Noticias

Convivencia en las facultades

Convivencia universitaria: promoviendo un buen ambiente para la comunidad

Potenciar iniciativas existentes que fomenten los vínculos, identificar prácticas naturalizadas de la comunidad y conocer la opinión de estudiantes, académicos

Convivencia universitaria: promoviendo un buen ambiente para la comunidad

UChile.online

Potenciar iniciativas existentes que fomenten los vínculos, identificar prácticas naturalizadas de la comunidad y conocer la opinión de estudiantes, académicos y funcionarios, son algunos de los aspectos que se están abordando en la U. de Chile a partir de la Iniciativa de Convivencia Universitaria, encabezada por la Vicerrectoría de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios (VAEC), en miras a generar una política institucional sobre este tema.

La Iniciativa de Convivencia Universitaria está siendo ejecutada por el Área Desarrollo Comunitario Estudiantil de la VAEC.

A la fecha se han realizado conversatorios en las dependencias universitarias para conocer la opinión de los integrantes respecto a los desafíos de la convivencia.

Los resultados de esta etapa fueron presentados en un encuentro, presidido por el vicerrector Juan Cortés.

La iniciativa constituyó una mesa técnica que trabajará en pos de generar una política de convivencia universitaria.

«Nuestro paradigma motor», detalló Fajreldin, «tiene que ver con la idea de comunidad que suele identificarse con la U. de Chile, activa, pensante, crítica, pluralista».

Promover y favorecer una convivencia respetuosa y un ambiente ético entre los integrantes de la comunidad. Ese es el objetivo general de la Iniciativa de Convivencia Universitaria, que desde el año 2015 viene desarrollando la VAEC en toda la Universidad de Chile, desde su Área Desarrollo Comunitario Estudiantil.

A partir de una aproximación a las comunidades para conocer su opinión e inquietudes, la Casa de Bello ha querido abordar esta temática que implica reconocer, analizar y responder a las tensiones que se dan en las relaciones intersubjetivas de una comunidad, derivadas de prácticas institucionales naturalizadas; y que repercuten de diversas formas en el desarrollo individual, comunitario –de todos los estamentos- y organizacional.

Para Ramiro Molina, coordinador del Área Desarrollo Comunitario Estudiantil de la VAEC, que la universidad se mire y reflexione sobre estos temas tiene que ver con la complejidad de la institución, “en materia tecnológica, en su funcionamiento, en el grupo de gente que participa, en sus alcances, en sus discusiones, etc”.

La pregunta, señaló el profesor Molina, “es cómo podemos convivir en un sentido genérico de la palabra”, apuntando a reconocer a las personas que nos rodean, ya que “en los objetivos de cada una de nuestras funciones, muchas veces no nos damos cuenta que al lado tenemos gente y que esos objetivos no se pueden cumplir si no estoy trabajando con los demás”.

Este fue el tema abordado en la reunión plenaria sobre el Proceso de Conversatorios 2016 de la Iniciativa de Convivencia Universitaria, realizada este miércoles 11 de enero en la Casa Central de la U. de Chile.

A este encuentro asistieron el vicerrector de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios (VAEC), Juan Cortés; la vicerrectora de Asuntos Académicos; el decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, Santiago Urcelay; el coordinador del Área Desarrollo Comunitario Estudiantil de la VAEC, Ramiro Molina; el director de Deportes y Actividad Física, Daniel Muñoz, entre otras autoridades y estudiantes.

Allí se plantearon los resultados de los conversatorios que durante cuatro meses se sostuvieron en los diferentes campus de la U. de Chile. Como explicó Valentina Fajreldin, encargada Iniciativa de Convivencia Universitaria, “este proyecto busca ser un referente en la universidad respecto de los temas de convivencia, de manera de poder fomentar una cultura de respeto entre los miembros de esta comunidad”.

“Nuestro paradigma motor”, detalló Fajreldin, “tiene que ver con la idea de comunidad y esta comunidad que suele identificarse con la idea de la U. de Chile, activa, pensante, crítica, pluralista, ese es el sujeto que orienta nuestra acción”.

El proceso de aproximación a este tema se dio a partir de conversatorios que se iniciaron el 2016, en un periodo de 4 meses, donde se les consultó a los participantes respecto a qué entendían por convivencia universitaria –“que apela a la idea del quienes somos y qué deseamos”, como detalló Fajreldin-; y sobre qué líneas de trabajo podemos imaginar para avanzar en este sentido.

El proceso, enfocado en una mirada cualitativa, continuará a partir de la conformación de una mesa técnica, que trabajará en pos de generar una política de convivencia universitaria, ya que esto “nos está dando luz verde para hacer algo institucional, que trascienda una rectoría, que se quede instalado”, manifestó el vicerrector Cortés.

Asimismo, esta iniciativa está directamente relacionada con otras que está realizando la Universidad. “Estamos trabajando, por ejemplo, el tema de género con mucha fuerza, que también es un tema de convivencia; se está trabajando el tema deportivo y de actividad física, que también son espacios formadores y de convivencia”. Estas medidas comprenden “una mirada que tiene que ver con la construcción de la cultura para derribar los problemas”, explicó el vicerrector.

Red Interna

Texto: Francisca Palma Fotografías: Alejandra Fuenzalida Prensa Uchile

Viernes 13 de enero de 2017

Facultad de Ciencias de la Educación

Facultad de Ciencias de la Educación

Una buena convivencia escolar no solo genera un ambiente propicio para el aprendizaje sino que además, fortalece a la sociedad en su dimensión democrática.

sala-clases-profesor-001

Según la Ley N”20.536, publicada el 17 de septiembre de 2011 “se entenderá por buena convivencia escolar la coexistencia armónica de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación positiva entre ellos y permite el adecuado cumplimiento de los objetivos educativos en un clima que propicia el desarrollo integral de los estudiantes“.

Esto se encuentra también establecido en el Marco para la Buena Enseñanza, documento que guía el quehacer profesional, puesto que establece las responsabilidades que debemos asumir los docentes.

liewald_lorena1

Una buena convivencia escolar no solo genera un ambiente propicio para el aprendizaje sino que además, fortalece a la sociedad en su dimensión democrática. El respeto al otro, el respeto a las diferencias, el respeto a la individualidad, pero a la vez la conciencia de que cada individuo se desarrolla al interior de una comunidad, es decir, que forma parte de una, y como tal se compromete con el bien común de su entorno, finalmente se traduce en el bienestar de cada uno y de todos.

En ese marco, es un deber de las Universidades evidenciar, claramente, en la política de Formación Docente la temática de Convivencia Escolar. Por lo anterior, la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad San Sebastián ha asumido este tema a través de distintas acciones. Por un lado, desde los cursos de Pedagogía y disciplinares, por medio de los programas de estudio que dan cuenta de los distintos Planes de Educación Básica y Media; y por otro, mediante actividades extracurriculares donde los estudiantes ponen en práctica aspectos teóricos abordados al interior del aula.

Sin lugar a dudas son las llamadas aulas no convencionales aquellas en las que se puede evidenciar de forma patente la temática de la convivencia. Es así que, cada una de las carreras que conforman la Facultad de Ciencias de la Educación organizan actividades en pos de este objetivo: salidas a terreno, shows inclusivos, rutas patrimoniales, actividades de fomento lector, entre otras, dan cuenta de este propósito, cuya finalidad es enfrentar a los estudiantes a dilemas.

No debemos olvidar que nuestra sociedad vive una serie de problemáticas cuyas soluciones son tan complejas como la misma problemática. En ese contexto, se requiere una sociedad que dialogue, lo que solo se logra mediante una buena convivencia, la que debe darse en la Escuela, pero debe ser compartida y replicada por los diferentes actores sociales.

La buena convivencia escolar debe ser, finalmente, la buena convivencia de nuestra sociedad. Un gran desafío para alcanzar lo que muchos llaman desarrollo.

Lorena LiewaldAcadémica Facultad de Ciencias de la EducaciónUniversidad San Sebastián, sede Valdivia

Vea la columna en diario Austral de Valdivia

Columna del Rector: Convivencia en la Universidad

Columna del Rector: Convivencia en la Universidad: “La violencia sexual atenta contra la dignidad de las personas, por lo que se debe intervenir para resguardar el cuidado de toda la comunidad universitaria”, advierte el rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Ignacio Sánchez

Columna del Rector: Convivencia en la Universidad

En los últimos años, las agresiones y violencia sexual se han incrementado entre los estudiantes. “La violencia sexual atenta contra la dignidad de las personas, por lo que se debe intervenir para resguardar el cuidado de toda la comunidad universitaria”, advierte el rector Sánchez. Por ello, plantea que las universidades debieran constituirse en verdaderos laboratorios de convivencia social donde se piensa el futuro del país, con énfasis en potenciar los valores de una verdadera vida comunitaria.

En la actualidad, uno de los desafíos más importantes de abordar en las instituciones de educación superior es la convivencia de la comunidad universitaria. Las universidades son lugares privilegiados de encuentro intergeneracional, de gran valor inclusivo, de tolerancia y aprendizaje, en donde los jóvenes se enfrentan, –a veces por primera vez-, a estudiantes diversos y de gran variedad de características sociales, culturales y personales. “Esto explica la importancia que los jóvenes le dan a una vida universitaria diversa e integral”, apunta el rector Ignacio Sánchez en una columna que recoge este 25 de abril, el diario La Tercera.

En los últimos años, los casos de agresiones y violencia sexual en sus variadas formas han remecido al sistema universitario, presentándose diversas denuncias. “La violencia sexual atenta contra la dignidad de las personas, por lo que se debe intervenir para resguardar el cuidado de toda la comunidad universitaria”, comenta la autoridad. Luego, dice que en la UC hemos declarado la promoción del cuidado y la calidad de vida de todos sus miembros de esta comunidad a través de la consolidación de una cultura del respeto. Para esto, “se han tomado medidas concretas para abordar situaciones que atentan contra la convivencia universitaria”, advierte.

En nuestra experiencia, explica Sánchez, hemos observado –tal como se ha visto en la juventud del país- un notorio incremento de la necesidad de apoyo de los estudiantes en ámbitos de salud mental y académico, en particular en un número significativo de estudiantes que han ingresado por vías de inclusión. “Esto se relaciona de manera significativa con las brechas académicas y con la ausencia de redes de apoyo de los estudiantes”, sostiene. También ha habido un aumento importante de las necesidades y requerimientos que los estudiantes solicitan a la universidad para tener el apoyo integral que requieren. Dice que esto nos compromete y nos desafía a trabajar con mayor ahínco en la creación de redes de apoyo; en el aporte del Ombuds a la convivencia; en potenciar el respeto y la integridad académica; en cumplir con nuestro Código de Honor; en aumentar la participación estudiantil y el diálogo, rechazando las tomas que interrumpen la expresión de las ideas y las tareas universitarias; en la promoción del desarrollo de campus saludables y en el autocuidado de los estudiantes, entre otros factores a desarrollar.

Agrega que la vida universitaria es un lugar de privilegio para trabajar por una sana convivencia, una que se exprese en los valores del respeto, responsabilidad, cuidado de la persona, su entorno y el medio en que nos relacionamos. “Las universidades debieran constituirse en verdaderos laboratorios de convivencia social donde se piensa el futuro del país, con énfasis en potenciar los valores de una verdadera vida comunitaria”, señala. En conjunto, dice, tenemos el gran desafío de construir una convivencia universitaria que sea un ejemplo y un testimonio para la vida de nuestra sociedad. El desafío está planteado, ahora hay que enfrentarlo.

Enlaces relacionados:

Presidenta del Consejo de Prevención y Apoyo a Víctimas de Violencia Sexual

face Información periodística

insert_drive_file Unidad

local_offer Temas

referencia:
www.uchile.cl
www.uss.cl
www.uc.cl

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba