News

Cuánto dinero se puede endeudar una persona: este es el porcentaje límite

¿Puede una empresa endeudarse hasta un cierto límite? 

Una empresa pueden endeudarse hasta cierto límite para no caer en quiebra. Dicho límite es conocido como la capacidad de endeudamiento. 

¿Puede una empresa endeudarse hasta un cierto límite? 

Llamamos endeudamiento a la deuda total de los créditos que se utilicen. Dicho de una manera más sencilla, es el conjunto de obligaciones de pago que una persona o una empresa tenga con otra persona o compañía.

Una persona o empresa pueden endeudarse hasta cierto límite, para no caer en una quiebra. Este límite que es lo que se conoce como capacidad de endeudamiento. Esta capacidad es la cantidad máxima que una persona, sea física o jurídica, puede tomar prestado, sin que el prestamista tenga ningún riesgo de no obtener devolución. Para determinar esta capacidad se debe tener en cuenta las opciones de generar rentas futuras, en función de las circunstancias de hoy en día, el patrimonio, la opción de avalistas, etc.

Para realizar este cálculo se puede acudir  a una entidad financiera, aunque también hay algunas calculadoras generales por Internet, en las que introduciendo los datos solicitados se informa sobre el porcentaje de endeudamiento que se tiene, así como su capacidad.

Los datos que suelen solicitar son los ingresos mensuales desglosados, es decir, con pagas extra, retenciones, etc. hasta el sueldo neto y todos los gastos mensuales, desde el hogar, los suministros, los seguros, ocio, etc. al final se obtiene la carga financiera, la capacidad de ahorro y la relación entre ingresos y gastos.  De esta manera, el individuo o la empresa puede saber hasta dónde puede endeudarse sin peligro.

Otro de los indicativos de interés del endeudamiento es el ratio de endeudamiento. Este ratio financiero se encarga de medir la relación que existen entre el importe de los fondos propios de una empresa o profesional, en relación a las deudas que mantiene tanto en el largo como en el corto plazo. La fórmula explícita para calcularlo sería dividiendo la deuda total entre los capitales propios. Los capitales propios es el patrimonio que la persona o empresa tenga, y la deuda total es la suma de lo que se llama el pasivo corriente y el no corriente.

Es importante saber que este ratio indica cómo está de apalancada la compañía en los que a financiación ajena se refiere, entre la financiación a largo plazo y a corto plazo.

Es recomendable que la mayor parte de la financiación sea a largo plazo, para que el pasivo no corriente sea igual o equivalente al patrimonio neto de la empresa o persona, y se sitúe en 1. Por otro lado, el pasivo corriente deberá estar por debajo del 50 % del patrimonio neto, de forma que el ratio de endeudamiento a corto plazo esté como mucho debajo del 0,5. Todo ello en fórmula financiera se calcula: el ratio de endeudamiento a largo plazo dividiendo el pasivo no corriente entre el patrimonio neto; y el ratio de endeudamiento a corto plazo dividiendo el pasivo corriente entre el patrimonio neto.

No es recomendable que una empresa o un profesional autónomo estén muy endeudados. Es un riesgo, ya que puede repercutir negativamente en el funcionamiento de su actividad, además de no poder hacer frente a sus pagos, lo que, a su vez, traerá consigo problemas con clientes o proveedores, que pueden entorpecer relaciones entre ellos, crear mala imagen de cara al exterior, etc.

Por tanto, el endeudamiento siempre debe estar medido y controlado. Gracias a las nuevas vías de financiación también es más sencillo para las empresas y autónomos estar al día en sus cuentas. Instrumentos financieros como el confirming son muy recomendables para que las empresas puedan abonar sus pagos al día, y evitar el riesgo de crear una mala imagen de empresa, o hacer  peligrar sus relaciones con clientes y/o proveedores.

Capacidad de endeudamiento: ¿Qué es? ¿Cómo calcularla? ¿Para qué es útil? – Rankia

La capacidad de endeudamiento, puede que no hayas oído hablar de este término hasta que te llega el momento de solicitar financiación, ya sea para un préstamo para tu coche, reforma o incluso para tu casa. En el siguiente artículo veremos qué es la capacidad de endeudamiento y cómo calcularla.

Capacidad de endeudamiento: ¿Qué es? ¿Cómo calcularla? ¿Para qué es útil? - Rankia

La capacidad de endeudamiento, puede que no hayas oído hablar de este término hasta que te llega el momento de solicitar financiación, ya sea para un préstamo para tu coche, reforma o incluso para tu casa. En el siguiente artículo veremos qué es la capacidad de endeudamiento, cómo podemos calcularla para nuestro caos particular y cómo puede influirnos a la hora de solicitar un préstamo.

Capacidad de endeudamiento, ¿qué es? ¿cómo calcularla? ¿para qué sirve?

En este caso vamos a hablar de la capacidad de endeudamiento de una persona o familia, y esta es la cantidad de deuda (financiación) que podemos asumir. La capacidad de endeudamiento, por consecuencia, depende de nuestra situación personal, teniendo en cuenta tanto nuestro volumen particular de ingresos mensuales como nuestros gastos. 

Todos conocemos la frase de “no hay que gastar por encima de nuestras posibilidades”, y no sólo hace referencia a no gastar más de lo que ingresamos, sino que deberíamos tener en cuenta que parte de nuestros ingresos también deben ser destinados al ahorro para evitar posibles problemas de solvencia. Pues bien, la cantidad de ingresos que debemos ahorrar y gastar nos la recomienda el Banco de España con la regla del 35%.

El Banco de España aconseja que la deuda que puede asumir una familia, lo que conocemos como endeudamiento, no sea superior al 35% de sus ingresos.

Pero primero veamos cómo se suelen distribuir los ingresos de una familia, que podríamos clasificar en tres bloques:

Todo el dinero que una persona o familia gana lo destina a uno de estos tres bloques, pero cada uno en distintas cantidades, claro. Una vez tenemos clara la existencia de estos tres grupos podemos explicar la regla del 35% de endeudamiento, que para algunos puede ser del 30% en lugar del 35%, que dice, como podréis imaginar, que la cantidad máxima que una persona debería gastar en financiación, es decir, destinar al grupo del endeudamiento, debería ser del 30% o 25% del total de sus ingresos.

La mayor parte de los ingresos mensuales de una familia se destinan a cubrir las necesidades básicas o gastos esenciales, los cuales podemos dividir en cuatro grandes grupos:

El endeudamiento de una familia se define como el conjunto de cuotas mensuales que se abonan por el dinero prestado por una entidad financiera. Por su parte, la capacidad de endeudamiento se define como el límite de deudas que una familia puede soportar sin riesgo de caer en impagos ni morosidad.

Si seguimos la regla del 35% evitaríamos adquirir más deuda de la que podemos pagar. En este grupo incluiríamos los conceptos de cuota hipotecaria, alquileres, créditos de tarjetas o préstamos personales para un coche o reforma, por ejemplo.

El endeudamiento per se no es bueno ni malo, siempre que estemos dentro de los límites mencionados anteriormente. Cuanto menor sea el endeudamiento de una familia, gozará de una mayor salud financiera y podrá dedicar esa parte a otros conceptos, como el ocio, viajes o ahorro.

En toda planificación familiar, debemos destinar una parte de nuestros ingresos mensuales al ahorro. Este punto es igual de importante que los anteriores, ya que debemos tener un pensamiento a largo plazo en nuestras finanzas, con el objetivo de tener un colchón financiero para poder hacer frente a imprevistos.

Las familias que ahorren menos del 10% de sus ingresos mensuales, pueden tener un serio problema de liquidez y deben comenzar a plantearse el recortar gastos de los 2 grupos anteriores. En el lado contrario, una persona sin cargas familiares y siendo lo suficientemente disciplinada podría aumentar este porcentaje hasta el 50% e ir trabajando en garantizarse un futuro.

Si te encuentras en proceso de solicitar financiación, las entidades financieras disponen de un sistema automático para averiguar si eres apto o no para pedir un préstamo con tu situación financiera actual. No obstante, puedes calcular tú mismo tu capacidad de endeudamiento siguiendo esta fórmula:

Veámoslo con un ejemplo:

Imaginemos que tenemos un salario mensual de 1.500€ y que al mes ya pagamos unos 400€ de hipoteca. Estamos pensando solicitar un préstamo de 1.200€ para comprar unos muebles y queremos saber si nos concederán el préstamo.

Primero debemos calcular cuánto deberíamos pagar como máximo haciendo el siguiente cálculo: (1.500€ de ingresos – 700€ gastos fijos) x 0,35% = 280€

Dentro de esos 700€ hemos incluido el gasto de la hipoteca, 400€, más otros gastos como puede ser el transporte mensual, comida, agua, luz, etc. Ahora, ya estamos pagando 400€ de hipoteca, por lo que la cuota del préstamo no debería exceder de 300€. La cuota a pagar depende tanto del importe solicitado, como del tipo de interés como del plazo.

Poniendo como ejemplo el préstamo de Movistar Money, que tiene un TIN del 15,35%, la cuota a pagar, según el plazo puede oscilar entre 37,11€ y 58,38€, por lo que, en este caso, no sobrepasaríamos ese límite de endeudamiento del 35%.

¿Te ha quedado alguna duda sobre la capacidad de endeudamiento?

Consulta las condiciones y haz tu estudio del préstamo Cetelem

referencia :
www.gedesco.es
www.rankia.com

دیدگاهتان را بنویسید

نشانی ایمیل شما منتشر نخواهد شد.

دکمه بازگشت به بالا