Noticias

¿Cuáles son los neuromitos más frecuentes?

Transmisión de neuromitos en educación: derribando creencias mal aprendidas

El conocimiento entregado por la Neurociencia y utilizado en la educación, involucra una infinidad de información que debe ser analizada correctamente para que

Transmisión de neuromitos en educación: derribando creencias mal aprendidas

El conocimiento entregado por la Neurociencia y utilizado en la educación, involucra una infinidad de información que debe ser analizada correctamente para que provoque un impacto significativo en el aprendizaje. Si es mal interpretada y transmitida, aplicaremos conocimientos erróneos que perjudicarán la labor educativa.

Los neuromitos son conceptos erróneos y conocimiento mal interpretado que se extrae de los estudios e investigaciones relacionadas con el funcionamiento del cerebro, y que se transmiten constantemente sin ser cuestionados. En la educación, ésta mal paráfrasis está vinculada a la comprensión de los procesos que involucran el aprendizaje.

Estos conceptos son persistentes en el tiempo y sobreviven porque la población en general, sumando los agentes educativos, no contrastan la información con fuentes confiables y científicas. En un artículo anterior, mencioné el concepto de la infoxicación existente en la actualidad y que es generada por la inmensa cantidad de información que circula en las redes, esto provoca que confiemos en lo primero que leemos y no buscamos argumentos válidos planteados por fuentes verídicas. Este fenómeno, es una de las razones que influyen en la perseverancia de las ideas erróneas en la educación y esto sólo puede cambiar si logramos estudiar, identificar y rechazar esta información, lo que requiere un alto compromiso educativo para erradicar las prácticas que no tienen sustento científico neurológico.

También pueden influir las malas capacitaciones, falta de profesionales que se dediquen a la difusión correcta de la información, el exceso de explicaciones que pueden ser muy básicas para un tema tan extenso y el fácil acceso a la información que replican los medios más que a la investigación original.

La Neuroeducación es una disciplina que une la neurología y las ciencias de la educación, en donde un rol importante lo tiene la psicología educativa. Analiza el funcionamiento del aprendizaje, y sus descubrimientos sirven para desarrollar una diversidad de metodologías que pueden ser utilizadas en el proceso educativo. Es una nueva visión de la enseñanza que se basa en aportar estrategias y tecnologías educativas centradas en el funcionamiento del cerebro.

Es una disciplina de desarrollo científico, en el que se asocian los conocimientos que tenemos acerca de cómo funciona el cerebro con lo que se sabe acerca de los procesos educativos. Uno de los conceptos claves es la plasticidad cerebral, la que permite adquirir conocimientos por tener una adaptación flexible. Además, el estudio del comportamiento humano es un aspecto importante de analizar como influyente en el aprendizaje.

El entorno y las interacciones sociales son aspectos que debe tener en cuenta la neuroeducación, ya que influyen directamente en el proceso del aprendizaje integral.

 ¿Qué son los neuromitos y por qué sobreviven?

Los procesos e interacciones que realiza el cerebro requieren de toda su capacidad. El cerebro no podría realizar funciones tan complejas si no utilizamos su aforo completo, ya que las conexiones entre sus partes logran el aprendizaje.

Muchos creen en la teoría de que cada hemisferio es independiente y que realiza diferentes operaciones. La verdad es que estos están conectados entre sí por miles de neuronas, y cada proceso que realiza, requiere de la activación de ambos. Diferente es decir que cada hemisferio posee, estructuralmente, diferentes partes, pero estas se interconectan para poder funcionar.

Uno de los neuromitos más persistentes plantea la idea de que los estudiantes aprenden mejor cuando se les enseña en su estilo de aprendizaje predilecto (es decir, VAK: visual, auditivo o kinestésico, según la Programación Neurolingüística). No existe evidencia científica ni empírica de que esto sea así. Hasta el día de hoy, en muchos colegios se aplica el test VAK y se desarrollan actividades basadas en los resultados. Al no estar validado científicamente, en necesario que los aprendizajes se transmitan utilizando todos los canales y usando diferentes estrategias.

Se cree que la música clásica, específicamente la de Mozart, es capaz de estimular con mayor potencia el aprendizaje de los niños, incluso dicen que trae mayores beneficios si se escucha durante el embarazo.  La verdad es que toda música favorece el aprendizaje, incluso en los adultos, ya que puede motivar, alegrar, mejorar la concentración en algunos casos y generar un ambiente propicio para aprender efectivamente. Por lo tanto, no es una cualidad única del efecto Mozart.

Es verdad que los primeros años de vida son importantes en cuanto a la capacidad del cerebro de un niño, de poder absorber todo lo enseñado. Esto es porque el cerebro está adquiriendo una infinidad de aprendizajes que serán la base para nociones nuevas, siendo un proceso acelerado en esta etapa. Pero el aprendizaje se puede adquirir durante toda la vida, con diferente velocidad. No debemos recalcar sólo una etapa, sino, todo el ciclo vital, ya que, si no se aprende algo especifico entre los 0 y 3 años, no significa que en las siguientes etapas no se logrará aprender.

Se cree que, a mayor estimulación, mayor es la adquisición de aprendizajes. Hay que tener cuidado con esto, ya que la sobreestimulación provoca efectos contrarios. La sobreestimulación es una sobrecarga activa de los sentidos, que afecta tanto al cuerpo físico como al mental. Cuando estamos sobre estimulados, estamos alimentando al cerebro con más información de la que puede procesar activamente, por lo tanto, puede provocar en los niños la falta de atención, la desmotivación y la carencia de creatividad, ya que no sabrá en qué estimulo enfocarse. Un ejemplo de sobreestimulación es el uso excesivo de las pantallas durante la niñez.

Si hablamos de un niño con necesidades educativas especiales, es posible que necesite estimulación temprana, pero siempre debe ser mediante una metodología equilibrada y que permita la adquisición de aprendizajes esperados para su edad cronológica.  Debemos cuidar que no sea un proceso desordenado y sin objetivos concretos, así, evitaremos una sobre estimulación que puede perjudicar al niño.

Como agentes activos en la educación, tenemos la responsabilidad de utilizar información validada y comprobada para utilizarla a favor del logro de aprendizajes significativos.

Fuentes utilizadas en este artículo:

https://blog.cognifit.com/es/neuroeducacion-que-es-y-para-que-sirve/

https://www.unir.net/educacion/revista/los-neuromitos-6-falsas-verdades-en-educacion/

https://www.escoeuniversitas.com/neuromitos-neuroeducacion/#:~:text=Los%20neuromitos%20en%20educaci%C3%B3n%20son%20conceptos%20err%C3%B3neos%20sobre,persistentes,%20sobre%20todo%20en%20el%20p%C3%BAblico%20en%20general.

 ¿Qué son los neuromitos y por qué sobreviven?

Gabriela Briceño Garay

Titulada con honores en Educación Diferencial (Chile), con Mención en Déficit Intelectual. Dentro de sus especializaciones y experiencias destacan el ser Especialista en Trastornos del Lenguaje y Dificultades del Aprendizaje, Jefatura Técnica Pedagógica y Coordinación de Programas de Integración Escolar, además de contar con un perfeccionamiento en Diseño Universal para el Aprendizaje y en Arteterapia. Actualmente cuenta con un Diplomado (c) en Educación Inclusiva.

Oferta Formativa

Máster en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica

El Máster Oficial en Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica ha sido diseñado como una titulación que capacitará a los futuros profesionales en conocimientos sobre orientación, diagnóstico, asesoramiento e intervención psicopedagógica en los alumnos, utilizando los métodos y técnicas más apropiadas, en el cual los alumnos adquirirán una formación integral y multidisciplinar en el ámbito educativo y psicopedagógico.

Más información en nuestra página: https://www.aucal.edu/masteres-oficiales/master-en-psicopedagogia-y-orientacion-educativa.html

  

Conoce algunos neuromitos que existen en Educación infantil

La neurociencia ha experimentado sorprendentes avances en los últimos años, que nos han llevado a múltiples cuestionamientos o nueromitos

Conoce algunos neuromitos que existen en Educación infantil

La neurociencia ha experimentado sorprendentes avances en los últimos años, que nos han llevado a múltiples cuestionamientos o nueromitos; utilizando, entre otras cosas, este conocimiento para crear nuevos métodos de aprendizaje

La neurociencia tiene un lenguaje complejo y difícil de interpretar , el cual ha generado una serie de malinterpretaciones científicas que con el tiempo se han propagado. 

Los neuromitos en educación generan un gran problema porque los educadores, especialistas en educación, se sienten motivados a poner en práctica lo que han escuchado o leído en los medios populares, existiendo el peligro de que adopten con facilidad estas estrategias, justificando prácticas y métodos no evaluados científicamente.

Es por esto que resulta vital, conocer y derribar los neuromitos en educación.

Si bien los primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo de las habilidades cognitivas y motoras, esto no significa que a medida que se crece no existan otros momentos claves para el aprendizaje.

Existen los periodos críticos —como los primeros 5 años o alrededor de los 25— donde hay un aumento de neuronas, por lo tanto el humano tiene más posibilidades de hacer más ‘rutas’ de neuronas, que son las que originan el aprendizaje”.

Si bien existen diferencias neuroquímicas entre los cerebros masculino y femenino, estas no son intelectuales. Tanto niños y niñas tienen la misma capacidad para aprender. Es por esto que se vuelve fundamental que los docentes y profesionales de la educación abandonemos los prejuicios y potenciemos a nuestros estudiantes por igual.

Toda la información que llega a través de los sentidos pasa por la amígdala —conocida como el centro de las emociones— por lo cual es imposible escindir el aprendizaje del aspecto emocional.

La evidencia muestra que aquellas innovaciones educativas que ponen al centro el vínculo, el aprendizaje colaborativo, la empatía y la curiosidad son aquellas que impactan con mayor fuerza el aprendizaje de niños, niñas y adolescentes.

La emoción nos mueve a buscar soluciones, nos permite determinar y tomar decisiones. Sin emoción, no hay capacidad de aprender, no hay curiosidad, no hay atención, no hay aprendizaje, no hay memoria”, comenta Michelle Olguí, psicopedagoga y jefa de Proyecto de Educación 2020.

referencia:
www.aucal.edu
www.vitamina.cl

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba