Noticias

30 dulces tradicionales típicos de España, con sus recetas para cocinar en casa

100 platos de comida española que deberías probar antes de morir

Una lista con 100 platos de comida española indispensables que deberías probar durante tu vida.

100 platos de comida española que deberías probar antes de morir

La diversidad de platos que tiene la comida española es impresionante. Cada región, cada pueblito y cada familia tienen su propia manera de preparar las deliciosas recetas que a través de generaciones se han heredado madres/padres/hijos/nietos.

Muchos conocen la gastronomía española por sus platos más famosos como la paella, la tortilla, los callos y las diversas tapas. Pero existen  muchísimas otras exquisiteces dentro de la comida española que valen la pena probar, y son bastantes más de lo que podrías imaginar.

Yo, que me he dedicado a saborear toda la mayor cantidad posible de delicias que ofrece la gastronomía de España, me quedo impresionado con la variedad no sólo de recetas, también de ingredientes. Y es que si hay algo que tiene la comida de este país es que, si sustituyes un sólo ingrediente, por otro igual, pero de otra región, ya todo cambia, desde el nombre, hasta el sabor.

A continuación te presento una lista, bastante subjetiva porque la objetividad no existe, de los 100 platos de la cocina española que deberías probar antes de irte al más allá.

Uno de mis platos españoles favoritos de toda la vida. Una bomba de calorías llena de felicidad y sabor.

huevos rotos

Tradicional receta asturiana hecha con 2 filetes de ternera  empanados que tienen en el medio queso y jamón serrano. Se acompaña de patatas fritas y normalmente con 1 plato comen 2 personas.

cachopo con patatas fritas

Conocidos también como Calamares en su tinta. Una delicia que se puede acompañar con arroz blanco para que se impregne de la salsa. Magia en el paladar.

calamares en su tinta

Los torreznos no son otra cosa sino tocino cortado en tiras gruesas frito en aceite hasta que queden dorados y crujientes. Son tan maravillosos que la UNESCO los considera patrimonio gastronómico de la humanidad.

By KTLO (Own work) [CC BY-SA 4.0]

Clásico entre los clásicos en la gastronomía española. Las mejores tortillas de patatas son las que quedan ligeramente cremosas en el centro. Si no sabes cómo prepararla, yo te enseño.

comida barata en madrid

Plato típico hecho a base de sobras de pan duro y cuya receta varía dependiendo de la región. Con chorizo son alucinantes. En algunas preparaciones llevan hasta uvas.

casa montal zaragoza

También conocido como “paella negra”, es un arroz hecho con tinta de calamares y claro, calamares. De sabor fuerte y delicioso.

arroz negro

Los mejores son los rellenos de bonito o de bacalao. Los pimientos de piquillo llegan a otro nivel. No te asustes por el nombre, no pican casi.

pimientos de piquillo rellenos de bacalao

Los andaluces saben, y saben mucho. Esta delicia de plato es caldosa, perfecta para días lluviosos.

receta arroz con pollo andaluz

Uno de los platos más increíbles de la gastronomía española. Ideal para climas fríos y para comer en grandes grupos. ¡Puf! ¡Nunca puedes servirte sólo un plato!

cocido madrileño

Una de las recetas de cocina española más fáciles que existen. Imagínate un puré de patatas teñido de color con pimentón en polvo y con trozos de chorizo, o bacon… o ambas.

patatas revolconas

Todos las hemos probado, todos las amamos. Su aroma nos vuelve locos. Uno de esos platos típicos españoles que no deberíamos pasar por alto.

como hacer gambas al ajillo receta

Patatas cortadas en trozos medianas a las que se les pone encima una salsa brava a base de tomate, es ligera (o medianamente) picante.

receta como hacer patatas bravas españolas

En el país vasco llevan las comidas a un nivel estratosférico de delicia y calidad. Este plato es legendario.

haciendo bacalao a la vizcaina

De origen valenciano, este plato se prepara de manera similar a la paella pero con pasta.

delicioso fideua de marisco

Lo ideal con este plato es mojar pan en la salsa que resulta de esta preparación. Cada bocado es la gloria.

receta de chorizo a la sidra

De nuevo los vascos preparando bacalao como los reyes. Esta vez con una salsa verde que es para volverse loco.

receta de bacalao al pil pil

Para muchos, la reina de todas las paellas. Su versión valenciana con pollo y conejo es inigualable. Digno embajador de la comida española en el mundo entero.

paella valenciana

Este plato tienes que comerlo en Segovia, en alguno de sus tantos restaurantes especializados en servirlo.

By Tamorlan (Own work) [CC BY 3.0], via Wikimedia Commons

Cuando llega el verano, llega el gazpacho, y nuevamente los andaluces se destacan en la cocina con esta delicia refrescante.

gazpacho

Hay muchos tipos de croqueta, las clásicas de jamón, de pollo, de morcilla, incluso de cocido. Pero qué va, las más divertidas son las de bacalao.

croquetas

Deliciosa sopa andaluza que lleva dando vueltas dentro de la gastronomía española desde mucho antes del califato. Es familia del gazpacho.

receta de salmorejo cordobes

Este delicioso cocido, típico de León, se sirve en 3 partes: primero la carne, luego los garbanzos y por último, si sobreviviste, la sopa.

cocido maragato

Los Calçots son prácticamente una institución en Catalunya. Como cualquier comida hecha al carbón, es maravillosa. Se acompaña de la conocida salsa romesco.

By Kippelboy (Own work) [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

La sopa de ajo es sencilla y deliciosa. Es un plato muy económico de preparar, hecho a base de pan, huevos, ajo y caldo (o agua).

como hacer sopa de ajo

El cordero es alimento de dioses. Cualquier manera de prepararlo es magnífica. El cordero lechal, (o sea muy jovencito) hecho al horno, acompañado con algunas patatas es…indescriptible.

By Xavier Béjar (Flickr: P1290158) [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons

Esta deliciosa sopa suele prepararse con berzas, repollos o grelos. En algunos casos le ponen algo de chorizo gallego o panceta (o ambas).

receta de caldo gallego

Una de las mayores obras de arte que tienen los gallegos. Inigualable dentro de la comida española. Pulpo, patatas, pimentón y mucho aceite de oliva.

pulpo a la gallega

Otro clásico de la cocina gallega. Suelen estar rellenas de atún. Si buscas bien, las puedes conseguir de sardinas o pulpo, y por favor, ¡pruébalas!

empanada gallega

El hornazo es un invento genial. Es una especie de pastel o empanada muy típico de Salamanca que se rellena con jamón, chorizo, lomo y demás cosas deliciosas que tanto nos gusta a todos.

Foto: jolineeses.blogspot.com.es

Un postre delicioso y sencilla que, como su nombre lo indica, es típico de Catalunya. Está hecho a base de yema de huevo y azúcar.

crema catalana

Un clásico de los bares españoles. En muchos casos te los ponen gratis cuando pides una caña. Échales un chorro de limón y disfrútalos.

boquerones fritos

El marmitako es un plato de pescadores del país vasco hecho con atún, patatas y (en algunos casos) pan. Todo lo que necesitas para recargarte de energías luego de un largo día de faena.

marmitako de atun

Las kokotxas (o cocochas), son posiblemente la parte más deliciosa de cualquier pescado. Es esa carne que está entre las branquias y la cabeza del animal. Los vascos, como genios que son, las preparan maravillosamente de muchas formas, destacándose la receta en salsa verde.

cazuela con cocochas de bacalao

Tradicional receta de arroz de origen valenciano en la cual el marisco está limpio y picado en trozos pequeños para que el comensal no tengo que ensuciarse las manos mientras come, de ahí su nombre, era un arroz para «señoritos».

sartén paellera con arroz del senyoret

El pisto se hace con vegetales pochados de temporada. Es común que te lo sirvan con un huevo frito encima como plato único de comida.

receta pisto manchego

Una deliciosa receta murciana que se asemeja a las famosas paellas. Aunque el conejo y los caracoles son los principales ingredientes es importante que el arroz sea el correcto: el de calasparra.

By Cehegin4u (Own work) (GFDL)

Bacalao cocinado en una cazuela de barro con bastante pimientos, tomates y ajo. En algunos hogares le agregan gambas o cigalas como extra.

receta bacalao al ajoarriero

Este delicioso arroz valenciano hecho con caldo de pescado era originalmente un plato de pescadores, quienes aprovechaban las sobras de pescado para hacer un caldo que luego usaban para preparar este arroz.

arroz a banda para comer

El ternasco es un cordero joven y como todo cordero joven su carne es alucinante. En Aragón tiene denominación de origen y se come de mil formas, todas maravillosas. Pero como siempre digo: mientras más sencillo, mejor, cómelo asado con patatas. Es majestuoso.

Foto: www.casaruralneres.com

El plato estrella de Asturias. Un potaje poderoso donde las fabas, esa alubia blanca gigante tan famosa, es la protagonista.

fabada asturiana

Cerdo frito picado en trozos y adobado. Perfecto para comérselo con las manos viendo televisión.

Foto lasrecetasdelalidia.blogspot.com

Este es un cocido sin garbanzos, lleva alubias blancas y eso sí, tiene chorizo, costilla, morcilla y tocino. Es típico de Cantabria y ayuda mucho en el clima frío de las montañas.

By Uhanu (Trebaju sellencu (own work)) (GFDL), via Wikimedia Commons

Plato común en el País Vasco. La salsa está hecha a base de ajo, perejil y aceite de oliva. Se le suele poner huevo duro por encima y algunos espárragos como acompañante.

merluza en salsa verde

Plato típico en Cataluña, pero también en Aragón y Valencia. Se prepara con tomates, pimientos, cebollas y berenjenas. Se asan, se pican en tiras, se les quita la piel y semillas y se condimentan con aceite de oliva y sal.

escalivada

Uno de los platos más famosos de la cocina canaria. Lo común es acompañarlo con papas arrugadas, también canarias.

Foto: tenerifejournal.blogspot.com

Las lentejas están muy presentes en la gastronomía española. Cada región tiene su manera de prepararlas. Una de las recetas más deliciosas es la versión con chorizo.

receta de lentejas con chorizo

Huevos, tocineta, y chorizo. Este es un plato histórico, y no lo digo en broma, Miguel de Cervantes lo meciona en la primera página del Quijote.

Deliciosa comida española – Foto: elcalderodenimue.wordpress.com

Esta delicia es perfecta para desayunar, o merendar, o para las madrugadas luego de andar de fiesta. Lo ideal es que el chocolate sea oscuro y esté espeso.

churros tradicionales

Patatas que primero se rebozan y fríen y luego se cuecen en una cazuela de barro con un caldo especiado. Como muchas otras recetas españolas, si le pones chorizo, mejor.

cazuela de barro con patatas a la importancia

Este corte de carne es fabuloso. suave, jugoso y…gigante. Pero no te equivoques, el chuletón de Ávila debe acompañarse con patatas fritas y algo de ensalada, nada más.

chuleton de avila

La olla podrida es un cocido tradicional de Burgos hecho con alubias rojas y diferentes partes del cerdo, además de chorizo, morcilla y verdura. Es una receta contundente, perfecta para el invierno. Que su nombre no te asuste: el nombre viene de «olla poderida»… de «poder», es un plato poderoso.

olla podrida

Cocido tradicional de Almería, que se prepara con garbanzos, cerdo (tocino, oreja…), algunas piezas de pollo, patatas, trigo y muchos hinojos.

Foto: acocinaderadiofilabres.blogspot.com

Este delicioso plato no es apto para el verano. Lo ideal es comerlo luego de bien entrado el otoño, cuando el cuerpo empiece a necesitar calorías de más.

Foto: cuinaamblamestressa.blogspot.com

El turrón blando de jijona es un clásico navideño. Lo mejor de todo es que puedes aprender a hacerlo siguiendo el link de arriba.

como-hacer-turron-blando-casero-jijona

Plato de invierno, de días de nieve. Se hace con bacalao, patatas, aceite de oliva, ajo, nueces y huevo duro. Aquí tienes una receta bien explicada para prepararlo.

Foto: mercadocalabajio.com

Famosísimo y delicioso plato de la gastronomía gallega hecho con lacón (cerdo), chorizo, patatas y grelos. Probarlo una vez es enamorarse para siempre.

By Juan Mejuto (originally posted to Flickr as MP1240740) [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons

Otra plato de la comunidad valenciana hecho a base de arroz. En este caso con salchichas y chorizo. Luego de la cocción se le pone huevo por encima y se hornea para que se cocine y se haga la «costra».

By Hinzel (Own work) [Public domain], via Wikimedia Commons

Los percebes se deben comer cocidos con sal y más nada. No te dejes llevar por su apariencia extraterrestre, su carne es deliciosa.

By Daddybinro (Own work) [GFDL], via Wikimedia Commons

El arroz viudo es algo tan simple como una paella vegetariana. A la versión con garbanzos la llaman «arroz de escribano».

arroz viudo

Delicioso plato asturiano que usa la «faba» (el mismo grano de la famosa fabada) como ingrediente principal junto a una buena porción de almejas. Una exquisitez con sabor a mar.

plato de fabes con almejas

Es un plato almeriense que está directamente relacionado con la sopa marroquí llamada «harira». Se hace con lentejas o garbanzos (o con ambas), y carne de cordero. Delicia como ninguna otra.

By Kattusa24 (Own work) [Public domain], via Wikimedia Commons

Pescado frito, relleno con jamón o panceta. Algunos maravillosos seres humanos lo rellenan con jamón serrano y por eso, tienen el cielo garantizado.

Foto: gastronomistico.com

Un plato típico de las tabernas. Generalmente te las hacen al ajillo. Ideales para acompañar con una cañita.

oreja de cerdo

Papas cocinadas con mucha sal, preferiblemente marina, y acompañadas con el famoso mojo picón canario hecho a base de pimiento, ajo, comino y cilantro.

papas arrugadas

Este plato data del siglo 19 y es un huevo frito ligeramente para que la yema quede líquida en el medio, luego lo pasan por salsa bechamel, se empaniza y se vuelve a freir. ¿No es maravilloso?

Foto: la-cocina-paso-a-paso

También conocidas como patatas con chorizo. Es un plato sumamente sencillo de preparar -básicamente son sólo patatas y chorizo como su nombre indica- y con una carga calórica ideal para días de invierno.

patatas a la riojana

Delicioso postre de Mallorca que se prepara y consume desde, por lo menos, el siglo XVII. Ideal para comer acompañado de una taza de café.

ensaimada mallorquina casera

La porrusalda, como otros tantos platos vascos, es comida de pescadores. Una receta sencilla hecha a base de patatas, bacalao y puerros.

porrusalda de bacalao

Tu dirías «¿sardinas a la brasa? eso lo hacen en todos lados», sí, ok, pero ve al País Vasco, pruébalas y luego hablamos.

sardinas a la brasa

Las judías del barco se cultivan en Ávila. Son grandes y blancas, y por ser exclusivas de esa región lo  recomendable es comerlas allá.

judias del barco de avila

De nuevo lentejas, pero es que son tan deliciosas… La versión a la riojana pueden llevan también chorizo (de la región), patatas, zanahoria y panceta.

comer en madrid lentejas

Pueden ser al horno o a la plancha. Las puedes acompañar con patatas horneadas y algunos pimientos morronos por arriba. No necesitas nada más en la vida.

deliciosas chuletas de cordero al horno

Otro plato legendario de la gastronomía española. Clásico de bares, tascas, tabernas, antros, huequitos, de Madrid. Chorizo, morcillo y estómago de res. En algunos lugares le agregan garbanzos.

cazuela con callos a la madrileña

Estas gigantescas judías son típicas de Segovia. Excelentes para la época de invierno.

alubias con chorizo

El delicioso pincho especiado de origen andaluz. Lo idea es que sea de cordero, pero si te lo sirven de cerdo o de pollo también es delicioso.

Foto Gonzalo Iza – deturisteo.com

Típica tapa que te ponen gratis en los bares cuando estás bebiendo cerveza o vino. Un clásico que nunca está de más y del que muchos son realmente fanáticos.

boquerones a la vinagreta

Es un cocido hecho con alubias blancas, no deben ser confundidas con las fabas. Como todo buen cocido tiene chorizo y morcilla (asturianos obviamente), patatas, berzas y orejas o rabos de cerdo. Ni se te ocurra comerlo en verano.

Foto: By jlastras (Flickr) [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons

Existen turistas que viajan exclusivamente a España por la gastronomía, y uno de los platos que más piden, sino el que más, es una buena ración del por muchos considerado el mejor jamón del planeta tierra.

jamon iberico

Uno de los platos insignia de la comida española junto a la paella valenciana. Si quieres aprender a prepararla puedes leer la receta haciendo click en el link de arriba.

comida española paella de mariscos

Los chopitos son un tipo de calamar pequeño. Se pasan por harina y se fríen. Se sirven en la mesa con un limón al lado y ya sabes qué hacer. Deliciosos.

chopitos

Dientes de ajo, guindillas, aceite de oliva y angulas, todo cocinado en una cazuela.

Foto: cucharitadepalo.blogspot.com.es

Postre tradicional en España y mucho más allá. Suelen tenerlo en los restaurantes que ofrecen “menú del día”. En Comedera.Com tienes una receta rica y fácil.

100 recetas de comida española que deberías probar antes de morir

Los panellets son dulces de mazapán que se preparan especialmente para el día de Todos los Santos en Catalunya.

panellets en lleida

Este famoso pan dulce se prepara para el día de reyes. En su interior se esconde un pequeño juguete para aquel niño afortunado que le toque el trozo “premiado”.

By Tamorlan (Own work) [CC BY 3.0], via Wikimedia Commons

El bogavante es un delicioso crustáceo familia de la langosta y las cigalas. Es el protagonista de este plato y mira, mola infinitamente.

arroz con bogavante casero

Plato típico andaluz, de la región de Cádiz. Se trata básicamente de trozos de pescado rebosado que, tal como su nombre lo dice, fueron previamente adobados.

Foto: gastronomiaenverso.es

Mariscos, y en varios casos pescados, cocinados en cazuela en sus propios jugos. A veces con tomate y algo de brandy para darle un sabor especial.

Foto: chefalpaso.com

Suena raro un plato que mezcle pollo con gambas. Pero esta receta, de origen catalán, lo hace a la perfección.

Foto: comosiempremadreando.wordpress.com

Este delicioso guiso de verduras se sirve como entrada ó como acompañante de otro plato. Hay una versión con jamón que, por supuesto, es divertida.

plato con menestra de verduras

Cada quien lo prepara a su manera, pero el principio básico es el mismo: huevos cocinados en una cazuela (sin revolver), con vegetales y en algunos casos chorizo y tomate.

Foto: ongoldenfond.blogspot.com.es

El primo-hermano del atún, guisado con salsa de tomate.

Foto y receta: misthermorecetas.com

Hay muchas recetas para hacer rabo de toro. Entre las más deliciosas está prepararlo estofado, al estilo cordobés.

rabo de toro

Una de las conchas marinas más deliciosas que existen. Cocinadas con ajo y perejil para mayor felicidad.

Foto y receta: Recetasyconsejos.com

Famoso postre que cobra protagonismo en Semana Santa en toda España.

By Tamorlan (Own work) [CC BY 3.0], via Wikimedia Commons

Deliciosa sopa fría andaluza ideal para los días calurosos. Sus ingredientes principales: ajo y almendras.

plato de ajoblanco

Un plato que suele conseguirse como tapa en los bares ó como plato principal acompañado de ensalada o patatas.

como hacer albondigas en salsa

Acompañado de patatas y con una buena botella de vino tino.

Foto: Cocinaconquenyin.blogspot.com.es

Dentro de la comida típica española las tortillas tienen un lugar importante. En este caso, con bacalao pues es el plato perfecto para acompañar un buen vaso de sidra.

tortilla de bacalao casera

El famoso chorizo catalán acompañado de alubias. Un plato lleno de sabor y calorías.

Foto: comococinoyo.blogspot.com

Tratar de armar una lista de 100 platos de comida española indispensables no es fácil, hay muchísimos más. Y es muy posible que se me hayan quedado por fuera algunos, pero ey, soy humano y esta es una lista subjetiva, no es para nada un documento alabado por autoridades supremas gastronómicas de la península ibérica. Simplemente soy yo, escribiendo con BASTANTE hambre.

¿Tienes platos que no están en esta lista? ¿Cuáles son tus favoritos? ¡Cuéntanos!

Postres españoles más típicos, un recorrido por nuestra geografía

Realizamos un recorrido por la geografía española a través de los postres españoles más típicos, para endulzarnos en el Día Nacional del Postre

Postres españoles más típicos, un recorrido por nuestra geografía

ARROZ CON LECHE EN MICROONDAS 10

Cada año, el 14 de octubre se celebra el Día Nacional del Postre en Estados Unidos. Y desde Cocinillas queremos hacer un homenaje muy especial a estos productos dulces que nos encantan, y presentar los postres españoles más típicos de nuestro territorio.

Los postres, como sabemos, son un plato de sabor dulce que se consume como broche final de una comida.

Gracias a la gran variedad de platos y recetas con las que contamos en la gastronomía española, podemos encontrar postres españoles muy típicos en cada una de las regiones del país, que representan las costumbres culinarias de pueblos o zonas concretas.

Así que hoy hacemos un recorrido muy dulce a lo largo de los postres de cada una de las zonas más típicas de España.

La crema catalana, como su propio nombre indica, tiene su origen en Cataluña. Se trata de un dulce, que hace las veces de postre, elaborado a base de una crema pastelera que tiene como ingrediente principal la yema de huevo.

Para darle un toque más crujiente, la superficie se cubre con una capa de azúcar caramelizado, y así el contraste entre la cremosidad del postre y la capa crujiente es más atractiva.

La crema catalana se puede encontrar en la mayoría de restaurantes de la región catalana, aunque se ha extendido y a día de hoy puede consumirse en todo el territorio español. Es muy habitual comerla en el Día de San José (19 de marzo)

Crema catalana microondas 9

Las torrijas son uno de los postres más típicos de la gastronomía española. Es curioso su origen humilde, ya que comenzaron a elaborarse con la finalidad de aprovechar las rebanadas de pan de días anteriores que iban quedándose duras.

Y es que las torrijas no son otra cosa que rebanadas de pan empapadas en leche, rebozadas con huevo y fritas en aceite. También se utilizan otros ingredientes para endulzarlas, como la canela, el azúcar o la miel.

Se trata de un postre español muy común en Semana Santa, ya que es muy típico comerlo durante la Cuaresma.

torrijas-00

La ensaimada es un postre típico balear. ¿Quién de los que ha ido a alguna de las islas españolas mediterráneas no ha regresado con alguna ensaimada bajo el brazo?

Se trata de una masa elaborada principalmente con harina, agua, masa de cerdo, masa madre y azúcar. Se elabora en las Islas Baleares desde hace mucho y esto lo convierte en uno de los postres españoles más tradicionales.

ensaimada, postres españoles

Los sobaos pasiegos tienen un origen muy conocido: Cantabria. Se trata de un postre muy conocido en España y que suele encantar a los más lamineros.

Su nombre se debe a la zona en la que se elaboran, el Valle del Pas, uno de los más conocidos de la región cantábrica.

En la receta original y primitiva, los sobaos pasiegos se elaboraban a partir de masa de pan, pero desde hace ya más de un siglo se preparan con harina, tal y como los conocemos y consumimos hoy en día. Sería un delito gastronómico pasar por Cantabria y no probar sus deliciosos sobaos pasiegos.

El arroz con leche es de esos postres que cualquier menú de cualquier restaurante español incluye en su carta.

Aunque se ha extendido a todo el territorio y ahora es considerado uno de los postres españoles más típicos, su verdadero origen es Asturias, quien heredó esta receta de los árabes. Así que parece que el arroz con leche tiene unos cuantos siglos de historia.

¿Adivináis sus ingredientes principales? ¡Correcto! El arroz y la leche son la base de cualquier postre de estas características, y el secreto está en que la textura que´de perfecta: ni muy caldoso ni muy consistente.

ARROZ CON LECHE EN MICROONDAS 10

El flan es otro de los postres españoles que más comúnmente podemos encontrar, elaborar y consumir en cualquier parte.

Quizás el tipo de flan más habitual es el flan de huevo, pero en los últimos años se han extendido otras variantes como el flan de vainilla, de café o de queso.

Su textura ligera lo convierte en un postre típico y no muy contundente para poner el broche de oro a una comida made in Spain.

flan

Las filloas son un postre muy típico en Galicia, aunque también son muy habituales el León y en León y Asturias. Su aspecto se asemeja mucho a una crepe francesa, aunque a diferencia de estas, las filloas no se elaboran con harina integral.

Además, su relleno casi siempre es dulce, como debe ser en un postre. Aunque a veces simplemente se endulzan con azúcar y… ¡a comer!

Filloas_18

Cantabria nos deja otro de los manjares dulces más consumidos: la quesada. Un postre a base de queso que es la delicia de los amantes de los quesos y los dulces.

El tipo de queso que se utiliza para la queso es el fresco, combinado con huevos, mantequilla, canela, limón y azúcar. ¿El resultado? Uno de los postres españoles más deliciosos de nuestra gastronomía.

Receta fácil de quesada casera de yogur 9

Las natillas es otro de los postres españoles con más historia y tradición. Y es que se dice que existen desde los tiempos romanos, así que debemos agradecer en parte a ellos que hoy podamos degustar de este maravilloso postre.

La guinda de las natillas tiene forma de galleta y se coloca encima de las mismas, para darle un toque más sólido a este plato. Las natillas suelen ser de vainilla, aunque los más golosos pueden tomarlas también de chocolate.

natillas caseras

Después de ver todo esto, a nosotros nos entran ganas de proponer que en España también se celebre un Día del Postre. ¿Y a vosotros?

23 recetas dulces de Semana Santa para hacer con niños: torrijas, monas de Pascua, galletas y más cosas ricas

No es bueno abusar de los dulces, pero os podéis dar un capricho ocasional en Semana Santa. Ya que no podemos salir, al menos podemos pasarlo muy bien en casa…

23 recetas dulces de Semana Santa para hacer con niños: torrijas, monas de Pascua, galletas y más cosas ricas

Compartir 23 recetas dulces de Semana Santa para hacer con niños: torrijas, monas de Pascua, galletas y más cosas ricas

Suscríbete a Bebés y más

Recibe un email al día con nuestros artículos:

Suscribir

No es bueno abusar de los dulces, pero os podéis dar un capricho ocasional en Semana Santa. Ya que no podemos salir, al menos podemos pasarlo muy bien en casa cocinando con los niños. A ellos les encantará el plan y seguro que pasaréis un buen rato en familia preparando las recetas tradicionales de Semana Santa.

Os traemos 23 recetas propias de esta época del año de la mano de nuestros compañeros de Directo al Paladar. Desde los dulces típicos de cada región hasta la reina de la Semana Santa, la torrija, en todas sus variantes, incluso con propuestas saludables para no privarse del capricho pero con menos calorías. Vosotros elegís.

La receta tradicional de toda la vida. Sencilla y básica, sin complicaciones, con todo el sabor a antaño. Con consejos, trucos y receta en vídeo para que te salgan perfectas.

Para comerlas solas o acompañadas de fruta fresca troceada, frutos secos, una bolita de helado de vainilla, un chorrito de crema inglesa o cualquier otra salsa que nos guste.

Receta completa aquí 

En menos de 30 minutos, podemos tener sobre la mesa unas torrijas muy dignas. No son como las tradicionales, pero merece la pena darles una oportunidad. Además de ser una receta exprés, estas torrijas rápidas en microondas nos ahorran el fregoteo y la limpieza que viene de serie con las frituras, así como las calorías de más.

Receta completa aquí

En esta época en que las naranjas están aún deliciosas, estas torrijas de zumo de naranja tienen un sabor algo diferente a las más habituales, ya que son delicadas y suaves.

Esta variedad se puede hacer también con el zumo de otros cítricos como pomelo, mandarinas o por ejemplo con naranja sanguina que además le dará su particular color.

Receta completa aquí. 

Si no tienes pan del día anterior, esos croissants que tienes en la despensa son también una estupenda base para unas torrijas de croissant caramelizadas con fruta. Si encima le aportas frescor con unas fresas y plátano, el resultado es sublime.

Receta completa aquí.

Dos elaboraciones clásicas del repertorio repostero español unidas en un solo plato: torrijas y natillas. Quien la ideara se merece un monumento. ¿Os animáis a probarlas?

La melosidad y cremosidad de su interior desaparecen con las horas, aunque siguen estando ricas. Son una merienda estupenda, acompañadas de un vaso de leche fresca

Receta completa aquí.

Ligeras, ligeras, no son, la verdad, con todo el azúcar que llevan, pero al menos evitamos freírlas en aceite, así que algo sí que conseguimos suavizar el aporte de calorías.

Receta completa aquí.

Las torrijas por sí mismas ya son un postre muy calórico y saciante, así que al transformarlas en una especie de sándwich con relleno se vuelven aún más energéticas. Yo prefiero dividir en dos raciones cada torrija final para no empacharnos demasiado, y aunque no es una receta para comer todos los días, merece la pena probarlas.

Receta completa aquí.

Para quienes buscan una alternativa más saludable, nuestros compañeros de Vitónica nos traen una receta de torrijas con pan integral y sin necesidad de azúcar.

Receta completa aquí.

Una alternativa para las personas que no consuman productos animales, o también para alérgicos e intolerantes al huevo y los lácteos. Además, no llevan azúcar.

Receta completa aquí.

Con un par de cambios simples se pueden preparar ricas torrijas veganas. La receta también es ideal para alérgicos o intolerantes a los lácteos o a los huevos, y como toda torrija, se puede modificar a nuestras preferencias.

Receta completa aquí.

La mona de Pascua es una elaboración tradicional en la zona del Levante español y, junto con las torrijas, es una de las recetas más populares de Semana Santa. Es un pan dulce, de miga esponjosa y aromatizada, que se corona con azúcar y se hornea con un huevo cocido en la parte superior. Hoy en día es fácil encontrar monas de Pascua en las pastelerías levantinas durante casi todo el año, pero antaño era el dulce con que se ponía fin a la Cuaresma y sus abstinencias.

Según la tradición, los padrinos entregan a sus ahijados una mona el Lunes de Pascua.

Receta completa aquí.

A pesar de que en Murcia se encuentran en panaderías y confiterías todo el año, son un dulce tradicional de Semana Santa que gusta a todo el mundo

Lo más típico es tomar la mona de Pascua con una taza o vaso de chocolate caliente, en el desayuno o en la merienda, aunque también se pueden acompañar con un sencillo vaso de leche. También hacen buena pareja con horchata de chufa y horchata de almendra, típica en Murcia.

Receta completa aquí.

Estos roscos o galletas de Pascua están inspirados en ciertos dulces de origen italiano muy frecuentes en Estados Unidos en la época de Semana Santa. La forma de rosco suele ser habitual en estas fechas, y el colorido toque de la decoración le da un aspecto alegre muy primaveral, ideal para los niños. Además, son unas galletas muy fáciles y deliciosas, que podemos hacer realmente en cualquier época del año.

Receta completa aquí.

Toda festividad es buena para hornear galletas con formas bonitas y decorarlas. Es una tarea que requiere su paciencia, y perfecta para hacer con los niños. Estas galletas huevos de Pascua con chocolate también son muy monas y quedan estupendas en una bandeja de dulces de Semana Santa. ¡A los peques les encantarán!

Receta completa aquí.

Receta de Semana Santa con y sin Thermomix para un delicioso desayuno. Hay quienes las aromatizan con unas semillas de anís, pero a los niños no les suele gustar encontrárselas al masticar. Eso ya depende de lo que os guste en casa.

Receta completa aquí.

Los roscos fritos, como ocurre con muchas otras recetas andaluzas, tienen su origen en la gastronomía árabe, de la que tanta reminiscencias hay en nuestras cocinas, y de ellos hay muchas variaciones, pues cada familia tiene su propia forma de prepararlos. Esta receta se conserva perfectamente durante algunos días, pues aunque los roscos se endurezcan ligeramente están igual de deliciosos.

Receta completa aquí.

Estas vacaciones de Semana Santa que no saldremos de casa, es buen momento para preparar dulces caseros como estas galletas de vainilla “conejos de pascua”. Así el próximo domingo podemos esconderlas por la casa en pequeñas bolsitas para que los niños de la familia estén entretenidos mientras se dedican a buscarlas.

A diferencia de las galletas decoradas con glasa de colores, en este caso he optado por simplificarlas añadiendo directamente los colorantes a las porciones de masa, para así facilitar el trabajo y que nos puedan ayudar en su elaboración los pequeños. Si no disponéis de colorantes en gel, siempre podéis probar con los líquidos que venden en cualquier supermercado, aunque los colores no serán tan intensos, o bien teñirlas con ingredientes naturales como fresas, frambuesas, té matcha o remolacha.

Receta completa aquí.

Los ingredientes del panquemao y de la mona de Pascua son esencialmente los mismos, pero difieren en la forma. Y como en todas las recetas tradicionales, hay variaciones y toques distintos, como anís, azahar o la decoración con clara de huevo montada.

Receta completa aquí.

Otra “fruta de sartén”, en este caso tradicionales sobre todo de Galicia y Extremadura (lo que nos hace pensar que en tiempos se tomaban en toda España). Hay que reconocer que esta receta no es de las fáciles, sobre todo si queremos que la forma salga perfecta. Pero con el molde adecuado y esta receta te saldrán seguro.

Receta completa aquí.

En Suiza el conejo de Pascua se apodera del recetario de estas fiestas y por eso su verdura favorita protagoniza muchas recetas, también dulces. Traemos unos muffins de zanahoria y almendra, ideales para desayunos y meriendas.

Receta completa aquí.

Como su nombre indica, este dulce es típico de Extremadura, donde se preparan desde Todos los Santos, pasando por Carnaval hasta Semana Santa. Recuerdan a las rosquillas por el tipo de masa con que se elaboran, así como por el proceso. Son un tipo de dulce frito muy tradicional en el que se usan ingredientes humildes, pero cuyo resultado es tremendamente adictivo.

Receta completa aquí.

Italia atesora muchas recetas tradicionales poco conocidas, repartidas por todas sus regiones y casi siempre asociadas a épocas o festividades concretas. Tan humilde y sencillo como esponjoso y sabroso, este bizcocho italiano o torta pasqualina lo tiene todo para ganarse un hueco en cualquier recetario.

Receta completa aquí.

Los roscos son uno de los muchos dulces tradicionales de Semana Santa en Andalucía, donde también los denominan rosquetes. Hay muchos tipos de roscos, pero la receta que hoy os mostramos es la de los roscos o rosquetes de Cádiz. Un bocado que soporta las modas y el paso del tiempo con elegancia, que se puede encontrar en muchas pastelerías del sur de nuestro país en estos días.

No conllevan apenas esfuerzo ni tiempo y los ingredientes requeridos son básicos y, muy posiblemente, los tengáis en casa. Podéis evitar las semillas de anís si a los niños no les gusta.

Receta completa aquí

Bebés y más en Instagram

Seguir

Compartir 23 recetas dulces de Semana Santa para hacer con niños: torrijas, monas de Pascua, galletas y más cosas ricas

Compartir

Los mejores comentarios:

Ver 0 comentarios

9 dulces de Semana Santa y Pascua ¡para niños!

Conoce los postres más tradicionales de estas festividades y diviértete preparándolos con los más pequeños. ¡Son facilísimos y además, les van a encantar!

9 dulces de Semana Santa y Pascua ¡para niños!

Muchas gracias por la valoración.

Autor: Cocinatis

La Semana Santa es una de las festividades religiosas más celebradas en nuestro país. Comienza la última semana de cuaresma con el Domingo de Ramos y acaba el Domingo de Resurrección con la llegada de la Pascua.

Y aunque las fechas cambian cada año, algo que no varía nunca son los platos y recetas tradicionales. Además, algo muy común en la gastronomía de esta celebridad es que los viernes no se consume nada de carne ni embutidos. Por lo que es habitual preparar platos con pescado y legumbres como el potaje de vigilia u otras recetas típicas como los buñuelos de bacalao o el bacalao ajoarriero.

Y como no iba a ser menos, en toda festividad nunca pueden faltar los dulces más populares y tradicionales. Desde torrijas y buñuelos hasta rosquillas y monas de Pascua. Todos ellos son deliciosos y además, ¡les encanta a los más peques! ¿Qué te parece si los preparamos con su ayuda?

¡Descubre los 9 dulces más típicos de Semana Santa y Pascua y prepara las recetas con los niños!

Las torrijas son uno de los postres más demandados durante la Semana Santa. La receta de estas tostas de pan nos ha acompañado desde la infancia en muchas casas. Y dado que no queremos que se pierda la tradición, ¡se la tenemos que enseñar a nuestros hijos!

Se trata de un dulce elaborado a base de rebanadas de pan duro que se empapan en leche, se rebozan en huevo y se fríen. ¡Es facilísima! Además, te explicamos cómo hacerlas paso a paso para conseguir que su textura quede cremosa. ¡Toma nota y enséñales a las nuevas generaciones!

Tal y como su nombre indica, la protagonista en este postre es la leche. Y aunque se suele confundir con las torrijas por su relación con las fiestas de Carnaval y Semana Santa, existe una clara diferencia entre las dos recetas.

La leche frita no se elabora con rebanadas de pan, como las torrijas, sino que se preparan con una base de harina y leche. Por otro lado, aunque ambos dulces se suelen rebozar con azúcar y canela tras freírse, la textura final de la leche frita es más cremosa.

Este dulce es perfecto para preparar con los niños por qué ¡disfrutarán batiendo la mezcla de harina, huevo y leche!

Los pestiños son unos dulces clásicos muy característicos por su sabor a anís y por la forma de lazo que presentan con las dos puntas dobladas hacia el centro. Son originarios de Andalucía y actualmente se elaboran en muchas zonas de España, por lo que son muy conocidos. Además, no sólo son típicos en Semana Santa, sino que los podemos encontrar entre los dulces de Navidad e incluso el día de Todos los Santos.

Esta receta puede ser muy divertida para preparar con los más pequeños ya que, a parte de amasar la mezcla de harina, aceite, azúcar y vino, también hay que darle su peculiar forma con la ayuda de los dedos. Así que, ¡manos a la obra!

Estos dulces son la perdición de muchos golosos. Se trata de unas bolitas de masa frita rellenas de crema pastelera, chocolate o cualquier otro relleno. Suelen ser típicas el día de Todos Los Santos, no obstante, no es extraño que también se puedan preparar durante la Semana Santa.

El nombre de estos buñuelos proviene de la reacción de que tiene la masa a la hora de freírla ya que aumenta de tamaño dando una sensación de llenarse de viento. Algo que resultará muy divertido observar con los niños. Y además, ¡les fascinará su esponjosidad y su irresistible relleno! ¿Te apuntas a prepararlos?

Los buñuelos de calabaza o bunyols de carabassa son unos postres muy populares durante las Fallas de Valencia y las fechas de Semana Santa y Pascua. A diferencia de los buñuelos de viento, éstos tienen forma de rosca con agujero en el medio y contienen calabaza como protagonista de su receta.

Es común comerlos con una taza de chocolate o empapados de azúcar. ¡Y su sabor es sorprendente! Además, son facilísimos de preparar y no tendrás ningún problema para enseñarles a los más peques de la casa. E incluso, puedes preparar la calabaza al horno y luego aprovecharla para elaborar la masa.

¿Quién no ha degustado unas rosquillas de anís? Nuestras abuelas ya nos preparaban estos deliciosos dulces durante Semana Santa y otras fechas festivas. Se trata de unas roscas elaboradas con harina, huevo, leche y anís que luego se fríen y se rebozan en azúcar. ¡Su sabor es insuperable!

Nosotros te enseñamos a prepararlas al estilo tradicional para que su resultado te transporte a la infancia y puedas compartirlo con los niños. ¡Anímate y prepara unas irresistibles rosquillas de anís con su ayuda!

Tras el famoso Domingo de Resurrección llega la pascua, y con ella ¡también llega la mona! Un dulce tradicional típico de varias regiones como la Comunidad Valenciana, Cataluña, Baleares o Murcia entre otras. Se trata de un pan dulce con forma redonda y un huevo cocido en el centro que les suelen regalar los padrinos a los niños.

Aunque es una receta que tarda mucho tiempo en elaborarse, no tiene ninguna complicación y los peques estarán entretenidos con cada paso. Además, se divertirán decorando la mona con el azúcar bolado o con virutas de colores. ¡E incluso personalizando el huevo de su mona!

Los amantes del chocolate elegirían esta mona de pascua sin dudar. ¡Y los más pequeños también! Se trata de una versión más dulzona de la mona tradicional elaborada con una masa de huevos y harina y una cobertura de chocolate fundido que ¡sorprenderán todos los paladares!

A diferencia de la mona clásica, ésta no necesita tanto tiempo para elaborarse y los pasos son muy sencillos. ¡Anímate a preparar esta increíble mona de pascua con chocolate y deja que los niños disfruten cocinando y degustando!

Y si quieres que la Mona de Pascua tenga su complemento más decorativo, ¡toma nota de la receta de los pollitos! No tienen ninguna complicación y los puedes elaborar en menos de 30 minutos.

Sólo necesitas coco rallado y leche condensadas para hacer la masa de los pollitos. Luego, los niños serán los encargados de darle forma a los pollitos y decorarlos con ojos de chocolate y nariz de zanahoria. ¡Será divertidísimo para ellos!

¿Ya has elegido con cuál vas a empezar? ¡Dale a elegir a los más pequeños también! Y si quieres preparar más platos con ellos, no te pierdas las 10 recetas perfectas para preparar con los niños sin salir de casa. ¡Serán perfectas para que aprendan y se entretengan!

Ocho dulces de Semana Santa que puedes hacer en casa (y no son torrijas)

La cremosidad torrijera es uno de esos regalos que nos dejó Dios para recordarle en estas fechas. Pero no seamos sectarios el resto de dulces cuaresmales son igual de disfrutones y fáciles de elaborar.

Ocho dulces de Semana Santa que puedes hacer en casa (y no son torrijas)

El olor a miel y almendras es el incienso gastronómico de la Semana Santa: en estas fechas la golosidad española aumenta y aparecen dulces típicos hasta en la aldea menos pastelosa. Por ello sería un pecado quedarnos solo en las clásicas torrijas –sé que son una obra divina, pero están más vistas que Antonio García Ferreras–, dada la gran variedad de manjares que, como la flor del naranjo o los capataces engominados, se puede ver en Cuaresma.

«Solo en el sur, la riqueza repostera que hay en Semana Santa es tremenda. En Cádiz, por ejemplo, hay más de 20 dulces diferentes», comenta el periodista gastronómico gaditano Pepe Monforte. «Todos tienen su personalidad: desde los desconocidos milindricos, a las aspisteras o los gañotes de Ubrique. El surtido es enorme», cuenta el creador del portal Cosas de Comé. Y esto solo a nivel andaluz, si se tienen en cuenta otras regiones se podrían nombrar las flores fritas de Extremadura y Castilla, el panquemao valenciano o las marañuelas de Asturias (con sus dos versiones: la de Luanco y la de Candás).

En vista a que la Santa Merienda –procesiona unas horas antes que la Cena– este año se hará a puerta cerrada y en confinamiento, te proponemos aquí ocho dulces cuaresmales que puedes hacer en casa sin necesidad de ir a la confitería.

Leche frita

El origen de este dulce está en el norte de España, aunque el lugar concreto se lo disputan Palencia, Galicia, Valladolid, Cantabria y algunas zonas del País Vasco, según recoge este artículo. Y como ocurre con su cartilla de nacimiento, también la receta tiene múltiples versiones: con o sin canela, con un toque de vainilla, mezclando maicena con harina –como en esta versión de Miriam García– o utilizando solo el almidón de maíz. Un descontrol de pastel, vamos.

En este post de Ana Vega Biscayenne, los ingredientes necesarios para 16 tostadas son: medio litro de leche fría, piel de limón, 60 g de maicena, un palo de canela, tres yemas de huevo, 60 g de azúcar, un huevo batido, harina y aceite para freír. Luego la preparación es tan fácil como llevar a ebullición la leche –no toda, previamente se aparta un vaso– con el palo de canela y la piel del limón. Se vierte la maicena y las yemas de huevo batidas con el azúcar en el vaso de leche fría. Se añade esta mezcla a la leche ya infusionada, y se calienta y remueve hasta que quede una textura cremosa. Posteriormente se deja enfriar en la nevera al menos cinco horas y, después, se corta en trozos, se pasan estos por la harina y el huevo batido y se fríen.

Bartolillos

En la Cuaresma del Madrid castizo y chulapo no pueden faltar los bartolillos. Estas empanadillas rellenas de crema pastelera son quizá la más conocida aportación de la gastronomía capitalina a la repostería cofrade. Los cánones mandan que sean triangulares, pero si en tu primera vez te sale un dodecaedro tampoco pasa nada.

Siguiendo la receta de la web de nuestra comidister Miriam García, para la crema se necesita calentar hasta que hierva un cuarto de litro de leche con las semillas de media vaina de vainilla. En una cacerola aparte se mezclan 65 g de azúcar, un huevo y 40 g de harina de repostería. Tras ello se vierte la leche y, con una cuchara de madera, se remueve sin parar hasta que se quede cuajada. Finalmente se tapa con papel film y se deja enfriar.

Por su parte, la masa de los bartolillos se elabora diluyendo 25 g de azúcar en 100 ml de vino blanco. Se hace una especie de volcán con 280 g de harina y se echa en el centro el vino azucarado, 75 g de manteca de cerdo y una cucharadita rasa de sal. Se amasa todo hasta que quede compacto y en forma de bola, se le hace un corte en forma de cruz y se deja reposar media hora. Luego se divide la masa en 12 partes, se aplasta con un rodillo cada una, y se pone una cucharada de la crema en el centro. Se pliega, se aprietan los bordes, se fríen a fuego medio de dos en dos y se secan con papel absorbente. Y se acabó: ya eres de Chamberí.

Pestiños

Cierto es que en algunas zonas de España el atiborre de pestiños se da en Navidad, pero en otras muchas su elaboración y consumo son principalmente en Semana Santa. Es a partir del Viernes de Dolores, y no antes, cuando se encienden los fogones y se fríen por miles estos dulces de ascendencia musulmana y tamaño variable.

Clara Pérez Villalón aconseja en esta receta freír primero unos minutos en el aceite de oliva las cáscaras de naranja y limón, una cucharada de ajonjolí y anís estrellado. Verter 95 ml de agua y 140 ml de vino blanco semidulce sobre 350 g de harina de trigo y amasar. Cuando la masa está blanda –aunque no pegajosa–, se echa 30 g de manteca de cerdo, se mezcla bien y se deja reposar dos horas. Una vez trascurrido este tiempo, se estira la masa con un rodillo, se le da forma a los pestiños, se fríen en el aceite y se espolvorean con azúcar o con agua y miel.

Gañotes de Ubrique

Ubrique, una localidad de menos de 20.000 habitantes situada en la provincia de Cádiz, ha dado al mundo mucho más que carteras de piel y Jesulines: los gañotes también nacieron allí. Y, como ocurriera con los monederos y los cantantes-toreros, este dulce salió de sus fronteras y hoy día se elabora en muchos pueblos de la Sierra de Grazalema, donde es típico comerlo desde antes del Domingo de Ramos.

En el portal Cosas de Comé detallan cómo hacer gañotes para 10 personas: se bate una docena de huevos con medio kilo de azúcar y se va añadiendo poco a poco la harina hasta que quede una masa compacta y fácil de amasar. Se le echa ralladuras de piel de limón, matalauva, ajonjolí y canela. Se estira la masa con un rodillo, se corta en tiras largas y se van enrollando estas en un cilindro impregnado de aceite (si se tiene un molde que pueda que pueda meterse en aceite, mucho mejor). Por último se fríen en aceite de oliva, se comen calentitos y se canta Toda, toda alrededor del fuego.

Arnadí

Una publicación compartida de Angi (@angicocina) el 12 Abr, 2017 a las 1:00 PDT

El arnadí es tan de Valencia como los petardos, los ninots o la ruta del bakalao. Este dulce, que según el portal València Turisme tiene su cuna en Llanera de Ranes, se elabora con boniato y calabaza, dos ingredientes bastante inusuales en la respotería cuaresmal. Y si las anteriores recetas te parecieron fáciles, esta tiene menos misterio que un domingo cualquiera sin Cuarto Milenio.

En el programa de los gemelos Torres –sí, menos mal que no son hermanas– preparan el arnadí asando 250 g de calabaza y otros 250 de boniato a 200ºC durante una hora. Se extrae luego la pulpa y se deja escurrir en un paño una noche entera. Tras ello se pasa la pulpa por un pasapurés y se le añade ralladura de piel de naranja y limón, 100 g de miel, una yema de huevo, orejones troceados, anís en polvo y 100 g de harina de almendra. El último paso es decorar la masa con piñones y almendras y hornearla a 150ºC durante una hora (con cuidado de que no se queme).

Mona de Pascua

En Cataluña es tipiquérrimo que los padrinos regalen a sus ahijados una mona el Lunes de Pascua. Esta mona es en realidad un pan dulce que tradicionalmente se acompaña de un huevo cocido, aunque en su versión moderna el huevo se ha sustituido por auténticos transformers de chocolate. Un puro desparrame que aúna la orfebrería pastelera y el azúcar en toneladas.

Si quieres hacer en casa una mona grande o dos pequeñas, el Líder comidister Mikel López Iturriaga te da las claves en esta receta. Para prepararla tienes que disolver 25 g de levadura fresca en 250 ml de leche, y mezclarla con medio kilo de harina de fuerza, un huevo, 120 g de azúcar, 100 g de mantequilla derretida y, si se quiere, una cucharadita de anís o de agua de azahar. Se amasa con las manos o a máquina hasta que la masa esté elástica y haga bola. Se deja reposar en un bol enharinado y tapado durante unos 45 minutos para que aumente su tamaño. Después se corta en dos –o no–, se le da la forma que se prefiera y se vuelve a dejar reposar hasta que doble su volumen. Se pinta con la mezcla de una yema de huevo, una cucharada de leche y azúcar y se mete en el horno a 180ºC –ya precalentado a 200ºC– durante uno 20-25 minutos. Ya lo de incluirle un Ter Stegen de chocolate a tamaño real es cosa tuya.

Borrachuelos

Una publicación compartida de El Colmenero de Alhaurín (@elcolmenero_) el 12 Nov, 2019 a las 4:38 PST

Los borrachuelos son los pasteles cuaresmales más populares de Málaga. Se parecen mucho a los pestiños –la masa es casi la misma–, pero estos llevan un relleno de cabello de ángel o de dulce de batata, tal y como recoge la web Sabor a Málaga. Y el nombre no es casual: para hacerlos se utiliza vino blanco, vino dulce y anís; una combinación que no se ve ni en Pachá.

En este portal gastronómico recomiendan, para 30 borrachuelos, derretir en una sartén 125 g de manteca de cerdo con un poco de piel de limón y de naranja. Se apaga el fuego, se quitan las cáscaras y se le echa ajonjolí y matalauva. En un bol se mezcla medio kilo de harina de trigo, 60 g de azúcar, una pizca de sal y los mismos 50 ml de zumo de naranja, de vino dulce, de vino blanco seco y de anís. Se añade la manteca de cerdo derretida y se remueve todo con una cuchara de madera y luego con las manos. De esta masa se sacan aproximadamente 30 bolitas y se extienden con un rodillo para que tengan forma ovalada. En el centro de cada una se coloca una cucharada de cabello de ángel, se cierran con un tenedor y se fríen en aceite. Finalmente se pueden impregnar de azúcar o de miel con agua.

Bollos de Pascua

«Este dulce, que tiene una textura parecida al brioche, es muy popular en mi pueblo, Alcuéscar (Cáceres), y en otras zonas de Extremadura», comenta nuestra comidister Patricia Tablado. También se conocen como «bollos dormidos», porque tal y como explica nuestra responsable de redes sociales: «Había gente que los metía entre las sábanas cuando se despertaban, y así aprovechaban el calorcito para que elevara el pastel antes de meterlo en el horno». Aunque la abuela de Patricia liaba los bollos en unos trapos y los ponía cerca del brasero, no eran plan de ensuciar la cama también.

Para prepararlos, nuestra compañera ha reunido un comité de expertas que ha resuelto que con la receta de este blog salen estupendos. En él se explica que, para cinco bollos, hay que hacer un prefermento con 100 g de harina, 70 ml de agua y 3 g de levadura –o tener un trozo de masa vieja de pan– y dejarlo enfriar en la nevera durante un día. Al día siguiente se prepara una infusión con 125 ml de agua, media cucharadita de anís estrellado y un palo de canela. Luego se mezcla el prefermento con la infusión previamente colada, y se va añadiendo harina para que se pueda amasar bien sin que quede seca. Se deja reposar media hora, se corta en cinco trozos y cada uno se tapa con un trapo.

Tras dividir la masa en cinco partes –o en las unidades que se quiera, aunque eso variará el tamaño, claro– viene el momento que le da nombre: se deben dejar fermentar durante unas horas para que doblen el tamaño. Si se le ha añadido levadura, tardará unas 4-5 horas; si no es así, se debe dejar toda la noche sobre un colchón viscoelástico (esto último es broma, vale cualquiera). Se bate la clara de un huevo a punto de nieve con un poco de azúcar y se pintan por encima. Por último se meten en el horno a 220ºC y, dependiendo del tamaño de los bollos, se dejan entre 25 minutos-1 hora (por lo que hay que estar pendiente del horneado).

Estos son los ocho manjares cuaresmales que te proponemos hacer en casa. Aun sin nazarenos en la calle ni Domingo de Ramos con ropa de estreno, la Semana Santa se puede disfrutar. En un abril para el olvido, nos queda el consuelo del dulce bocado de los pasteles de siempre.

referencia:
www.comedera.com
www.elespanol.com
www.bebesymas.com
www.cocinatis.com
elcomidista.elpais.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba