Noticias

Buzo tragado por ballena

Loading the player...

«Estaba yo completamente adentro»: Un pescador de langostas sobrevive tras ser engullido por una ballena jorobada

El afectado pensó inicialmente que era un gran tiburón blanco lo que lo había tragado.

El buceador y pescador de langostas Michael Packard, de 56 años, se había sumergido por segunda vez durante la misma jornada en búsqueda de sus presas, este viernes, cuando fue tragado por una ballena jorobada cerca de la costa del pueblo de Provincetown, ubicado en la punta del cabo Cod (Massachusetts, EE.UU.), reportan medios locales. El hombre logró sobrevivir a la insólita ingestión tras ser ‘escupido’ por el mamífero unos instantes después.

Lobster diver says he was swallowed by humpback whale near Cape Cod https://t.co/9U6JUMdk81pic.twitter.com/ZNqQjDOhBs

Inicialmente, Packard pensó que era un gran tiburón blanco lo que lo había devorado. Sin embargo, de inmediato se percató de que no era así, al no tropezar con las fauces dentadas ni sufrir las heridas características.

«De repente sentí un enorme empujón y lo siguiente que supe es que estaba todo completamente oscuro. Podía sentir que me estaba moviendo, y también que la ballena apretaba los músculos de la boca», contó el buceador tras ser dado de alta de un hospital local.

«Estaba yo completamente adentro; estaba completamente oscuro. Me dije a mí mismo: ‘no hay manera de que salga de aquí. Estoy acabado, estoy muerto’. […]», resaltó el pescador ‘devorado’.

Pese a encontrarse desesperado, Packard decidió luchar por su vida con ayuda de su equipo de buceo. De este modo, el cetáceo habría notado la presencia de un cuerpo extraño en su boca y empezó a agitar su cabeza de un lado a otro. Finalmente, la yubarta salió a la superficie y ‘eructó’ al buceador. En total, el hombre pasó cerca de 40 segundos dentro de la ballena.

Packard fue luego recogido por su colega Josiah Mayo, que lo llevó al muelle. Desde allí una ambulancia del Departamento de Bomberos lo trasladó a un centro médico, donde fue atendido por heridas leves en los tejidos blandos de las piernas.

Por su parte, los expertos consideran que el animal se tragó al buzo por error, ya que las ballenas jorobadas no suelen representar peligro para los humanos. El caso es que la visión delantera del inmenso pez queda bloqueada cuando abre su boca para alimentarse.

Un ballena se traga a un buzo y luego lo escupe

Rainer Schimpf, un fotógrafo de 51 años que buceaba en la costa de Puerto Elizabeth, fue tragado literalmente por una ballena. El hombre trataba de obtener imágenes de la abundante vida marina del lugar cuando, de repente, el animal gigantesco se le vino encima.

Un ballena se traga a un buzo y luego lo escupe

Rainer Schimpf, un fotógrafo de 51 años que buceaba en la costa de Puerto Elizabeth, fue tragado literalmente por una ballena. El hombre trataba de obtener imágenes de la abundante vida marina del lugar cuando, de repente, el animal gigantesco se le vino encima.

«Estaba tratando de obtener la foto de un tiburón. Al momento siguiente, [el agua] se oscureció y sentí una presión en mi cadera», explica el buceador en un vídeo publicado por Barcroft Animals.

Una ballena de Bryde puede medir hasta 15 metros de largo. Al parecer, el ejemplar había abierto la boca para alimentarse y, accidentalmente, entró Schimpf. Por suerte, el animal no se sumergió y el hombre fue escupido sano y salvo en cuestión de segundos.

«Al momento siguiente, sentí que la ballena estaba girando en cualquier dirección, y la presión se liberó, y luego fui expulsado de la boca», explica el fotógrafo. Un compañero suyo que estaba en un barco cercano, Heinz Toperczer, fue el encargado de capturar el aterrador momento.

Los expertos señalan que la ballena pudo sorprenderse tanto como Schimpf, ya que cuando estos mamíferos abren la boca no ven lo que hay frente a ellos. «Las ballenas no son devoradoras de hombres. Esto no fue un ataque, fue solo un accidente», asegura la instructora de buceo Claudia Weber-Gebert.

Buzo sobrevive tras ser tragado por una ballena; el animal lo escupió, El Siglo de Torreón

Un buzo dedicado a la pesca comercial de langosta que quedó atrapado el viernes en la boca de una ballena jorobada en la costa de Cape Cod dijo que creyó que i

Buzo sobrevive tras ser tragado por una ballena; el animal lo escupió, El Siglo de Torreón

https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1925332.buzo-sobrevive-tras-ser-tragado-por-una-ballena-el-animal-lo-escupio.html

Un buzo dedicado a la pesca comercial de langosta que quedó atrapado el viernes en la boca de una ballena jorobada en la costa de Cape Cod dijo que creyó que iba a morir.

Michael Packard, de 56 años, dijo después de ser dado de alta del Hospital Cape Cod, que estaba a unos 14 metros (45 pies) de profundidad en las aguas cerca de la costa de Provincetown cuando “de repente sentí este gran golpe y todo se oscureció”, reportó la televisora WBZ-TV.

Pensó que lo había atacado un tiburón, que son comunes en la zona, pero no sentía colmillos ni dolor.

“Luego caí en la cuenta, oh, Dios mío, estoy en la boca de una ballena… y está intentando tragarme”, comentó. “Pensé, bueno, este es el momento, voy a morir”. Dijo que pensó en su esposa e hijos.

Calcula que estuvo aproximadamente 30 segundos en la boca de la ballena, pero seguía respirando porque todavía tenía su dispositivo para respirar.

Luego la ballena salió a la superficie, agitó la cabeza y lo escupió. Fue rescatado por su compañero que estaba en un bote.

Su hermana, Cynthia Packard, le dijo en un principio al periódico Cape Cod Times que su hermano se había fracturado una pierna, pero después él dijo que sus piernas sólo estaban raspadas.

Charles Mayo, un científico y experto en ballenas del Centro para Estudios Costeros en Provincetown, le dijo al periódicos que dichos encuentros entre humanos y ballenas son raros.

Las ballenas jorobadas no son agresivas, y Mayo cree que fue un encuentro accidental mientras se alimentaba de peces, probablemente lanzón.

Michael Packard, comentó a medios locales que el animal lo sorprendió repentinamente al encontrarse a 45 metros de profundidad en Provincetown, Massachusetts (ESPECIAL)

Buzo asegura que fue tragado por una ballena en Massachusetts, como el Jonás de la Biblia

Una experta opinó que la ballena probablemente era joven y pudo haberse tragado al buzo sin verlo, mientras su boca recogía peces pequeños y luego, al sentirlo, lo escupió

Buzo asegura que fue tragado por una ballena en Massachusetts, como el Jonás de la Biblia

Como el personaje bíblico Jonás o el muñeco Pinocho, Michael Packard asegura que fue tragado por una ballena que luego lo expulsó, dejándolo casi ileso y listo para contar una historia ciertamente original.

Packard, buzo comercial de langostas, estaba dedicado a sus asuntos cotidianos frente a la costa de Provincetown (Massachusetts), cuando una ballena jorobada se lo tragó entero, y que quedó atrapado en su garganta durante casi un minuto, según su relato.

Este hombre de 56 años estaba a unos 35 pies debajo de la superficie marina cerca de Herring Cove Beach a las 8 a.m. del viernes 4 de junio, cuando el enorme mamífero intentó convertirlo en desayuno, informó Cape Cod Times.

“De repente, sentí un gran empujón y lo siguiente que supe fue que (todo) estaba completamente negro”, dijo Packard al diario. “Podía sentir que me estaba moviendo y podía sentir a la ballena apretando los músculos de su boca”.

Aturdido, su primer pensamiento fue que había sido capturado por un gran tiburón blanco: “Esto es todo, voy a morir”, se dejó para sí. “Estaba completamente dentro [de la ballena]; era completamente negro… Pensé para mí mismo, ‘no hay forma de que salga de aquí. Ya terminé, estoy muerto. Sólo podía pensar en mis hijos, tienen 12 y 15 años”.

Pero comenzó a luchar y sintió que la ballena movía la cabeza con incomodidad. En 40 segundos, el enorme mamífero lo escupió al océano. “Vi luz y él comenzó a mover la cabeza de lado a lado y lo siguiente que supe fue que estaba afuera [en el agua]”, afirmó Packard.

Entonces “Mi primer pensamiento fue que no podía creer que había salido de esa situación. Mi segundo pensamiento fue lo lesionado que estaba”, dijo Packard.

Su compañero de navegación, Josiah Mayo, vio agua rociada cuando la criatura marina salió a la superficie y Packard fue expulsado. Sacó a Packard del mar y lo llevó de urgencia a un hospital, donde lo trataron por daños en los tejidos blandos de la pierna.

Sorprendentemente, Packard dice que se siente muy bien después de su notable escapada. “Estoy bien en general”, afirmó.

Una experta opinó que el cetáceo probablemente era joven y pudo haberse tragado a Packard accidentalmente, sin ver al buzo mientras su boca estaba bien abierta para recoger peces pequeños.

“Basado en lo que se describió, esto tendría que ser un error y un accidente por parte de la (ballena) jorobada”, comentó la Dra. Jooke Robbins, directora de Estudios de Ballenas Jorobadas en el Centro de Estudios Costeros en Provincetown. “No es algo que haya escuchado antes”, afirmó. “Habrían tenido que pasar tantas cosas para terminar en el camino de una ballena alimentándose”, citó New York Post.

Más al sur, en lo que se ha llamado “un milagro” de ecología acuática, en la última década los científicos han notado un resurgimiento de la actividad y presencia de mamíferos marinos alrededor de la ciudad de Nueva York y Nueva Jersey, con reportes de ballenas jorobadas, delfines e incluso focas. Así, una empresa decidió lanzar este año cruceros de observación de ballenas en sus transbordadores de alta velocidad, partiendo directamente desde Manhattan.

Michael Packard was diving off Cape Cod Friday when «I just felt this truck hit me and everything just went dark.» At first he thought it was a great white shark, then he realized he was in the mouth of a humpback whale. Full story here: https://t.co/GMPEQsI3vV pic.twitter.com/7bzswu92YF

— NBC10 Boston (@NBC10Boston) June 11, 2021

My cousin who lives on Cape Cod is named Michael Packard and I genuinely had to check that he wasn’t the person eaten by a whale???? https://t.co/yYKGz8q3TV

— goth brooks (@dakotious) June 12, 2021

ARCHIVADO EN:

Massachusetts

Un buzo casi es tragado por una ballena y logró sobrevivir para contarlo

En Massachusetts, Estados Unidos, un buzo que recolectaba langostas en el fondo del océano fue tragado por una ballena jorobada, y aunque no estuvo tres días y tres noches en su interior como Jonás, puede afirmar que al igual que el profeta bíblico, fue protagonista de un milagro.

Un buzo casi es tragado por una ballena y logró sobrevivir para contarlo

Dice la historia bíblica que un profeta llamado Jonás fue tragado por una ballena y permaneció en su interior por tres días y tres noches, después de un tiempo el animal lo escupió sin sufrir daño alguno, pues bien, una historia con un Jonás del siglo XXI se presentó en los Estados Unidos, con la diferencia de que el protagonista de la historia moderna no es un profeta sino un buzo.

Michael Packard, un buzo de Massachusetts de 56 años, se encontraba pescando langostas en las costas cercanas a Provincetown en el litoral del océano Atlántico, de repente sintió un fuerte golpe y una violenta sacudida, inmediatamente pensó que había sido atrapado por un tiburón, pero no sintió sus afilados dientes y comprendió que había sido presa de una ballena.

El buzo fue encontrado en el mar por la ballena y esta creyó que el hombre podría convertirse en un suculento bocadillo, “De repente, sentí un empujón tremendo, y luego oscureció. Sentí que me estaba moviendo y la ballena me empujaba con los músculos de su boca”, comentó Packard.

Michael Packard sabía que un gran animal lo engullía, pensó en un tiburón, pero al no encontrar los dientes entendió que una gran ballena se lo estaba tragando en medio de una gran oscuridad, debido a que parte de su cuerpo estaba en el interior del cetáceo, entonces comenzó a moverse intensa y frenéticamente, la ballena se incomodó, emergió a la superficie y lo soltó.

El compañero de labores de pesca de Packard, que se encontraba a bordo de un barco, lo recogió de las aguas y lo condujo hasta la costa para ser llevado a un hospital, allí fue atendido por los médicos que constataron que el buzo, sin ser un profeta, había sido protagonista de un milagro, porque no sufrió heridas graves.

Packard sufrió algunas contusiones y heridas menores y en unas horas fue enviado a su casa a descansar junto con su familia. El buzo puede contar ahora que estuvo en el interior de una ballena y su nombre no es Jonás, sino Michael.

referencia:
actualidad.rt.com
www.ultimahora.es
www.elsiglodetorreon.com.mx
eldiariony.com
www.colombia.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba