Noticias

Deportes extremos

Deportes extremos que puedes disfrutar sin ser profesional

¿Eres de los que le apasiona sentir la adrenalina? Entonces necesitas conocer esta lista de deportes extremos que puedes practicar con solo un poco de ayuda.

Deportes extremos que puedes disfrutar sin ser profesional

mejores-deportes-extremos-sin-ser-profesional

Los deportes extremos tienen un número de aficionados muy especial. Está claro que no son para todos, pero muchos se aventuran a probarlos pensando en los subidones de adrenalina que pueden hacerles sentir. ¿Eres tú uno de ellos? ¿Te gustaría probar pero piensas que es complicado? Pues con esta lista de deportes extremos que puedes practicar sin ser profesional, ¡quizá te animes!

¿Estás preparado para la aventura? A pesar de que muchos piensan que los deportes de riesgo son solo para los profesionales, hay muchos que puedes realizar con la ayuda de un profesional. ¡Vamos a probarlos!

Hace unos años se inauguró en Dubai la tirolina más larga del mundo que atraviesa varios kilómetros de montañas y que tarda unos seis minutos en llegar a la otra punta. ¿Te lanzarías por ella?

En Youtube y otras redes puedes ver vídeos de personas que se aventuraron a ello sin ser unos expertos y sin ni siquiera estar en forma. ¿Y por qué no? Siempre estarás controlado en ambos lados y podrán acudir a tu ayuda si lo necesitas. Claro, la de Dubai quizá sea exagerada para comenzar, pero podrías hacerlo por una más pequeña…

El paracaidismo es uno de esos deportes extremos que solo está recomendado para valientes. ¿Te atreverías a probarlo? Pues bien, solo tienes que contratar una clase con un experto, subirte al avión y decidir: ¿te tirarás solo o con tu profe? ¡Lo demás es dejarse caer!

¿Eres un apasionado de las motos? Pues prueba a subirte en una y dar saltos increíble con ella. Claro, antes de hacerlo te darán unas nociones básicas y harás tus prácticas en un terreno menos peligroso. Pero si te animas y practicas, pronto lo harás como todo un profesional.

desde que se puso de moda, han sido muchos los valientes que se han aventurado a practicar el puenting. ¿Serás tú uno de ellos? Una de las ventajas este deporte es que puedes elegir el paisaje en el que hacerlo. Una montaña, un puente o incluso en algunos parques de atracciones.

Aunque no es un deporte de riesgo en sí, muchos lo consideran como tal, pues estar en las alturas ¡ya es una experiencia de vértigo! Pues bien, es una de las actividades más placenteras que podrás vivir, relajante pero arriesgada. Una combinación perfecta para liberar tensiones. ¡Nosotros ya tenemos ganas de probarlo!

El Parkour se ha convertido en el deporte de riesgo más callejero del mundo. Consiste en moverse por las  ciudades dando saltos y haciendo acrobacias. El objetivo es que los pies toquen el suelo el menos tiempo posible. Gracias a estos movimientos se pueden coger atajos y llegar antes de lo previsto allá donde vayamos. ¡Nada de transporte público!

Eso sí, podrás iniciarte pero para llegar a tener resultados visibles, tendrás que estar muy en forma.

¿A quién no le relaja el mar? Imagínate estar inmerso en él disfrutando de animales maravillosos y de paisajes sin igual. Puedes contratar la actividad en distintas empresas, aunque siempre irás acompañado de un profesional y te indicarán qué hacer en caso de emergencia. No obstante, si quieres disfrutar de esta experiencia única, respira, relájate y disfruta.

También en los ríos se pueden practicar deportes extremos. El barranquismo consiste en descender el curso de un río mientras se esquivan obstáculos y se hace escalada. ¡Un poco de todo! Y ademas, una actividad perfecta para evitar el calor del verano. Relajante y llena de aventura, gracias al entorno natural que rodea a estos paisajes.

Quien crea que el surf es solo para profesionales se equivoca. Puede practicarlo cualquiera, aunque eso sí, después de tomar unas clases. Aunque por algo se empieza, ¿no crees? No hará falta que tengas una tabla, pues el precio de las clases incluye el alquiler. Por lo demás, solo necesitas actitud y disposición. ¿La tienes? ¡Pues a surfear!

Las subidas de adrenalina son una de las sensaciones más placenteras que se conoce. Y por ello precisamente los deportes extremos están de moda. Si tienes esa espinita en probar alguno, ya sabes que hay muchos para los que no necesitas ser profesional. ¿Cuál ha sido tu preferido?

57 ideas de Deportes Extremos

03-oct-2016 – Explora el tablero de Pauli Genovese «Deportes Extremos» en Pinterest. Ver más ideas sobre deportes extremos, deportes, deportes de riesgo.

57 ideas de Deportes Extremos

Deportes extremos y de aventura…… Flyboard.

Mick Fanning ph Duncan Macfarlane

Ski la parte difícil

Roczen!❤️ ready to watch him race!

Tumblr Blog

– Insta: NNEERRVV

Log into Facebook to start sharing and connecting with your friends, family, and people you know.

Hanging… by Todd Wall on 500px

Extreme sport #paracaidismo

Deportes extremos, inundaciones, el peligro del fuego…entre las mejores fotografías de la jornada

Andy Day – Archive. Parkour, buildering, adventures, exploration.

Chasing waterfalls. #redbull #kayak

Por favor visite la publicación Deportes extremos en Ecuador Kitesurf para los apasionados del mar para leer el artículo completo haga clic en el enlace de arriba.

Cada vez es más frecuente entre los jóvenes de las grandes ciudades la practica de deportes extremos, como rappel, surfing, skateboard, bungee, etcétera, importados de Estados Unidos durante los últimos 25 años. El doctor Miguel Ángel Macías Islas, investigador del Departamento de Neurociencias, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), dice que, quienes los practican tienen un desajuste neurobiológico. «No sienten miedo» o no lo perciben como todos los individuos. El…

Deep Water Soloing

Deportes extremos: 15 tipos de deportes de riesgo y aventura

¿Qué son los deportes extremos? Características de los 15 deportes de riesgo y de aventura más practicados, incluyendo la escalada, el paracaidismo, el parapente o el parkour.

Deportes extremos: 15 tipos de deportes de riesgo y aventura

Los deportes extremos (como el paracaidismo, el parkour o el snowboarding alpino, entre otros) son una categoría deportiva muy variada e interesante de analizar, incluso de definir.

A pesar de que el concepto de deporte extremo o de riesgo surgió como una estrategia de marketing publicitario en la década de 1990, en la actualidad se sigue utilizando porque es útil para categorizar distintos tipos de deportes que percibimos como peligrosos y, sobre todo, como un reto físico y mental para la persona que los practica -así como un verdadero “chute” de adrenalina.

Los deportes extremos (también conocidos como “deportes de riesgo” y “deportes de aventura”) son un tipo de actividades deportivas que pueden conllevar un riesgo elevado para la persona que los practica, si bien esto depende de las medidas de seguridad que se tomen en cada caso, entre otros aspectos, y la categorización de un deporte como “de riesgo” en ocasiones es más bien una cuestión perceptiva.

Este tipo de deportes pueden comportar una gran velocidad o un esfuerzo físico muy intenso (como es el caso del descenso en bicicleta de montaña o de la escalada, respectivamente), requerir el uso de equipo especializado o practicarse a grandes altitudes; el paracaidismo es un buen ejemplo de estos dos últimos casos. Cohen y colaboradores (2018) destacan la relevancia del procesamiento mental rápido y preciso para los deportes de riesgo.

En comparación con otros tipos de deportes, los deportes de aventura tienden a ser más solitarios y no es tan habitual competir contra otras personas y en condiciones muy controladas, sino que con frecuencia el atleta se enfrenta a escenarios poco predecibles y su ejecución es más difícil de evaluar a través de criterios objetivos.

Puede ser interesante mencionar también que en origen “deporte extremo” es una etiqueta con una función promocional que se asocia a la fundación del evento anual estadounidense X Games y a la del canal de televisión Extreme Sports Channel.

A continuación encontrarás una lista de 15 deportes extremos muy populares de diferentes tipos. Muchos de ellos requieren el uso de vehículos con o sin motor, con ruedas o con la capacidad de deslizarse o de planear.

La escalada es un deporte de aventura consistente en trepar o descender por paredes de roca (tanto naturales como artificiales). Puede concebirse como una actividad de ocio no evaluada, o bien valorarse a partir de la velocidad en recorrer una ruta determinada o del nivel de progreso en esta.

La escalada en hielo es una variante que implica un mayor riesgo y que requiere equipamiento muy especializado. Otro tipo de escalada popular es el psicobloc (“deep-water soloing”), que se practica en solitario usando una formación natural de agua y una colchoneta especial para amortiguar caídas. La escalada en solitario suele ser considerada mucho más peligrosa puesto que el nivel de seguridad disminuye de forma evidente.

El montañismo es un deporte que consiste en llegar a la cima de una montaña, lo cual puede implicar muchas otras técnicas y deportes, entre ellos la escalada y el senderismo.

Es habitual referirse a este deporte de aventura como “alpinismo” por la cadena montañosa de los Alpes, en la cual este deporte empezó a formarse en los siglos XVIII y XIX.

El paracaidismo es uno de los deportes de aventura más famosos. Para practicarlo el deportista se lanza desde el aire a gran altura y desciende hasta el suelo con ayuda de un paracaídas. Es considerado un deporte extremo porque supone un riesgo significativo para los paracaidistas.

El salto BASE es una variante del paracaidismo que se caracteriza porque, en lugar de saltar desde un avión, se hace desde una estructura fija: edificios, torres de tendido eléctrico, viaductos, acantilados…

El rápel (conocido como “abseiling” o “rappelling” en inglés) consiste en descender con cuerdas por una superficie vertical, por ejemplo una pared de roca. Es habitual que se combine con otros deportes extremos, como la escalada y con el montañismo.

El parapente es un deporte de aventura en el cual una persona utiliza un ala (a la que se sujeta con un arnés) para planear, en ocasiones durante mucho tiempo y a grandes distancias.

El skateboarding es uno de los deportes extremos más famosos y practicados en todo el mundo, en especial desde la década de 1990 (si bien en Estados Unidos ya era relativamente popular en los años 70).

Existen diferentes variantes que implican grados de riesgo muy diversos, si bien las lesiones son habituales en cualquier modalidad si la persona no tiene experiencia o precaución. El downhill skateboarding, por ejemplo, es una modalidad que se realiza en bajada a una velocidad de hasta 125 Km/h.

Otro de los deportes extremos más populares es el surf, llamado también “tabla”. Se trata de un deporte de riesgo acuático en el cual la persona, de pie en una tabla, utiliza la fuerza de las olas para “montarlas” y ejecutar diferentes tipos de técnicas acrobáticas.

El bodyboarding es un deporte de riesgo parecido al surf. En este caso el deportista se concentra sobre todo en deslizarse por las olas, normalmente tumbado en la tabla, no tanto en hacer movimientos elaborados en estas, por lo que se usa habitualmente como entrenamiento preparatorio para el surf.

El esquí y el snowboarding son los dos principales deportes extremos de invierno. En el esquí se utilizan dos tablas alargadas unidas a los pies (los esquís) para deslizarse por la nieve, mientras que en el snowboarding se emplea una única tabla. Existen diferentes modalidades que pueden ser consideradas deportes de riesgo en grados diversos.

El buceo puede ser considerado un deporte de riesgo en algunas de sus modalidades; el factor central en este sentido es la respiración. La apnea o buceo libre (freediving) es un buen ejemplo, pero el buceo en cuevas también puede ser practicado como deporte extremo.

El descenso en ríos o balsismo es conocido más habitualmente como “rafting”. Se trata de un deporte de aventura que se practica en ríos turbulentos y que consiste en seguir la corriente de un río remando sobre una embarcación.

El rafting se puede llevar a cabo en distintos tipos de embarcaciones, siendo las más habituales el kayak, la canoa y la balsa. Es habitual referirse al descenso en ríos como “kayak”, etc. en función de la embarcación que se utiliza.

El parkour es un deporte urbano (aunque se puede practicar en otros entornos) que se desarrolló a partir de cursas de obstáculos propias del entrenamiento militar. Consiste en correr, saltar, trepar, etc. para avanzar de forma rápida y eficiente utilizando sólo el propio cuerpo y las características físicas del entorno.

El freerunning es una disciplina derivada del parkour en la cual se hace más énfasis en la utilización de movimientos de tipo gimnástico, teniendo una intención más estética y artística.

El ciclismo de montaña es un deporte de aventura practicado en terrenos difíciles con bicicletas especializadas. Algunas de las variantes del ciclismo más dignas de ser consideradas deportes extremos son el descenso en bicicleta de montaña, el ciclismo libre y el BMX.

El barranquismo (“canyoning”) consiste en descender por los barrancos de un río utilizando técnicas diferentes, de manera que con frecuencia incluye otros deportes de aventura como el rápel y la escalada. Los saltos son otra característica típica del barranquismo.

El highline es un deporte extremo en el cual se recorre una cuerda tensa manteniendo el equilibrio a gran altura. Aunque lo más habitual es utilizar un arnés o un dispositivo de seguridad similar, también existe el “free-solo highline”, que se practica sin ayudas de este tipo y supone por tanto un riesgo muy elevado.

Se trata de una variante extrema del slackline, en el cual la altura a la que se coloca la cuerda no supone un riesgo para el deportista sino que el reto se limita al equilibrio.

El wingsuit es un tipo de paracaidismo o de salto BASE que implica el uso de un “traje aéreo” con alas que se puede utilizar para planear por el aire. En los últimos años los avances tecnológicos están permitiendo el desarrollo de trajes aéreos muy llamativos.

Tipos de deportes: en pista, terrestres, aéreos y acuáticos

Cohen, R., Baluch, B. & Duffy, L. J. (2018). Defining Extreme Sport: Conceptions and Misconceptions. Frontiers in Psychology, 9.

Tomlinson, J. (2004). Extreme Sports: In Search of the Ultimate Thrill. Hove: Firefly Books Ltd.

referencia:
eurofitness.com
ar.pinterest.com
viviendolasalud.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba