Noticias

¿Quién fue la mayor asesina en serie de la historia?

Loading the player...

Si Uey, el famoso caníbal y asesino en serie, momificado en un museo de Tailandia

Si Uey asesinó a seis niños y se comió sus vísceras. Su cuerpo permanece momificado en un museo.

Si Uey, el famoso caníbal y asesino en serie, momificado en un museo de Tailandia

«No salgas de noche o vendrá Si Uey y te comerá el hígado», advierten desde hace décadas los padres para mantener a raya a sus hijos en Tailandia, donde una campaña persigue dignificar a su más famoso caníbal y asesino en serie conservado como una momia en un museo de Bangkok.

Si Uey Sae-Ung era un solitario inmigrante chino que se ganaba la vida como jardinero a domicilio pero que acabó pasando a la posteridad como una auténtica monstruosidad, acusado de secuestrar y asesinar a seis niños para comerse sus órganos.

Su cuerpo, ennegrecido y retorcido por el tratamiento de preservación, aun muestra en el pecho las cavidades de las balas del pelotón de ejecución que acabaron con su vida por orden judicial el 17 septiembre de 1959, año y medio después de que le detuvieran.

Se le puede ver encerrado en una vitrina del museo forense del hospital Siriraj de la capital, una siniestra colección de fetos, restos humanos y aberraciones diversas de la que su momia es la principal atracción, bajo un cartel que durante años le ha descrito como «hombre que come a personas».

«No importa lo que hizo. Exhibir su cuerpo de esta manera es una violación de sus derechos humanos», dijo Pharaoh Chakkraphattranan, el impulsor de la campaña que pide retirar el cuerpo del museo y darle sepultura.

Su punto de vista no es muy compartido en Tailandia donde el prejuicio contra Si Uey -cuya vida ha sido objeto de dos películas, una serie de televisión y varios documentales- ha quedado fuertemente grabado en el imaginario popular del país.

Su reputación, alimentada por una cobertura sensacionalista de la prensa de la época, se fraguó tras su detención en Rayong, en el este del país, después de que Nawa Boonyakan le encontrara delante de una hoguera con escombros de la que sobresalía la pierna de su hijo Somboon, al que hacía horas que esperaba en casa.

Si Uey admitió haber matado a Somboon para comerse sus vísceras y hacer lo mismo con cinco menores más en otras provincias del país, para alivio de la policía que resolvía de una tacada sendos misterios.

El juez confirmó la culpabilidad decretada desde las primeras páginas de los diarios y, tras su ejecución, el hospital se quedó con el cuerpo, oficialmente, para estudiar si su cerebro revelaba anormalidades que justificaran su aberrante comportamiento.

En los últimos años, el veredicto ha sido cuestionado en reportajes de la televisión local que revelaron incongruencias entre los hechos y la confesión de Si Uey, quien apenas hablaba tailandés, mostraron a padres de víctimas que lo exculparon y llegaron a identificar a un pariente de un cacique local como supuesto asesino.

«Fui a ver a Si Uey en el museo y no lo vi como un caníbal sino como una víctima en sus derechos y su dignidad. Aunque fuera el asesino, creo que la pena de muerte ya es suficiente castigo», dijo Pharaoh.

Las irregularidades de la investigación policial y del proceso judicial, llevaron al activista a iniciar una campaña en change.org en la que, además de pedir al hospital que deje de exhibir el cuerpo, llamaba a contrarrestar el estigma en contra de Si Uey con la publicación de la autopsia.

Las redes sociales auparon la campaña que tras recabar varias decenas de miles de firmas llevaron al hospital a tomar medidas: eliminar el nombre y la descripción como «caníbal» de la etiqueta que ahora le identifica solo como «preso del corredor de la muerte».

El Siriraj también anunció que instalaría paneles informativos al lado de los restos de Si Uey para explicar mejor su caso y el juicio pero que en principio descartaba retirar el cuerpo.

«Hay más ventajas que desventajas en mantenerlo en la exposición», dijo a Efe el vicedecano de la Facultad de Medicina del Hospital Siriraj, Narit Kitnarong, que apeló al potencial pedagógico de Si Uey.

«Tenerlo ahí permite que los visitantes aprendan. Es un ejemplo para enseñar a los niños a tener cuidado, a no salir de noche de casa, y a aprender la manera correcta de comportarse», razonó.

La posición del hospital no convenció a los vecinos de uno de los pueblos en los que vivió Si Uey, que han pedido a la Comisión Nacional para los Derechos Humanos que intercediera para liberar a su vecino más ilustre para darle sepultura.

«Si Uey era un miembro de nuestra comunidad. Queremos mostrar a la sociedad que no era una persona cruel tal como le percibe el público», comentaron.

La persistencia de las demandas ha llevado a la dirección del hospital a considerar ya la cremación del cuerpo, que quedaría pendiente de recuperar documentación diversa como el certificado de defunción.

«Cuando ya no esté su cuerpo tampoco pondremos su nombre pero quizás crearemos una réplica. Sería por pedagogía sin provocar más polémica sobre su cuerpo», dijo a la prensa el decano de Medicina del Siriraj, Prasit Watanapa. 

Muere Samuel Little, considerado el peor asesino en serie de EE.UU.

Samuel Little, considerado el asesino en serie más prolífico en Estados Unidos, murió a los 80 años, según autoridades de California.

Muere Samuel Little, considerado el peor asesino en serie de EE.UU.

(CNN) –– Samuel Little, quien se cree fue el asesino en serie más prolífico en la historia de Estados Unidos, murió a los 80 años. Así lo informó este miércoles el Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California.

Little cumplía tres condenas consecutivas de cadena perpetua sin libertad condicional impuestas por el condado de Los Ángeles, a raíz de la muerte de tres mujeres a finales de la década de 1980.

Sin embargo, Little había confesado otros 93 asesinatos, según el FBI. La agencia dijo que sus confesiones eran «creíbles».

Su espantoso rastro de asesinatos fue revelado en un informe emitido en noviembre de 2018 por el FBI. Según la agencia, su nombre apareció en su Programa de Aprehensión Criminal Violenta (ViCAP, por sus siglas en inglés). Esto en relación con una serie de asesinatos sin resolver en todo el país.

Un asesinato en Odessa, Texas, pareció ser especialmente relevante. Por lo que dos analistas de delitos del FBI y James Holland de los Texas Rangers fueron a ver a Little para intentar que hablara.

«En el transcurso de esa entrevista en mayo», dijo la analista de delitos del ViCAP Christina Palazzolo en un artículo del FBI, «él miró la ciudad y el estado y le dio a Holland el número de personas que mató en cada lugar. Jackson, Mississippi: una; Cincinnati, Ohio: una; Phoenix, Arizona: tres; Las Vegas, Nevada: una».

Little buscaba a mujeres marginadas y vulnerables que a menudo se dedicaban a la prostitución o eran adictas a las drogas, según el artículo del FBI. Palazzolo y Angela Williamson, principal asesora de políticas del Departamento de Justicia y enlace de ViCAP, quienes hablaron con Little, dijeron que él recordaba gran detalle de los asesinatos.

El FBI dijo en octubre de 2019 que las fuerzas del orden han podido verificar 50 confesiones. Y muchas más están pendientes de confirmación final.

En septiembre de 2012, a Little lo arrestaron en un refugio para personas sin hogar de Kentucky y fue extraditado a California. Allí lo buscaban por un cargo de narcóticos, dijo el FBI. Una vez que estuvo bajo custodia, los detectives del Departamento de Policía de Los Ángeles obtuvieron una coincidencia del ADN de Little con las víctimas en tres homicidios sin resolver de 1987 y 1989. Y lo acusaron de tres cargos de asesinato, dijo el FBI.

Las víctimas, todas mujeres, habían sido golpeadas y luego estranguladas, y sus cuerpos fueron arrojados a un callejón, un basurero y un garaje, dijo el FBI. Little se declaró inocente, pero fue condenado en 2014, dijo el FBI.

El miércoles, el Departamento de Correccionales de California dijo que a Little lo declararon muerto a las 4:53 a.m. en un hospital externo sin nombre. También agregó que la Oficina del Médico Forense del Condado de Los Ángeles determinaría la causa de la muerte.

Eric Levenson, Chuck Johnston y Leah Asmelash, todos de CNN, contribuyeron a este informe.

El FBI confirma que Samuel Little es el mayor asesino en serie de la historia de EEUU

La policía ha confirmado la autoría de 50 asesinatos de mujeres y el preso ha confesado 93 crímenes a lo largo de décadas

El FBI confirma que Samuel Little es el mayor asesino en serie de la historia de EEUU

El FBI está pidiendo la colaboración ciudadana para identificar a docenas de víctimas de un asesino convicto que confesó haber estrangulado a 93 personas. Los agentes le dan credibilidad a la confesión que convierte a Samuel Little en el asesino en serie más prolífico en la historia de los Estados Unidos.

Los investigadores que han entrevistado a Samuel Little en una prisión del área de Los Ángeles dicen que han confirmado 50 de los homicidios que admitió haber cometido entre 1970 y 2005 y han publicado vídeos de sus confesiones en la cárcel mientras investigan los asesinatos restantes.

«Aunque ya está en prisión, el FBI cree que es importante buscar justicia para cada una de las víctimas, cerrar todos los casos posibles», dijo el FBI en un comunicado publicado en su sitio web, que también incluye dibujos hechos por Little, 79, de muchas de las mujeres que estranguló.

Little, que cumple cadena perpetua por su condena por tres asesinatos cometidos en la década de 1980, comenzó a confesar asesinatos adicionales hace unos 18 meses a un Ranger de Texas que lo entrevistó en su celda en la prisión estatal de Lancaster, California, según el FBI. .

Parece haber apuntado a mujeres negras jóvenes en su mayoría vulnerables, muchas de ellas prostitutas o drogadictas, cuyas muertes no fueron publicitadas en ese momento y en algunos casos no se registraron como homicidios.

Las cintas de vídeo del FBI muestran a Little, sentado frente a una pared de bloques de hormigón con matorrales azules de la cárcel y una gorra de punto gris, a veces apareciendo desconcertado o sonriendo mientras recuerda las circunstancias que rodearon los asesinatos.

El FBI también ha publicado bocetos hechos por Little de las víctimas que permanecen sin identificar con la esperanza de que alguien puedan reconocerlos. La agencia advirtió que no todas las descripciones de Little pueden ser precisas ya que su memoria es defectuosa.

Un mapa publicado en el sitio web del FBI muestra que la mayoría de los asesinatos aún no corroborados se cometieron en todo el sur de los Estados Unidos, aunque una joven fue asesinada en el norte de Ohio y otras dos en el sur de California.

Las víctimas de Little, pintadas por su asesino confeso./ FBI

Los investigadores describieron a una víctima no identificada como un hombre negro de 18 o 19 años que se presentó a Little como una mujer llamada Marianne o Mary Ann. Fue asesinado en 1971 o 1972. Otra era una mujer blanca de 25 años con cabello rubio, ojos azules y una «apariencia hippie» a la que Little conoció en Ohio y murió estrangulada en el norte de Kentucky aproximadamente en 1984.

Todavía no estaba claro si Little, que tiene problemas de salud, enfrentará enjuiciamientos adicionales por los asesinatos recientemente descubiertos.

El asesino confeso, Samuel Little./ FBI

10 películas de asesinos en serie para pensar

Los asesinos en serie han existido desde siempre y, en ocasiones, las películas acerca de ellos parecen seguir un mismoLeer más

10 películas de asesinos en serie para pensar

Los asesinos en serie han existido desde siempre y, en ocasiones, las películas acerca de ellos parecen seguir un mismo patrón de explotación. Pero los diez títulos que a continuación enumeramos no son tan solo de cine slasher, realmente te hacen pensar sobre el papel que cumple la sociedad como creadora de estos asesinos y en nuestras retorcidas mentes.

1.- Aileen: Life and Death of a Serial Killer

La película dirigida en 2003 por Broomfield explora el pasado de Aileen Wuornos y la degradación en su vida, lo que dio lugar a que se convirtiera en una asesina. Wuornos es interrogada y apenas aparece un segundo en su sano juicio. A pesar de ello, es ejecutada al día siguiente. La película es una durísima crítica al proceso legal que llevó a la ejecución de Wuornos así como una llamada de atención a la sociedad por la descuidada niñez que tanto influenció a la conocida asesina en serie.

Funny Games podría describirse como una investigación del impacto que la violencia tiene en la sociedad contemporánea. La cinta arranca con dos jóvenes llegando a una casa junto a un lago, donde se encuentra una familia. Lo que empieza como una solicitud de un poco de azúcar se convierte en lo más oscuro que se pueda imaginar. Los chicos, que a primera vista parecen tan cordiales y dulces, se convierten en violentos monstruos (aunque nunca llegamos a ver la violencia explícita, lo que escuchamos es suficiente). Los asesinos (por orden del genial Haneke) recuerdan al público que estamos viendo ficción en una escena con el fin de hacernos pensar por qué consideramos a ‘eso’ entretenimiento. ¿Sómos víctimas o verdugos de lo que ocurre?

La película de John McNaughton pone en relieve uno de los aspectos más inquietantes del perfil de un asesino en serie: la víctima podría ser cualquiera. Sólo tienes que estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Los asesinos, Henry y Otis, escogen al azar a su víctimas: prostitutas, una familia que les descubre seguir a una mujer e, incluso, a la propia hermana de Otis.

En la obra maestra de Fritz Lang no solo se intenta entender al asesino en serie, sino que también se une esta cuestión a la existencia de una sociedad que produce este tipo de monstruos y a la manera en que ésta les trata. Compleja y fascinante película cuya alarma ha perdido poco impacto a pesar del paso del tiempo.

¿Charlie Chaplin como un asesino en serie? Es difícil de imaginar, pero Monsieur Verdoux es una especie de adaptación sobre el asesino en serie Henri Désiré Landru, interpretado por el mismo Chaplin. La idea vino originalmente de Orson Welles, pero Chaplin vio el potencial de humor negro en el material. Pagó a Welles 5.000 dólares por los derechos y la convirtió en lo que él consideraba como “la película más inteligente y más brillante que hizo”. Aunque cuenta con dosis de humor, el mensaje es totalmente desesperanzador para la humanidad.

Peeping Tom cuenta la historia de un solitario cámara que transforma su equipo en una máquina de matar voyeurista. La obra de Michael Powell es un intenso estudio profundamente inquietante y cargado de buenas dosis de psicosis, lo que ayuda que esté ambientada en un mundo totalmente cotidiano. El asesino de esta película, víctima de los experimentos psicológicos de su propio padre, atrae a las mujeres con su cámara para poder grabar el terror que sienten al morir.

Una de las primeras películas de género slasher es la obra maestra de Alfred Hitchcock. En ella, se acumula gradualmente la tensión, primero con la historia de Marion Crane y luego con los asesinatos e investigaciones posteriores. Esta película lo tiene todo: enfermedades mentales, disfunción sexual y un final que sigue siendo uno de los más escalofriantes y destacados de la historia del cine.

No era la primera vez que el público se reunía con el temido Hannibal Lecter, pero la elección de Jonathan Demme de dibujar las líneas de esta historia fuera de su propio protagonista y transformar el drama en una ópera de violencia tiene un resultado de lo más entretenido. Jodie Foster y Anthony Hopkins brillan en la alabada película en la que Demme demuestra su maestría en el control de la narrativa, manteniéndonos en un estado de ansiedad inigualable.

Con el desmantelamiento de un código de censura obsoleto a finales de la década de 1960, se produjo un gran estallido de las películas de terror. Pero fue Tobe Hooper de La matanza de Texas quien dio forma al nuevo terror. Se trata de una ‘divertida’ y mordaz sátira (a la par que sádica) de los valores familiares. Sin duda, la película de Hooper es una clase magistral sobre el cine de bajo presupuesto.

Incluso con la franquicia Pesadilla en Elm Street dominando la escena del cine de terror de los años 80, el thriller psicológico de George Sluizer es una película imprescindible de la década. El film arranca con una pareja en un área de servicio, cuando la mujer desaparece repentinamente. Frenético, el hombre comienza una búsqueda que le llevará años. Sluizer entonces nos introduce al secuestrador de la mujer (Jeff Bridges), que se presenta ante el despesperado hombre para tenderle una trampa. La película termina con uno de los momentos más estremecedores del cine moderno.

MINDHUNTER: estos son todos los asesinos y psicópatas reales que aparecen en la temporada 2 de la serie de Netflix

La esperadísima segunda temporada de 'MINDHUNTER', la serie de David Fincher para Netflix sobre los orígenes de la psicología criminal, se adentra en los…

MINDHUNTER: estos son todos los asesinos y psicópatas reales que aparecen en la temporada 2 de la serie de Netflix

Suscríbete a Espinof

Recibe un email al día con nuestros artículos:

Suscribir

La esperadísima segunda temporada de ‘MINDHUNTER’, la serie de David Fincher para Netflix sobre los orígenes de la psicología criminal, se adentra en los procesos analíticos que el FBI llevó a cabo para analizar las aparentemente inexpugnables mentes de los primeros asesinos en serie clasificados como tales. Vuelven algunos de los viejos conocidos de la primera temporada, como Dennis Rader o Edmund Kemper (el particular Hannibal Lecter de la serie), y hacen su aparición superestrellas del asesinato serial como Charles Manson o el Hijo de Sam.

El argumento de la segunda temporada propicia que aparezcan muchos más asesinos reales: los investigadores interpretados por Holden (Jonathan Groff), Bill (Holt McCallany) y Wendy (Anna Torv), dos años después de lo acontecido en la primera temporada, ya analizan a los asesinos de forma metódica. Estos son los más notables de los que se encuentran en su investigación. 

Por supuesto, sobra decir que este artículo contiene spoilers de la segunda temporada, y se habla de las biografías reales de los asesinos, así que en algunos casos quizás nos adelantemos a hechos que saldrán más adelante en la serie. Aunque se ha publicitado la presencia de Manson en la serie, quizás desees ir encontrándote por sorpresa al resto de serial killers.  

Bateson fue condenado por un solo crimen en 1979: el del periodista Addison Verrill, para robarle tras mantener una relación esporádica con él. Fue sentenciado de 20 años de prisión a perpetua, y puesto en libertad condicional a los 24 años. Se desconoce su paradero actual o si está vivo, pero hay más datos curiosos sobre Bateson. Para empezar se cree que fue el asesino de seis hombres gays más por la misma época, algo que nunca se demostró debido a lo marginal que era la escena gay BDSM de la época. 

Curiosamente, Bateson tuvo una fugaz carrera como actor: aparece en ‘El exorcista’ dando vida al técnico que hace una angiografía cerebral a Regan. William Friedkin, director de la película, firmaría también en 1980 ‘A la caza’, inspirada en los seis crímenes sin resolver de los que Bateson fue sospechoso. 

Entre julio de 1976 y el mismo mes de 1977, David Berkowitz disparó y mató a 6 personas, por las que actualmente cumple seis condenas perpetuas consecutivas. Su primera justificación para los crímenes fue que se lo había ordenado el perro del vecino (el ficticio «Sam»), pero se ha acabado demostrando, tal y como defiende la propia ‘Mindhunter’, que Berkowitz era muy consciente de que se lo estaba inventando.

En su momento, su persecución fue la mayor de la historia de Nueva York, y puso en jaque a la justicia con cartas que se burlaban de los esfuerzos policiales y prometían nuevos crímenes. La cobertura mediática fue tan extensa que se llegaron a promulgar las «Leyes del Hijo de Sam» para evitar que los delincuentes se beneficiaran económicamente de la difusión en medios de sus crímenes. En los noventa afirmó que los crímenes habían sido fruto de su abducción por un culto satánico, posibilidad que llegó a investigarse.

Uno de los raros casos de asesinos en serie afroamericanos. El ex-militar William Henry Hance asesinó a al menos cuatro mujeres, siempre prostitutas que trabajaban en los alrededores de las bases en las que estaba de servicio. Con un cociente intelectual por debajo de la media, Hance fue condenado por tres de esos crímenes y ejecutado en 1994 en la silla eléctrica. 

Su caso se entremezcló en las investigaciones con las de otro asesino afroamericano, Carlton Gary. A ello se sumaron las cartas que llegaban a la policía escritas por una inexistente liga de justicieros blancos que secuestraban mujeres para presionar y que se detuviera al autor de los crímenes de Gary. Todo era una distracción de Hance para seguir asesinando.

Los asesinos en serie suelen ser hombres solitarios, pero cuando encuentran a compañeros a las alturas de sus tropelías (normalmente desgraciados a los que pueden manipular fácilmente), los muertos se multiplican. Pasó con Otis, el compañero del salvaje Henry Lee Lucas, y pasó con Dean Corll y su compañero Henley, aunque la relación no acabó tan bien: Corll fue abatido a disparos por Henley tras una discusión en 1973. 

Se supo entonces que habían secuestrado y asesinado a 28 niños y adolescentes entre 1970 y 1973 en Houston con la ayuda de un tercer joven, David Owen Brooks. Corll era conocido entre los chavales de la ciudad donde vivían como Candy Man, ya que sus padres tenían una fábrica de caramelos y era famoso por repartir golosinas entre los niños. Henley fue condenado a seis penas consecutivas de 99 años por los crímenes.

Ed Kemper reaparece en la temporada 2 tras revelarse como uno de los grandes hallazgos de la primera parte. De alto cociente intelectual e imponente presencia física, mató y cometió necrofilia ocasional con diez personas. Lo hizo principalmente entre 1972 y 1973, y entre ellas estaban sus abuelos paternos (a los que mató con 15 años) y su madre (tras lo cual se entregó). 

Atacaba sobre todo a mujeres jóvenes autoestopistas con cuyos cadáveres cometía todo tipo de atrocidades en su casa. Solicitó la pena de muerte pero no se le concedió al no estar activa en California: en su lugar, cumple ocho cadenas perpetuas consecutivas. Ha rechazado su derecho a optar a la libertad vigilada desde entonces.  

Manson ha sido a menudo descrito como un genio del mal que manipuló a unos cuantos jóvenes para que se sometieran a sus alucinados designios, pero David Fincher hace honor a su fama de desmitificador y retrata a Manson como un chiflado y un cobarde que solo quería alcanzar notoriedad por la vía rápida, y puso en marcha un plan torpe y demencial se le fue de las manos. 

El Manson real fue siempre considerado ejecutor intelectual de los terribles crímenes que acabaron costando la vida a siete personas, incluida Sharon Tate, a los que se suman los asesinatos en primer grado de Gary Hinman y Donald Shea. Fallecido con 83 años en noviembre de 2017, cumplía cadena perpetua después de que la pena de muerte fuera eliminada en California.

Tras ser encarcelado en los años sesenta por una serie de robos, Pierce obtuvo la condicional en 1970, en contra de la opinión del psicólogo de la prisión, que lo calificó de «sociópata». Fue entonces, y durante un año, cuando cometió nueve asesinatos de personas de todas las edades, desde la primera, una niña de 13 años, a un par de víctimas de 60. Cumple cadena perpetua desde 1973.  

Ya aparecía en la primera temporada, aunque aún sin ser nombrado. Recibió su autoimpuesto apodo de «BTK» o «BTK Strangler» (como ya se le menciona en la segunda temporada de ‘Mindhunter’) por las siglas de «Bind, Torture and Kill» («Atar, torturar y matar»). Asesinó a diez personas en Wichita, Kansas, entre 1974 y 1991. Esta temporada ofrece, de nuevo, flashes del asesino en acción.

Es poco posible que de momento lo veamos preso, sin embargo: no fue detenido hasta 2005, momento en el que el caso estaba casi cerrado. Le traicionó un exceso de confianza que le llevó a enviar pistas a la policía en forma de archivos de texto en un CD. La huella digital permitió localizarlo y detenerlo. Actualmente cumple diez cadenas perpetuas consecutivas, tras haberse declarado culpable.    

Arriba hablábamos de Charles Manson, el cerebro manipulador tras los crímenes en 1969 de Tate-LaBianca en los que murieron siete personas. Watson fue uno de los ejecutores de los mismos (el único hombre), y ‘Mindhunter’, del mismo modo que esquiva el retrato complaciente de Manson, tampoco habla de Watson como un secuaz descerebrado. 

Watson se convirtió al cristianismo en prisión, escribió sobre ello y su experiencia con Manson y llegó a casarse y tener hijos sin salir de la cárcel. Intentó que se le concediera la libertad condicional asegurando que podía proporcionar datos sobre otros crímenes de La Familia, pero éstos nunca llegaron a nada y la libertad siempre le fue denegada. 

Entre 1979 y 1981, un mínimo de 28 niños y hombres fueron asesinados y encontrados en condiciones muy distintas, en lo que se conoció como los «Atlanta child murders». El principal sospechoso fue Wayne Williams, arrestado y condenado por dos de los asesinatos a lo largo de un proceso lleno de mentiras, contradicciones y confusión. Posteriormente la policía ha adjudicado a Williams varios de los asesinatos del periodo, pero no ha sido procesado por ellos. Williams mantiene que es inocente.

Espinof en Instagram

Seguir

Compartir ‘MINDHUNTER’: estos son todos los asesinos y psicópatas reales que aparecen en la temporada 2 de la serie de Netflix

Compartir

Los mejores comentarios:

Ver 26 comentarios

¿Cómo cayó el feminicida serial de Atizapán? El esposo de su última víctima es policía

‘Andrés’ era considerado parte de la familia de Reyna, su última víctima.

¿Cómo cayó el feminicida serial de Atizapán? El esposo de su última víctima es policía

En la casa del presunto asesino serial de 72 años encontraron zapatos de mujer, maquillaje y listas de nombres. (Cuartoscuro).

La detención de un presunto asesino serial de México que cometió crímenes durante años se logró únicamente porque su última víctima desmembrada era la esposa de un comandante de policía, quien pudo realizar su propia investigación.

Sin los fondos, la capacitación o el profesionalismo adecuados, los fiscales de México no suelen detener a los asesinos sino hasta que los cadáveres se acumulan tanto que son casi inevitables. Por ejemplo, en 2018, un asesino serial de la Ciudad de México fue arrestado cuando se le descubrió transportando un cuerpo desmembrado por una calle en un cochecito para bebés.

Un sospechoso que las autoridades han identificado como ‘Andrés’ está acusado de matar y desmembrar a una mujer de 34 años llamada Reyna, quien tenía una pequeña tienda de teléfonos, el 14 de mayo. Las autoridades no pueden proporcionar los nombres completos de los sospechosos o de las víctimas en virtud de la ley mexicana.

Los investigadores encontraron zapatos de mujer, maquillaje y listas de nombres en la vivienda del hombre de 72 años. También hallaron miles de piezas de huesos enterradas bajo el piso de su casa, ubicada en Atizapán, un municipio del Estado de México que forma parte del área metropolitana de la Ciudad de México.

Además, encontraron varias tarjetas de identificación que pertenecían a mujeres que habían sido reportadas como desaparecidas desde hace cinco años, así como partes del cuerpo de Reyna cuidadosamente seccionadas, una sierra ensangrentada y un cuchillo en una mesa del sótano de la vivienda.

Sergio Baltazar, abogado de la familia de la víctima, dijo que el esposo de Reyna, Bruno, pasó por la misma experiencia frustrante que muchos mexicanos cuando acudió a la fiscalía luego de que su esposa desapareció.

“La verdad es que el ministerio público le quedó corto”, comentó Baltazar. “No le quisieron ayudar”.

Pero como comandante de policía, Bruno contaba con medios a su disposición que la mayoría de los mexicanos no tienen. Como los fiscales no estaban dispuestos a ayudarle, Bruno accedió a las cámaras de vigilancia.

“Bruno hace muchos trabajos de investigación”, señaló Baltazar.

Reyna había quedado de llevar a Andrés, quien era amigo de la familia, a un mercado mayorista del centro de la capital mexicana para comprar suministros para su tienda.

Andrés, a quien la familia llamaba ‘El Viejo’, era considerado como una obra de caridad por la pareja y sus hijos. Lo invitaban a su casa y lo alimentaban. Y se suponía que ayudaría a Reyna a cargar las compras del mercado.

Cuando Reyna no regresó a casa, Bruno llamó a Andrés, quien dijo que no la había visto y que ella no se había presentado para el viaje de compras.

Pero las cámaras de la policía mostraron a Reyna llegando a la calle donde Andrés vivía, y nunca salió de allí.

Dos días después, cada vez más preocupado, Bruno fue a la casa de Andrés acompañado por el hermano de Reyna. Cerca del sitio había unos policías estacionados.

Andrés se puso nervioso, pero permitió que Bruno ingresara a su hogar, diciéndole que no iba a encontrar nada. Y al principio así fue.

Pero luego Bruno llamó al teléfono de Reyna y lo escuchó sonando abajo, en lo que resultó ser un sótano improvisado con una pequeña entrada. Encontró lo que quedaba del cuerpo de su esposa.

Andrés trató de correr, pero los policías que estaban esperando aparecieron en el sitio.

Baltazar dijo que Andrés admitió algunos homicidios al principio, pero luego se calló.

“Él dice que de cinco se acuerda, pero ya cuando le ponen las libretas (con listas de nombres) enfrente, dice que no recuerda cuántos”, comentó Baltazar. Pero “él refiere que hizo grabaciones” de los asesinatos.

Si bien los fiscales no se han atrevido a conjeturar un número de víctimas, las tarjetas de identificación, los nombres encontrados en anotaciones a mano en la vivienda y los fragmentos óseos muestran que podrían ser 15 o más.

Baltazar, el abogado de la familia, quiere que los fiscales investiguen si hubo cómplices, dada la edad y condición física del sospechoso. “Cuesta creer que el señor tuviera las fuerzas para hacer eso, probablemente pudiera haber cómplices”, señaló.

No hay muchas posibilidades de que eso pase. En los pocos casos en los que detienen al asesino, los fiscales de México parecen estar satisfechos con atribuirle a un solo sospechoso la mayor cantidad de muertes que puedan. Para activistas defensores de víctimas, como María de la Luz Estrada, quien es coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, parece que, en ocasiones, los investigadores favorecen las teorías del asesino serial solitario como una salida fácil para no investigar más.

“Hablar de crimen serial en un contexto de impunidad me preocupa porque lo que vemos es que no se investiga”, señaló Estada.

Los fiscales quizá sean lentos, pero los reclusos de una prisión hacinada estuvieron a punto de resolver el asunto: Andrés tuvo que ser transferido a otra prisión esta semana luego de que unos presidiarios de la primera instalación trataron de matarlo.

Samuel Little, el mayor asesino en serie de la historia de Estados Unidos, al descubierto

El FBI considera a Samuel Little como el mayor asesino en serie de Estados Unidos.

Samuel Little, el mayor asesino en serie de la historia de Estados Unidos, al descubierto

La policía estadounidense ha confirmado que Samuel Little es el mayor asesino en serie de la historia del país y le atribuye la autoría de 50 asesinatos de mujeres. El hombre, de 79 años, ha confesado 93 crímenes a lo largo de varias décadas.

Los recuerdos de Samuel Little han sido relacionados con medio centenar de casos sin resolver de asesinatos de mujeres. Gary Ridgway era hasta el momento el mayor asesino de la historia del país, condenado en 2003 y con 49 víctimas demostradas.

Para lograr encontrar a las víctimas de Little, el FBI ha facilitado vídeos y detalles de cinco confesiones del asesino y un mapa con los lugares de los asesinatos y las víctimas.

«Durante años, Samuel Little creyó que no podía ser atrapado porque pensaba que a nadie le importaban sus víctimas», dijo Christie Palazzolo, analista de delitos del FBI.

«Muchas de estas muertes fueron clasificadas originalmente como sobredosis o muertes accidentales o no intencionales. nunca se han encontrado cuerpos «, dice el FBI en el sitio web en cuestión.

referencia:
www.heraldo.es
cnnespanol.cnn.com
cadenaser.com
www.sundancetv.es
www.espinof.com
www.elfinanciero.com.mx
www.antena3.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba