Noticias

5 trucos para una tortilla de patatas perfecta

Loading the player...

Cómo Hacer una Buena Tortilla de Patatas

¿Quieres aprender a hacer uno de los platos españoles más típicos? Descubre cuál es la receta y los mejores trucos para que salga perfecta.

Cómo Hacer una Buena Tortilla de Patatas

Indice

«Lo único que me gusta más que hablar de comida es comer» – John Walters

¿Qué español que se precie no ha probado nunca la tortilla de patata? Se podría decir que es uno de los platos más emblemáticos y famosos de la gastronomía española, consumido en todos los hogares españoles, y es la tapa que más se pide en los bares y restaurantes, independientemente de la provincia de España donde te encuentres.

Lo bueno de este plato es que se puede comer en cualquier momento del día: en el desayuno, como almuerzo, en la comida, como merienda o para cenar. Es tan popular en España, que nunca falta en cualquier fiesta o reunión con la familia y los amigos, en las excursiones, en la playa, en la montaña… ¿A que tú también te has llevado alguna vez un táper de tortilla a la playa?

¿Quieres aprender a hacer una riquísima tortilla de patatas? ¡Sigue leyendo!

Descubre con nosotros las mejores recetas de cocina para principiantes.

Sin duda, la tortilla de patata es un referente de la gastronomía española, conocida en el mundo entero por su delicioso e inconfundible aroma y sabor. ¡No hay quien se resista a un buen pincho de tortilla!

Su sencilla receta, compuesta de huevos, patatas, cebolla, sal y aceite de oliva, es una combinación deliciosa y resulta en un plato asequible para todos los bolsillos. Pero ¿sabes cocinarla? ¡Aquí te dejamos la receta!

Ingredientes para una tortilla de patatas para 4 personas:

1. Pela y corta la cebolla en tiras finas. Después, tienes que pelar las patatas, lavarlas para quitarles la suciedad y secarlas. Córtalas por la mitad a lo largo y después corta cada trozo en medias lunas finas de un centímetro aproximadamente.

2. Coge una sartén grande y antiadherente. Ponla al fuego y añade un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Introduce todo en la sartén, sazona a tu gusto y fríe a fuego bajo durante 25-30 minutos.

También puedes hacer la cebolla en otra sartén por separado. En ese caso, hay que pocharla hasta que tenga un color dorado, que tenga un punto de caramelización pero sin llegar a quemarse.

Tras esos 25-30 minutos, hay que retirar la fritada y escurrirla. Pon el aceite en un recipiente y resérvalo. Limpia la sartén con papel absorbente de cocina.

3. Bate los huevos en un recipiente grande. Añade un poco de sal y la fritada de patatas y cebolla, y mezcla bien. Puedes dejar reposar la mezcla durante 5 minutos para que se junten bien todos los sabores.

4. Coloca la sartén nuevamente en el fuego con un chorrito del aceite que habías reservado y añade la mezcla. Remueve un poco con una cuchara de madera y espera a que empiece a cuajarse. Para este tipo de tortilla solo necesitamos 4 minutos a fuego medio-alto por cada lado. Depende de lo cuajada que queramos que quede la tortilla.

5. Ahora llega lo más emocionante… ¡darle la vuelta! Para ello, puedes usar un plato llano grande de mayor diámetro que la sartén. También se puede usar una tapadera de borde liso, incluso ahora venden tapaderas especiales para dar la vuelta a la tortilla.

Debes hacer un movimiento rápido y decisivo. Le das la vuelta y rápidamente deslizas de nuevo sobre la sartén el lado que todavía debe cocinarse.

Deja que se haga la otra cara de la tortilla a fuego medio unos 5 minutos más. Si te gusta menos cuajada, cocínala durante menos tiempo.

¡Y ya has hecho tu primera tortilla de patatas! ¡Que aproveche!

¿Quieres saber también cómo preparar una pizza casera?

¿Eres más de tortilla de patatas con cebolla o sin cebolla? Hay quienes defienden que añadir este ingrediente hace que esta delicia del paladar esté más jugosa. ¡Podríamos decir que los españoles se dividen entre estos dos grupos! A algunos les encanta con cebolla y otros no la soportan.

Si eres del segundo grupo, no te preocupes, la receta es incluso más sencilla. Lo único que tienes que hacer es no añadir la cebolla, ¡y listo!

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre cómo hacer una buena paella.

Los mejores trucos te los contamos en nuestros cursos cocina madrid o los cursos de cocina online. Ya te guste con cebolla o sin cebolla, más o menos cuajada, la preparación de este plato requiere experiencia, práctica y no caer en fallos comunes como la elección de los ingredientes o las cantidades. ¡Aquí te contamos algunos trucos para cocinar la tortilla de patatas perfecta!

La calidad de los productos es esencial en cualquier elaboración y la tortilla de patatas no es una excepción. Para preparar una buena tortilla de patatas, debes elegir un aceite de oliva virgen extra, unos huevos de gallinas criadas en libertad o ecológicos y patatas viejas, ya que las nuevas sueltan demasiado almidón.

Para elaborar una buena tortilla, hay que tener muy en cuenta las proporciones entre huevo y patata. Según los expertos, podemos seguir la regla de un kilo de patatas (entre seis y ocho) por cada ocho huevos.

Si eres de los que prefiere la tortilla de patatas con cebolla, hay que añadir una cebolla mediana o media grande.

No hay ninguna norma escrita a la hora de cortar las patatas. Algunos lo hacen a tacos, aunque lo más común en cortarlas en láminas.

En cuanto a la forma de cocinarlas, el aceite debe estar caliente pero tampoco en exceso para conseguir una textura confitada sin que lleguen a freírse.

Aquí también hay discrepancia. Algunos aseguran que lo que se sazona es el huevo, ni la patata ni la cebolla, y se recomienda echar la sal a los huevos antes de hacer la mezcla con la patata y cebolla.

Otros dicen todo lo contrario: que no hay que sazonar los huevos, sino las patatas una vez fritas. ¡Haz la prueba y quédate con la forma que más te convenza!

Eso va en gustos. Como hemos dicho antes, se dejará más o menos tiempo en el fuego según los gustos de los comensales y el cocinero. A más tiempo más cuajada.

Uno de los errores más comunes es tapar la tortilla aún caliente y, según los expertos, esto solo hace que la tortilla se cueza en sí misma.

Todos conocemos y hemos probado miles de tortillas de patatas, pero ¿conoces su historia? ¿No? ¡Pues te la contamos! Resulta que su origen no está claro del todo.

Por un lado, según documentan Las Crónicas de Indias (escritos muy diversos sobre el descubrimiento, la conquista y la colonización del Nuevo Mundo), sabemos que las primeras tortillas de huevos aparecen alrededor de 1519, hechas tanto por los españoles como por los aztecas.

Y, por otro lado, tenemos constancia de que Pizarro trajo las patatas de América a Europa en 1537 pero solo se consumían como alimento para los animales, ya que en aquella época los alimentos provenientes de la tierra se consideraban venenosos para el consumo humano. Unos 200 años después, las patatas se empezaron a considerar aptas para nuestro consumo.

Bien, ya tenemos los huevos y las patatas, pero ¿cuándo se mezclan estos dos ingredientes, creando la receta de la tortilla española? Existen diversas teorías.

Hasta hace poco tiempo, el primer documento que conocemos en el que se hacía referencia a la tortilla española era un escrito que data de 1817, dirigido a las Cortes de Navarra, en el que se narra que los habitantes de Pamplona la consumían. El escrito decía:

«…dos o tres huevos en tortilla para cinco o seis, porque nuestras mujeres la saben hacer grande y gorda con pocos huevos mezclando patatas, atapurres de pan u otra cosa…»

Según una leyenda, la inventora de la tortilla de patatas fue una humilde ama de casa navarra que una noche de invierno recibió la visita del general carlista Tomás de Zumalacárregui (1808-1835), quien le pidió algo de comer. La señora, que era pobre y lo único que tenía eran huevos, cebolla y patatas, acabó haciendo un revuelto con todo ello. Al general le encantó y más tarde la popularizaría entre sus tropas carlistas, ya que era un plato sencillo, económico y muy nutritivo.

Sin embargo, un estudio reciente de Javier López Linaje, del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, afirma en su libro La patata en España. Historia y Agroecología del Tubérculo Andino que el origen de la tortilla española tuvo lugar en la localidad extremeña de Villanueva de la Serena (Badajoz). El citado libro contiene datos concretos que hablan de la tortilla de patatas en 1798, unos veinte años antes que el documento de Las Cortes de Navarra y atribuye su invención a Joseph de Tena Godoy y al marqués de Robledo que buscaban un alimento barato y nutritivo basado en la patata para paliar las hambrunas de la época.

Descubre también cómo hacer unos deliciosos crepes.

¡Ya sabes cómo hacer la mejor tortilla de patatas! Solo queda practicar y animarte con un curso de cocina de Superprof.

¿Te gustó este artículo?

Marisol

Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.

Claves para hacer la tortilla de patata perfecta, según un maestro tortillero – Uppers

El 9 de marzo se celebra el Día Internacional de la Tortilla de Patata y hablamos con Rafuel, un experto en la materia, para que nos dé las claves de la perfección

Claves para hacer la tortilla de patata perfecta, según un maestro tortillero - Uppers

Seis de cada diez españoles prefieren la tortilla de patata con cebolla. Dos de cada diez no tienen preferencia y el resto no quieren ni oír hablar de este ingrediente en su preparación, según los datos del comparador Acierto. Con o sin ella, lo que está claro es que es uno de nuetsros platos preferidos. Un pincho de desayuno, con el aperitivo, de comida o de cena, todo vale, siempre viene bien. En el Día Internacional de la Tortilla de Patata, hablamos con Rafael Antonín, más conocido como Rafuel, uno de los influencers que más saben de este plato tan español, para que nos dé las claves para preparar la tortilla perfecta y nos cuente algunas recetas originales con las que sorprender a los tuyos.

Una publicación compartida de Chef Rafa (@rafuel55)

Este barcelonés de 65 años que acumula más de medio millón de seguidores en Instagram gracias a sus recetas rápidas y con productos fáciles de encontrar en todas las casas. Sus vídeos estrella son los de arroces y los de las tortillas, que prepara con todo tipo de rellenos ¡e incluso sin patata! Pese a llevar años dedicándose como hobby a la cocina, durante el confinamiento sus directos con han acumulado miles de visualizaciones. «Me parece una tontería eso de llevarme los secretos a la tumba», nos cuenta entre risas mientras relata cómo fue cocinar virtualmente con Mar Saura o preparar unas patatas bravas con Jesús Sánchez, el chef de El Cenador de Amós (tres estrellas Michelin).

Preparó su primera tortilla a los 18 «y era más bien un revoltillo, unos huevos estrellados, fue un desastre» y tan solo dos años después, con 20, «ya me salían bastante decentes». La receta con la que aprendió fue la del coctelero barcelonés Pablo Casas, «me dijo que el secreto era pochar la cebolla con la patata durante dos horas a fuego lento y tapado». Partiendo de esa base, Rafuel descubrió unos trucos, que ahora comparte con nosotros.

Pese a que asegura que la mejor tortilla del mundo es la de patata y cebolla, la tradicional, las recetas de este chef van mucho más allá. «La tortilla de cruasán es muy divertida. La aprendí de uno de los mejores restaurantes de Barcelona y queda espectacular. Se sustituye la patata por este dulce francés y se hace en menos de un cuarto de hora. Lo único que hay que hacer es hidratar el cruasán bien para que quede jugosa”.  Otra de las opciones que nos propone para cuando no tenemos tiempo es sustituir la patata por unas chips de bolsa. «Aquí lo único importante es elegir una de buena calidad y, como en el caso anterior, mezclarlas bien con el huevo y la cebolla caramelizada para que se hidraten», explica.

Una publicación compartida de Chef Rafa (@rafuel55)

Volviendo a la receta tradicional, las opciones son innumerables. Rafuel es un gran amante de los rellenos y nos confiesa cuál es, a día de hoy su tortilla favorita. «La tartufata con jamón ibérico. Le añado a la mezcla de huevo, patata y cebolla un par de cucharadas de salsa tartufata, que es muy económica, y una vez que está cuajada la tortilla, la cubro con jamón ibérico de bellota hasta que no se vea. Con el calor residual la grasa empieza a sudar y se me hace la boca agua de solo pensarlo». 

Un gran amante de productos tan españoles como el chorizo, el queso o la sobrasada, también los incorpora a sus tortillas. «Son alimentos que se funden y se integran perfectamente en la patata y dan un sabor espectacular. Si queremos poner queso, añadiremos a la sartén la mitad de la mezcla, pondremos el queso y cubriremos con la parte restante. Así quedará en el centro y fundido», explica. 

Una publicación compartida de Chef Rafa (@rafuel55)

Desde que comenzó con sus tutoriales en redes sociales han pasado ya 20 años y se ha ido adaptando a las nuevas herramientas que las diferentes aplicaciones le han ido ofreciendo. Totalmente autónomo, desde hace un año publica junto con cada vídeo la receta completa de sus platos, que van mucho más allá de las tortillas, y su éxito está siendo tal que en abril saca su primer libro junto con la editorial Planeta, ‘Rafuel: mis mejores recetas’.  

referencia:
www.superprof.es
www.uppers.es

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba