Noticias

MUERTES

Las muertes por cáncer triplicaron las causadas por el Covid en Sevilla en 2020

Más de 4.200 personas perecieron por algún tumor, mientras que 1.370 lo hicieron por coronavirus
Las patologías cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en la provincia 
Récords históricos de muertes en Sevilla por Alzheimer, hipertensión, envenenamientos o suicidios

Las muertes por cáncer triplicaron las causadas por el Covid en Sevilla en 2020

Más de 4.200 personas perecieron por algún tumor, mientras que 1.370 lo hicieron por coronavirus

Las patologías cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en la provincia 

Récords históricos de muertes en Sevilla por Alzheimer, hipertensión, envenenamientos o suicidios

Personal sanitario en un ‘box’ de la UCI del Hospital de Valme. / M. G.

Cristina Valdivieso 27 Noviembre, 2021 – 06:15h

El coronavirus fue la causa de fallecimiento de 1.370 personas en Sevilla en 2020, año en el que la pandemia estalló a nivel mundial y cambió todo, también en la provincia sevillana. Sin embargo, pese al evidente impacto que la enfermedad tuvo sobre cientos de personas que perdieron la vida al no poder superar las afecciones de la misma, no fue, ni de lejos, la principal causa de muerte de un periodo en el que se ha registrado el mayor aumento de la mortalidad desde los años 80.

Según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las muertes por cáncer triplicaron a las causadas por el Covid el año pasado. Es decir, hasta 4.244 perecieron a consecuencia de algún tumor, según recogen las estadísticas oficiales. La cifra es más abultada si se compara con la de fallecidos por enfermedades del sistema circulatorio, que se convierte un año más en la primera causa de muerte en la provincia. Y es que, los sevillanos que durante 2020 perdieron la vida por patologías cardiovasculares multiplican por cuatro a los que murieron por el coronavirus: 5.724. 

El coronavirus provoca el mayor aumento de mortalidad en la provincia desde los años 80

En la provincia murieron el año pasado 1.370 personas (741 hombres y 629 mujeres) que estaban infectados por Covid-19. El número es superior al manejado y hecho público por la Junta de Andalucía, que al cierre de 2020 informaba de un acumulado de 1.161 defunciones por esta causa. Es decir, se corrobora que hubo 209 muertos más. Y ello sin tener en cuenta aquellas víctimas que fallecieron con la sospecha de que estaban contagiadas. En ese estado había, según el INE, otras 65 personas (25 hombres y 40 mujeres).

De las muertes del año pasado por esta nueva enfermedad, detalla también el INE, la gran mayoría murieron estando en un centro hospitalario (1.163 confirmados y 39 de sospechosos). Mientras, 135 perecieron en una residencia de mayores (126 Covid confirmados y 9 sospechosos) y 90 (77-13) en sus domicilios.

Así todo, el Covid representó en 2020 el 7,8% de las 17.415 muertes registradas en toda provincia. Un total, eso sí, en el que han influido, sin duda, esos más de 1.300 muertos por la pandemia y que han hecho crecer en más de 1.600 la cifra de fallecimientos anuales con respecto a 2019.

El INE incrementa en más de 200 la lista de fallecidos por Covid en 2020

De manera específica, la principal causa por la que murieron el año pasado los sevillanos fueron las enfermedades del sistema circulatorio, con 5.724 (5.469 en 2019). De entre las diferentes variantes, la primera fueron las enfermedades cerebrovasculares, con 1.380 (44 más que en 2019).

Los procesos oncológicos en su conjunto fueron la segunda causa de las defunciones. En 2020 se registraron 4.244 de estas muertes en la provincia de Sevilla. Llama la atención el largo listado de tumores que incluyen las estadísticas del INE. Los más numerosos fueron los de tráquea, bronquios y pulmón (826). Le siguieron los de colon (449), páncreas (285), mama (259), de sitios mal definidos (223) y de próstata (215).

En tercer lugar en esta lista se incluyen las defunciones por las patologías infecciosas y parasitarias donde se incluye el Covid-19. En este punto, destaca que de las 1.664 muertes contabilizadas el año pasado por esta razón, 1.475 fueron por coronavirus (1.370) o sospechas del mismo (65).

Ahora, muy cerca de concluir el 2021, y un año y nueve meses después de la confirmación del primer contagio de Covid en Sevilla, son 2.338 los sevillanos fallecidos por este patógeno en la provincia. Según las estadísticas oficiales del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), que acaba de hacer públicos los datos sobre las causas de muertes durante el primer trimestre de este año, es decir, durante lo que fue la tercera ola del coronavirus, el Covid-19 se convierte en la enfermedad responsable del mayor número de decesos, con un total de 709 óbitos registrados entre enero y marzo. La cifra sitúa a la provincia sevillana como la tercera andaluza con más muertes por esta enfermedad, por detrás de Cádiz, que encabeza este listado con 897. Y Málaga, con 838 muertes. A continuación, las enfermedades cerebrovasculares se encontrarían como segunda causa de muerte en la provincia, con 346. En tercer lugar, la insuficiencia cardíaca, fue el motivo del fallecimiento de 357 sevillanos. El cáncer, en su conjunto, sigue copando las estadísticas de muertes y fue el responsable de 1.023 fallecimientos durante el primer trimestre de este año.

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

0 Comentarios

Más comentarios

Contenido patrocinado

Autoridades investigan la muerte de ocho personas durante concierto en Texas

Las autoridades quieren ver videos, entrevistar a testigos y revisar los protocolos de los conciertos para determinar cómo murieron ocho personas en un festival de música de Houston cuando los asistentes subieron repentinamente al escenario para ver al rapero Travis Scott

Autoridades investigan la muerte de ocho personas durante concierto en Texas

Las autoridades quieren ver videos, entrevistar a testigos y revisar los protocolos de los conciertos para determinar cómo murieron ocho personas en un festival de música de Houston cuando los asistentes subieron repentinamente al escenario para ver al rapero Travis Scott.

Los funcionarios de la ciudad de Texas dijeron el sábado que estaban en las primeras etapas de la investigación del pandemonio que se desarrolló el viernes por la noche en Astroworld, un evento de dos días con entradas agotadas en el NRG Park con una asistencia estimada de 50.000 personas. Uno de los asistentes narró que cuando el temporizador marcaba el inicio de la actuación de Scott, la multitud comenzó a empujar hacia adelante.

“Tan pronto salió al escenario, fue como si una energía surgiera y todo se volvió una locura”, contó Niaara Goods, una de las asistentes al concierto. “De repente, te estaban aplastando las costillas. Tenías el brazo de alguien en el cuello. Intentabas respirar, pero no podías”.

Goods dijo que estaba tan desesperada por salir que mordió a un hombre en el hombro para que se moviera.

Los muertos tenían entre 14 y 27 años, y 13 personas seguían hospitalizadas el sábado, informó el alcalde Sylvester Turner. Dijo que se trató de “una tragedia en muchos niveles” y que era demasiado pronto para sacar conclusiones sobre lo que salió mal. Decenas de personas resultaron heridas.

“Bien puede ser que esta tragedia sea el resultado de eventos impredecibles, de circunstancias que se juntaron y que no podrían haberse evitado”, expresó la jueza Lina Hidalgo, la principal funcionaria electa del condado Harris. “Pero hasta que determinemos eso, haré preguntas difíciles”.

Expertos en muertes durante multitudes explican que a menudo son el resultado de la densidad: demasiadas personas apiñadas en un espacio pequeño. La multitud a menudo huye en avalancha de una amenaza percibida o hacia algo que quieren, como un artista, antes de chocar contra una barrera.

Scott, una de las estrellas jóvenes más importantes de la música, fundó el Astroworld Festival en 2018. El nativo de Houston de 29 años ha sido nominado a ocho premios Grammy. Tiene una hija de 3 años con Kylie Jenner, quien anunció en septiembre que está embarazada de su segundo hijo.

Drake se unió a Scott en el escenario en el concierto, que fue transmitido en vivo por Apple Music.

Ryan Pearson en Los Ángeles; Stan Choe en Nueva York; David Sharp en Portland, Maine; y Desiree Seals en Atlanta contribuyeron a este despacho.

El exceso de mortalidad en la pandemia: a las 46.000 muertes de más de la primera ola se suman ya 44.000 desde septiembre

El impacto de la epidemia del coronavirus deja la peor crisis de mortalidad en España desde que existen registros oficiales: 46.000 muertes por encima de la media histórica en la primera ola, 19.000 en la segunda, 16.000 en la tercera y 9.000 desde marzo de 2021

El exceso de mortalidad en la pandemia: a las 46.000 muertes de más de la primera ola se suman ya 44.000 desde septiembre

Nunca en España habían fallecido más de 12.000 personas en una semana… hasta ahora. En el pico de mortalidad de la epidemia del coronavirus -entre el 23 de marzo y el 5 de abril- murieron por todas las causas en España 20.000 personas a la semana durante 21 días consecutivos. La cifra de fallecimientos registrada es la mayor en 45 años de historia democrática.

Una epidemia que ha vuelto a mostrar sus efectos en la sobremortalidad en la segunda, tercera y cuarta ola de Covid-19. Aunque los registros volvieron a hablar de más muertes de las esperadas en julio y agosto, no todas eran directamente atribuibles a la COVID-19: una gran parte estaba vinculada a los episodios de calor tradicionales del verano. Sin embargo, todos los datos (incluyendo las muertes oficiales contabilizadas por Sanidad) indican que gran parte del exceso de más de 44.000 muertes registrado desde finales de septiembre está en gran parte vinculado al virus, directa o indirectamente. De esta sobremortalidad, 19.000 provienen de la segunda ola (meses de septiembre a noviembre), 16.000 en la tercera ola y los 9.000 restantes de las pequeñas olas que se han sucedido desde marzo de 2021.

Precisamente, entre enero y diciembre del pasado año se registró un exceso de 69.000 muertes por encima de las esperadas en España. Con estos datos, 2020 sería el año más mortal de la historia democrática de España tanto en números absolutos como ajustando por población, según cálculos realizados por elDiario.es.

Este gráfico muestra el resultado del análisis de elDiario.es de los microdatos individuales de las más de 15 millones de muertes registradas en España -desde 1975 hasta 2019- en la estadística de defunciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) y las cifras de vigilancia diaria -2020 y 2021- del Sistema de Monitorización de la Mortalidad (MoMo), del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII). Ver metodología.

Muertes en cada semana de cada año desde 1975 hasta la actualidad. En negro, la media de 2000 a 2019. Los datos de 2020 y 2021 son una extrapolación a partir de los registros civiles informatizados y pueden presentar retrasos en las notificaciones

Hay que tener en cuenta que las cifras de mortalidad durante la epidemia son una estimación respecto a la estadística definitiva de defunciones ya que el sistema solo incluye los registros civiles informatizados –93% de la población– y el Instituto Carlos III hace una extrapolación a toda la población. Además, pueden existir retrasos en la notificación de las defunciones de las últimas semanas.

Aún con eso, las cifras de muertes ya reflejan el mayor pico de mortalidad de la historia reciente incluso ajustando los datos por población.

¿Cómo se compara la epidemia del coronavirus con otros repuntes de la mortalidad en comparación con los últimos años? Lo analizamos comparando las cifras de 2020 y 2021 con las muertes diarias de los peores brotes de gripe y olas de calor de las últimas dos décadas. Selecciona el primer, segundo o último cuatrimestre para ver cada periodo.

Número de muertes diarias en cada día en comparación con otros años con alta mortalidad en cada trimestre

Las diferencias en el impacto de la mortalidad de la crisis del coronavirus son palpables entre comunidades autónomas. Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha y Catalunya fueron las regiones más afectadas por el aumento de las defunciones durante la primera ola de la epidemia.

Son además las zonas en las que el virus ha actuado con mayor virulencia, en atención a los datos publicados por el Ministerio de Sanidad. Los picos son claros: en la Comunidad de Madrid, los fallecimientos en la semana más mortal de la epidemia se cuatriplicaron respecto al promedio de los últimos 20 años.

Un aumento de la mortalidad que alcanzó su pico en los meses de marzo y abril, durante el confinamiento domiciliario, pero que se ha repetido, con menor intensidad, en la segunda ola del coronavirus. Aun así, en algunas comunidades el exceso de mortalidad desde septiembre ya supera las cifras registradas durante el confinamiento domiciliario. Son los casos de Andalucía, Murcia, Galicia, Aragón, Asturias, Canarias y Baleares. 

Hay que tener en cuenta que en algunos territorios, como Aragón, Cantabria, Castilla y León o La Rioja, las cifras de defunciones están más extrapoladas que en el resto de regiones porque cuentan con menos registros informatizados, por lo que las cifras son una estimación menos exacta que en otras comunidades. En 2018, por ejemplo, el MoMo solo registró el 77% de las muertes que se inscribieron en las provincias de Castilla-La Mancha frente al 99% de Euskadi.

El siguiente gráfico muestra la comparación del número de muertes semanales en cada comunidad respecto a las muertes registradas en los últimos 20 años.

Cada punto representa las muertes en cada semana de cada año desde 2000 hasta la actualidad. En negro, la media de 2000 a 2019. Los datos de 2020 y 2021 son una extrapolación a partir de los registros civiles informatizados y pueden presentar retrasos en las notificaciones

Fuente: INE, MoMo (ISCII)

Si quieres comparar los datos detallados de mortalidad desde 1975 hasta la actualidad en cada comunidad autónoma, haz click aquí.

El colapso de hospitales, funerarias y registros civiles se enmarca en una situación sin precedentes en la historia de España. Los 20 días con mayor número de muertes desde el inicio de la democracia se ubican todos entre finales de marzo e inicio de abril de 2020, según las defunciones registradas en el sistema MoMo.

Hasta la fecha, el día con mayor número de fallecimientos había sido el 13 de enero de 2017 –brote de gripe– con 1.759 muertes. El 31 de marzo del pasado año, más de 3.000 personas fallecieron en un solo día, según la estimación del MoMo.

Por edades, la mayor diferencia entre las muertes esperadas según el MoMo y las registradas oficialmente se encuentra entre las personas más mayores. El exceso de muertes entre los fallecidos con más de 74 años es ya de un 63% sobre lo esperado hasta el 28 de abril. Entre 65 y 74 años, de un 46%.

Muertes en cada día de 2020 en comparación con la media de años anteriores en cada grupo de edad. Datos estimados: son una extrapolación a partir de los registros civiles informatizados y pueden presentar retrasos en las notificaciones

Fuente: INE, MoMo (ISCII)

Muchos expertos piden tiempo para saber qué parte del exceso de mortalidad es achacable al virus. Además, el exceso de muertes registrados por el MoMo también pueden estar algunas que no sean directamente atribuibles al COVID-19. Por ejemplo, la muertes indirectas pueden haber aumentado durante la saturación del sistema sanitario y otras muertes accidentales se pueden haber reducido durante la situación excepcional de confinamiento.

Para comparar con más detalle cómo está afectando la crisis del COVID-19 en cada comunidad autónoma, mostramos la evolución de las muertes semanales en cada región desde 1975 hasta la actualidad.

Las cifras muestran el número total de defunciones en cada semana del año registradas en cada comunidad autónoma, según las cifras de la estadística histórica de defunciones hasta 2019 y del proyecto MoMo para 2020 y 2021. Selecciona una comunidad y explora los datos.

Muertes en cada semana de cada año desde 1975 hasta la actualidad. En negro, la media de 2000 a 2019. Los datos de 2020 y 2021 son una extrapolación a partir de los registros civiles informatizados y pueden presentar retrasos en las notificaciones

Para esta información se han analizado los microdatos individuales de todas las defunciones registradas en España entre 1975 y 2019 del Instituto Nacional de Estadística (INE). Para cada muerte, se ha identificado el día de la defunción y la comunidad de inscripción del fallecimiento.

Se han identificado 1.298 fallecimientos ubicados en días inexistentes (31 de noviembre o 30 de febrero) entre 1975 y 1983. Estas muertes se han incluido entre las del último día de esos meses.

Las estadísticas de muertes registradas en España desde enero de 2020 hasta la actualidad provienen del sistema de monitorización de la mortalidad (MoMo), que ha publicado los datos históricos de los últimos dos años. Esta herramienta se utiliza para alertar de excesos de muertes por olas de calor o epidemias de gripe.

Estas cifras son una extrapolación ya que el sistema se alimenta de las defunciones inscritas en los registros civiles informatizados (94% de los fallecimientos finales) y el Instituto Carlos III estima las muertes en función del porcentaje de registros digitalizados en cada comunidad. Además, pueden presentar retrasos en las notificaciones.

Las comunidades con menos registros civiles informatizados pueden una estimación menos precisa que el resto en sus cifras de defunciones respecto a las definitivas. Son los casos de Aragón (detectó el 80% de las muertes registradas finalmente en 2018), Cantabria (78%), Castilla y León (77%), Comunidad de Madrid (87%) y La Rioja (77%).

Los datos de muertes por coronavirus y hospitalizados en España que demuestran el éxito de la vacunación

Los datos aportados por la Comisión Europea demuestran que la vacunación está directamente relacionada con el descenso de fallecimientos por coronavirus. De hecho, gracias al buen ritmo de la vacunación, España es el tercer país de la Unión Europea con menos muertes por coronavirus por cada millón de habitantes en los últimos 14 días.

Los datos de muertes por coronavirus y hospitalizados en España que demuestran el éxito de la vacunación

Carlota Colón de Carvajal

Madrid | 24.11.2021 12:15

LEER MÁS

La incidencia del coronavirus en España sigue aumentando progresivamente hasta situarse en los 139,1 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, 7 puntos más que la jornada anterior, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad. Además, señaló que el miércoles se notificaron 6.777 nuevos casos y 34 personas perdieron la vida a causa de la enfermedad.

Asimismo, el informe de Sanidad también confirma que actualmente en España hay 3.004 pacientes ingresados en los hospitales por coronavirus y las UCI están ocupadas en un 5,97%, con 547 personas ingresadas en todo el país.

Esta baja ocupación hospitalaria se debe, en parte, al avance que está teniendo la vacunación en España. Según el Ministerio de Carolina Darias, de las 78.219.143 dosis entregadas, se han administrado 75.173.640. Además, 37.557.243 personas han recibido la pauta completa, esto supone que un 89,2 % de la población diana tiene la pauta completa.

Desde Sanidad defienden la importancia de seguir apostando por la vacunación, ya que “ha tenido un efecto directo tanto en la bajada de la gravedad de los contagios, como en las hospitalizaciones, la ocupación hospitalaria de UCI y en la letalidad”. Por ello, insiste en pedir a las personas que aún no se han vacunado que se animen a inocularse contra el coronavirus y a las personas mayores de 60 años a recibir la dosis de refuerzo.

Contrastan la situación de este pasado martes 22 de noviembre con la del pasado 11 de marzo del 2021, cuando la incidencia en ambas estaba en 132 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. Sin embargo, el 22 de noviembre el porcentaje de camas ocupadas en los hospitales era 5% y de un 2% en las UCI, debido a que hay una tasa de vacunación con pauta completa cercana al 90%. Y en marzo, con un 4% de vacunación completa, la ocupación hospitalaria era del 22% y del 7% de las camas UCI.

Darias ha indicado que “el objetivo compartido de este Ministerio con las comunidades autónomas es avanzar cuanto más mejor en la vacunación con dosis de refuerzo en aquellas personas que son más vulnerables”. Aunque también ha recordado la importancia de seguir cumpliendo con el resto de medidas sanitarias como son las mascarillas, lavado de manos, distancia social, evitar aglomeraciones y ventilación de espacios interiores, para protegernos a nosotros y a los demás.

Por otro lado, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ha explicado que “es fundamental poner en valor el efecto de las vacunas”, no sólo en infecciones, sino en cuanto a infecciones graves, hospitalizaciones y fallecimientos. Por ejemplo, expuso que en las últimas 8 semanas y hasta el 14 de noviembre, la Incidencia Acumulada en las personas con pauta completa de vacunación es muchísimo menor que en las que no están vacunadas.

En concreto, Sanidad corrobora que “entre las personas de 60 a 80 años vacunadas el riesgo de infección disminuye 8 veces, mientras que tienen un riesgo de hospitalización 18 veces menor y un riesgo 25 veces menor de morir por esta enfermedad”.

Si miramos por rangos de edad, la tasa de hospitalización, ingresos en UCI y fallecimiento varía notablemente entre vacunados y no vacunados.

La Comisión Europea también ha publicado una tabla en la que muestra que la tasa de vacunación está directamente relacionada con el número de muertes y compara la situación entre los diferentes países de la Unión Europea. España está entre los tres países que menor tasa de mortalidad tiene por cada millón de habitantes (4) en los últimos 14 días, solo por detrás de Malta (0) y Suecia (3).

Sin embargo, si se compara por el número de habitantes y de territorio, España es el país que mejor está de la Unión Europea, ya que Alemania está en 20 muertes y Francia en 7 e Italia en 9.

Asimismo, España es el sexto país que más porcentaje de población vacunada tiene de la Unión Europea, solo por detrás de Irlanda (93% y 15 muertes en los últimos 14 días), Portugal (92% y 10 muertes), Malta (92% y 0 muertes), Dinamarca (89% y 10 muertes) y Bélgica (87% y 29 muertes).

Ante estos datos, el Gobierno ha añadido al grupo comprendido entre los 60 y los 60 años, además del personal sanitario y sociosanitario entre los colectivos a los que se administrará una dosis adicional de la vacuna contra el coronavirus. Por ello, Darias ha comentado que desde el Ministerio de Sanidad les “parece un paso muy importante, proteger a estas personas de manera individual, pero, también, de manera colectiva, porque protegiendo a los sanitarios no solo los estamos protegiendo a ellos, sino que, también, estamos protegiendo al entorno colectivo donde trabajan”.

Y la ministra ha recocido el “gran esfuerzo” de las comunidades en el impulso a la vacunación con esta dosis de refuerzo que ya supera al 50% de personas de más de 70 años con esta dosis adicional.

Temas

referencia:
www.diariodesevilla.es
www.latimes.com
www.eldiario.es
www.ondacero.es

دکمه بازگشت به بالا