108 g/km de CO2. Según su ficha, acelera de 0 a 100 en 10,8 segundos y su velocidad máxima es de 172 km/h. En teoría, la opción microhíbrida de 140 CV es ligeramente más prestacional, pero también gasta más combustible.

Prueba Renault Arkana RS Line E-Tech

Durante esta primera toma de contacto hemos podido recorrer unos 100 kilómetros con el Renault Arkana E-Tech 145, resultando un coche equilibrado tanto para viajar, como para callejear. Además, el motor térmico está apagado durante buena parte del tiempo, especialmente callejeando, por lo que reina el silencio de marcha.

El sistema híbrido ofrece una respuesta enérgica en arrancadas desde baja velocidad, algo que viene muy bien en recorridos urbanos. Luego, a mayor velocidad la entrega de energía no es tan contundente, pero considero que es suficiente para la mayoría. Eso sí, al acelerar a fondo a cierto retardo, pues tarda un poco en escoger la relación del cambio adecuada y empezar a “empujar”.

Por lo demás, cuenta con un tarado de suspensiones bastante logrado, pues pese a ser la versión RS Line no se muestra incómoda. Sujeta lo suficiente la carrocería en zonas de curvas a ritmo alto, pero a su vez es capaz de filtrar bien la gran mayoría de baches que encontramos en la carretera. Tiene una mayor orientación hacia el confort. Sin duda, una de las ventajas de los vehículos híbridos, pues aunque se añade peso, el centro de gravedad baja notablemente y las inercias se reducen.

Prueba Renault Arkana pilotos LED

También me ha gustado el tacto de la dirección. Como es normal en los coches actuales, no es demasiado informativa, pero sí tiene un buen peso en el modo Sport (se selecciona desde la pantalla) y resulta suficientemente rápida y precisa. En los modos Eco y My Sense se muestra más ligera, ayudando a maniobrar con facilidad.

Por otro lado, tenemos un selector del cambio en la consola central donde también aparece una función “B”, que incrementa la retención al dejar de acelerar. De este modo hacemos un menor uso del pedal de freno, consiguiendo una recarga más rápida de la batería. Lo aconsejable es seleccionarlo en descensos de puertos de montaña y también en ciudad, aunque todo va un poco de los gustos de cada conductor.

A todo esto hay que añadir que lógicamente la visibilidad trasera no es muy buena debido a las formas de la carrocería. Para circular por carretera no es un gran impedimento, pero al aparcar o maniobrar en sitios estrechos sí se nota. Nuestra unidad viene con cámara de marcha atrás para ayudarnos, pero también es cierto que su calidad de imagen es algo mejorable.

Y para rematar, hablemos de consumo. Como decíamos antes, hemos cubierto 100 kilómetros combinando todo tipo de vías. Salvo en ciudad, la conducción ha sido un tanto rápida, con fuertes aceleraciones, adelantamientos, incorporaciones y conducción dinámica en zonas de curvas. Pese a ello, el ordenador de viaje ha registrado una media de 6 litros exactos a los 100. En condiciones normales no será complicado estar entre los 5 y los 5,5 l/100 km.

Prueba Renault Arkana RS Line frontal

El Renault Arkana E-Tech me ha parecido un coche muy atractivo visualmente, sobre todo en este acabado RS Line. Su precio de partida es de 27.100 euros, por lo que no es un coche barato, pero juega con la ventaja de que no tiene rivales directos en el segmento generalista. Los más similares son los citados BMW X2 y Audi Q3 Sportback, que son considerablemente más caros.

En cualquier caso, tengo ganas de probar la variante mild hybrid de este Renault Arkana, pues resulta 1.350 euros más económica y, a fin de cuentas, también es automático y lleva la misma pegatina de la DGT.

Tal vez algunos clientes puedan mirar al Cupra Formentor de acceso, que está disponible desde 29.670 euros con motor 1.5 TSI de 150 CV y cambio manual. Claro, que no tiene ningún tipo de hibridación, por lo que no recibe el distintivo medioambiental Eco y sus ventajas, mientras que su precio es 4.000 euros superior.

Llantas Renault Arkana RS Line

Precios Renault Arkana

referencia:
www.newsauto.it
www.actualidadmotor.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba