Noticias

Las dudas que deja la información de China sobre el origen del covid-19

Las dudas sobre China y el origen del covid

El Dr. Elmer Huerta detalla por qué varios datos entregados por China sobre el origen de la pandemia de covid-19 encendieron las alarmas.

Las dudas sobre China y el origen del covid

Las dudas que deja la información de China sobre el origen del covid-19

El Dr. Elmer Huerta, experto en salud pública y creador del podcast «Coronavirus: realidad vs. ficción«, detalla que varios datos entregados por China sobre el inicio de la pandemia de covid-19 encienden las alarmas. En este video, el especialista aclara cuál es la discusión puntual y el cuestionamiento que recae sobre las autoridades del país en que comenzó la actual crisis de salud en el mundo.

Por , CNN

© 2021 Cable News Network. A Warner Media Company. All Rights Reserved.

CNN Sans ™ & © 2021 Cable News Network.

China hizo «poco» para buscar el origen de la COVID

Una exclusiva de The Guardian revela un informe interno de la visita de un equipo de la OMS en 2020, según el cual las autoridades chinas dieron escasos detalles

China hizo

Stephanie Kirchgaessner

Las autoridades chinas hicieron «poco» en lo referente a las investigaciones epidemiológicas sobre los orígenes de la pandemia de COVID-19 en Wuhan durante los primeros ocho meses después del brote, según un documento interno de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al que ha tenido acceso The Guardian.

China pudo haber aplicado medidas «más contundentes» al inicio de la pandemia, según el grupo que investiga la respuesta mundial

El resumen del informe interno de la OMS, fechado el 10 de agosto de 2020, también dice que el equipo que se reunió con sus homólogos chinos como parte de una misión preliminar para intentar encontrar los orígenes del virus recibió escasa información nueva en ese momento, y no se les dio ningún documento o dato por escrito durante las extensas conversaciones con las autoridades chinas.

El informe del verano pasado, que fue redactado cuando las tasas mundiales de infección alcanzaban los 20 millones, aporta nuevos datos sobre cómo los primeros esfuerzos de los científicos de la OMS por estudiar el brote en China se vieron, aparentemente, obstaculizados.

La noticia llega tras la declaración reciente del Gobierno de Joe Biden que, de manera contundente, expresa preocupación por la cooperación de China en el estudio de la enfermedad y la necesidad de que la OMS se mantenga en los estándares más altos y proteja su credibilidad.

En la declaración, Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional de EEUU, también pide a China que haga públicos sus datos de los primeros días del brote y que todos los países, incluida China, participen en un proceso «transparente y sólido» para prevenir y responder a las emergencias sanitarias.

El documento interno de la OMS de agosto de 2020, al que ha tenido acceso The Guardian, da algunas pistas sobre el que puede ser el motivo de la frustración de EEUU.

El informe de dos páginas es un resumen del viaje del director del programa de la OMS y líder de la misión, Peter Ben Embarek, a China entre el 10 de julio y el 3 de agosto de 2020, que se calificó como una «misión de avanzada» de la OMS para estudiar el virus que causa la COVID-19 y «examinar el trabajo hecho hasta ahora sobre el origen del virus».

En su resumen, el informe del viaje dice que la misión comenzó con una cuarentena de dos semanas, seguida de 10 días de reuniones presenciales con los ministerios pertinentes, entre ellos la Comisión nacional de salud, la Administración estatal para la regulación del mercado, el Ministerio de Agricultura y asuntos rurales, y otros organismos como el Instituto de Virología de Wuhan.

«Tras las extensas conversaciones con los homólogos chinos y su exposición, parece que se ha hecho poco en lo referente a investigaciones epidemiológicas en los alrededores de Wuhan desde enero de 2020. Los datos presentados de manera oral daban algunos detalles más de lo que se presentó en las reuniones del Comité de emergencias [de la OMS] en enero de 2020. No se hicieron presentaciones en PowerPoint ni se compartió ningún documento», dice el informe.

Un portavoz de la OMS ha declinado comentar los «documentos internos». La embajada china en Washington no ha respondido a la petición de The Guardian para conocer su versión.

Cuando un periodista de la revista Science preguntó a los responsables de la OMS sobre la misión de julio-agosto de 2020 en una rueda de prensa el 21 de agosto, Maria Van Kerkhove, experta en enfermedades infecciosas y líder técnica de la OMS en COVID-19, contestó que el equipo había regresado recientemente de China y había estado allí para «aprender» de sus homólogos chinos sobre el trabajo «en marcha».

A continuación, Michael Ryan, jefe del programa de emergencias sanitarias de la OMS, añadió: «Es importante que la misión continúe, pero también hay una serie de estudios preliminares que deben llevarse a cabo, y nuestros colegas en China los han comentado en profundidad con el equipo de avanzada y esperamos que esos estudios puedan comenzar lo antes posible».

Tras un viaje más reciente –el mes pasado– a China para estudiar los orígenes del virus, se han planteado más interrogantes sobre la cooperación de este país en el estudio de los orígenes del virus. Dominic Dwyer, un experto australiano en enfermedades infecciosas que formó parte del equipo de investigación, ha dicho recientemente a la prensa que la OMS había solicitado datos brutos de los pacientes a sus homólogos chinos durante su misión en enero de 2021, pero que solo se le dio un resumen.

Dwyer explicó a Reuters que compartir los datos brutos anonimizados era una práctica habitual para la investigación de un brote. Según indicó, los datos sin procesar son especialmente importantes en los esfuerzos por comprender la COVID-19, ya que solo la mitad de los 174 casos iniciales habían estado expuestos al mercado, ahora cerrado, donde se detectó el virus por primera vez.

“Por eso hemos insistido en pedirlo”, dijo. “Por qué no ocurre eso, no podría comentarlo. Ya sea por motivos políticos, por el tiempo o por la dificultad (…) Pero si hay otras razones por las que los datos no están disponibles, no lo sé. Solo se podría especular”.

En una declaración a The Guardian, la OMS dice que había insistido en la necesidad de comprender el origen del virus «desde el principio» y que había hablado sobre la necesidad de estudiar y compartir información con China a lo largo de 2020.

«En julio de 2020, el Gobierno chino invitó a [la] OMS a enviar un equipo preliminar a China para preparar el trabajo del equipo de científicos internacionales. El equipo conjunto de científicos chinos e internacionales comenzó las reuniones virtuales en otoño de 2020», dice.

El portavoz de la OMS añade: «Visitaron Wuhan en enero-febrero de 2021. En los primeros días de un brote, la prioridad absoluta es salvar vidas, entender la enfermedad y suprimir la transmisión. Pero también creemos que el trabajo para comprender el origen de cualquier brote debe empezar pronto, cuando se pueden encontrar ciertas pistas más fácilmente».

En el futuro, dice el portavoz, la elaboración de estudios sobre el origen de una enfermedad debería ir en paralelo con la supresión urgente del virus y la salvación de vidas.

Traducido por Icíar Gutiérrez

Gracias a más de 61.000 socios y socias nadie nos dice qué podemos publicar y qué no. Es nuestra arma para acabar con la impunidad de los más poderosos. Hazte socio, hazte socia.

Este contenido está realizado por un anunciante y no interfiere en la información de eldiario.es.

El informe de la OMS sobre el origen del Covid

El reporte final de la misión científica de la Organización Mundial de la Salud, encargada de buscar el origen de la pandemia de coronavirus, considera que lo más probable es que el Covid-19 haya pas…

El informe de la OMS sobre el origen del Covid

Son más preguntas que respuestas las que deja el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades chinas dedicado al estudio sobre los orígenes del Covid-19.

El grupo científico maneja la hipótesis de que hubo un salto indirecto del virus, es decir a través de una especie intermediaria. Pero, aún no hay pistas suficientemente fuertes que apunten a una especie en particular, a pesar de que los murciélagos y los pangolines han sido sobre los que más se ha sospechado.

Esta es la hipótesis que más manejan los científicos que realizaron el estudio después de una visita a la ciudad china de Wuhan, donde se originó el virus. El grupo de expertos asegura que los datos genómicos recolectados entre los animales indican que los coronavirus más emparentados que pueden causar el Covid-19 se han encontrado en esos dos animales, lo que indica que estos mamíferos pueden actuar como reservorios naturales.

Pero, el informe dice que “ninguno de los virus que se han identificado en estas especies es suficientemente similar al SARS-CoV-2 como para que sean sus progenitores directos”. Además, indican que no se pueden excluir otros animales que también hayan servido de puente para la infección.

De esta manera, la investigación amplía el círculo de los animales que pueden haber servido de intermediarios para el virus y transmisores al ser humano a partir del contacto.

LIVE: Press briefing on #PandemicTreaty with @DrTedros and @CharlesMichel https://t.co/v1VLp9IIqG

Por ahora, “más de 80.000 muestras de animales silvestres, ganado y aves de corral se recolectaron en 31 provincias de China y no hubo resultados que pudiesen identificarse con el nuevo coronavirus”, indica el informe.

Estas primeras conclusiones descartan la hipótesis de que la pandemia tuviera su origen en un laboratorio, como se llegó a pensar en un principio. Algunas teorías aseguraban que se había tratado de un accidente, pero la misión científica considera esto como poco probable, ya que no hay registros de ningún laboratorio que haya estado trabajando antes de diciembre de 2019 con un virus cercano al SARS-CoV-2 o estudiando genomas que, combinados, podrían darle origen.

China bloquea el acceso a cierta información

Tras las conclusiones del estudio de la OMS y China sobre los orígenes del Covid-19, en el que una fuga de laboratorio es, al parecer, “extremadamente improbable”, Estados Unidos anunció que expertos de ese país revisarán el documento con el fin de garantizar que la investigación sea independiente y sólida.

“Hemos sido claros en que nos enfocamos en una investigación independiente y técnicamente sólida, y una vez que esto sea revisado, tendremos una evaluación sobre los pasos a seguir”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Estados Unidos ha dicho en el pasado que las conclusiones sobre el origen del virus siguen siendo incompletas y que China ha obstaculizado los esfuerzos para averiguar la verdad.

The WHO report is a sham continuation of the CCP-WHO disinformation campaign. It’s why I recommended we leave WHO. Dr. Tedros collaborated with Xi to hide human to human transmission at a CRITICAL juncture. WIV remains the most likely source of the virus — and WHO is complicit.

Incluso, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que China ha puesto trabas para proporcionar información completa y el acceso a los lugares que la misión de la OMS necesitaba visitar en Wuhan.

“En mis discusiones con el equipo, expresaron las dificultades que encontraron para acceder a los datos sin procesar”, dijo Ghebreyesus. “Espero que los estudios de colaboración futuros incluyan un intercambio de datos más completo y oportuno”, agregó.

Con Reuters, EFE y medios

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Lleve las noticias internacionales a todas partes con usted. Descargue la app de France 24

referencia:
cnnespanol.cnn.com
www.eldiario.es
www.france24.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba