Noticias

reportaje | ángeles alvariño

Loading the player...

El Ángeles Alvariño regresa a puerto al sufrir una avería

Durante la noche, el buque ha estado realizando rastreos en una zona más próxima a donde Tomás Gimeno tenía atracada su lancha

El Ángeles Alvariño regresa a puerto al sufrir una avería

El buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’ ha regresado hoy sábado al puerto de Santa Cruz de Tenerife al sufrir una avería, tras trece días consecutivos de rastreo en la zona donde el pasado jueves se encontró el cuerpo sin vida de Olivia y donde se busca a su hermana Anna y su padre Tomás Gimeno.

El barco del Instituto Español de Oceanografía (IEO), equipado con un radar de barrido lateral y un robot submarino, continuará con las labores de rastreo para tratar de encontrar a Anna y Tomás Gimeno una vez se solventen estos problemas técnicos, según fuentes consultadas.

Durante la noche el ‘Ángeles Alvariño’ ha estado realizando rastreos en una zona más próxima al Puerto Deportivo Marina Tenerife, donde Tomás Gimeno tenía atracada su lancha, la cual fue encontrada vacía y a la deriva el día después de que se produjera su desaparición junto a sus dos hijas, Anna y Olivia.

Sin embargo, en torno a las ocho y media de la mañana el buque oceanográfico se vio obligado a regresar a puerto tras la citada avería. El delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, informó ayer viernes de que la búsqueda de Anna y Tomás seguiría, al menos, hasta el próximo lunes y no descartó que estuviera más días si fuera necesario.

Ángeles Alvariño: El barco que busca a Anna y Olivia encuentra una botella de oxígeno y una funda nórdica del padre

Las niñas de uno y seis años fueron secuestradas por el padre el 27 de abril. Una embarcación de su propiedad fue localizada vacía, a la deriva y sin ancla

Ángeles Alvariño: El barco que busca a Anna y Olivia encuentra una botella de oxígeno y una funda nórdica del padre

El barco Ángeles Alvariño del Instituto Español de Oceanografía (IEO), que desde el 30 de mayo busca a las niñas desaparecidas en Tenerife Anna y Olivia, encontró este lunes una botella de oxígeno y una funda nórdica en el mar. Este martes, fuentes próximas a la investigación han confirmado a Efe que esos objetos pertenecen al padre, Tomás Gimeno.

Gimeno (37 años) secuestró presuntamente en la noche del pasado 27 de abril en la isla canaria de Tenerife a sus hijas de uno y seis años. La búsqueda en el fondo marino tinerfeño se ha convertido en la principal línea de investigación de la Guardia Civil en los últimos días, después de que las inspecciones en tierra firme no hayan permitido de momento dar con su paradero.

Estos dos objetos, cuyo hallazgo ha confirmado la directora de la Guardia Civil, María Gámez, serán trasladados al Servicio de Criminalística de Madrid para analizarlos. El barco oceanográfico, que terminaba este martes las labores de rastreo, las continuará al menos hasta el próximo día 14, en función de cómo evolucione la búsqueda. Este buque, que dispone de un sonar y un robot submarino, trabaja ininterrumpidamente durante el día y la noche y, desde que se incorporó a la búsqueda de las niñas y su padre, ha realizado un rastreo en una superficie de unas diez millas cuadradas (34 kilómetros cuadrados).

La zona elegida para el rastreo en el mar fue consensuada por la tripulación del Ángeles Alvariño y por la Guardia Civil a partir del geoposicionamiento del móvil de Tomás Gimeno la noche del 27 de abril, cuando se echó a la mar en dos ocasiones.

En un acto celebrado en Murcia, Gámez ha señalado este martes que hay que tener en cuenta la “complejidad” del rastreo, ya que se trata de una zona de búsqueda “amplia” y los objetos se localizaron a unos 1.000 metros de profundidad, razón por la que tuvieron que recurrir al Instituto Oceanográfico para poder disponer de dichos medios.

El 27 de abril, hacia las 17.00, Tomás Gimeno recogió a Anna en casa de la madre de las niñas, su expareja Beatriz Zimmernann, de 35 años. Después fue a buscar a Olivia a un campamento al que acudía tras el colegio. Posteriormente, se dirigió con ellas a su casa en el municipio de Igueste de Candelaria. Alrededor de las 19.30 acudió al puerto deportivo Marina Tenerife. Ni las cámaras de seguridad ni el guardia de seguridad detectaron a su entrada la presencia de Anna y Olivia.

Gimeno embarcó solo. Antes de hacerlo, cargó en la barca maletas y bolsos, para lo cual realizó tres viajes desde su Audi A3 blanco. Aquel día zarparía dos veces. De regreso de su primera incursión en el mar, fue interceptado por la Guardia Civil y propuesto para sanción por saltarse el toque de queda. Pasada la medianoche, volvió a zarpar y se perdió su rastro. Al día siguiente, la embarcación fue localizada vacía, a la deriva y sin ancla frente a la localidad del Puertito de Güímar. Poco después se encontró flotando una silla de retención de menores para coches, que utilizaba para Anna.

Ese martes por la noche, Gimeno habló cinco veces por teléfono con su exesposa. Según consta en el atestado de la denuncia que presentó ella ese día, Zimmernann fue a buscar a las niñas a casa de su expareja y no los encontró. Le llamó una primera vez a las 21.00. Él afirmó que estaba cenando con ellas y que las llevaría a casa. Una hora después, en una nueva llamada, le dijo que no las vería nunca más. Se lo repite a las 22.30, y otra vez 10 minutos después. A las 23.45, el teléfono da apagado o fuera de cobertura. En la última llamada, ya de madrugada, mantienen una última conversación. Aquella noche también sus amigos y círculo cercano recibieron “un mensaje de despedida”. Al día siguiente, una vez interpuesta la denuncia, abierto el caso por sustracción de menores y con la barca ya en tierra, los agentes hallaron rastros de sangre del padre en la embarcación de recreo.

El Ángeles Alvariño seguirá unos días más de búsqueda en Tenerife

La Guardia Civil ya busca otras soluciones técnicas para intentar seguir la inspección

El Ángeles Alvariño seguirá unos días más de búsqueda en Tenerife

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño permanecerá en la zona de búsqueda unos días más para continuar con los trabajos de localización de los cuerpos de Anna y Tomás Gimeno.

Tras varias prórrogas de su permanencia en la zona de Tenerife, el barco, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, ampliará unos días más su despliegue para seguir con las labores de rastreo en la zona marítima marcada por los investigadores de la Guardia Civil.

Así lo ha informado esta tarde la Delegación del Gobierno.

De forma complementaria, el Instituto Armado está realizando las gestiones pertinentes en el ámbito civil para poder disponer de soluciones tecnológicas que permitan sustituir al buque en las labores de búsqueda.

Está previsto que el buque regrese próximamente al puerto de Santa Cruz de Tenerife para realizar labores de mantenimiento del equipo.

Este equipo, apto para trabajar hasta 2.000 metros de profundidad, tiene una operatividad limitada para trabajos continuados.

El ‘Ángeles Alvariño’ permanece en el Puerto tras sufrir una avería

El buque llevaba 13 días consecutivos de rastreo | En cuanto vuelva a estar operativo reiniciará el rastreo en aguas canarias

El ‘Ángeles Alvariño’ permanece en el Puerto tras sufrir una avería

Los cuerpos de la pequeña Anna y de su padre y asesino se seguirán buscando en alta mar hasta el miércoles Agencia ATLAS | EFE

El buque Ángeles Alvariño del Instituto Español de Oceanografía permaneció atracado durante todo el fin de semana en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife después de que en la mañana del sábado sufriese una avería en su equipamiento. El buque realizó labores de rastreo de manera continuada durante 13 días y el equipo espera ahora solventar todos los problemas para poder reanudar la búsqueda de Tomás Gimeno y su hija Anna, de un año de edad, a lo largo de esta semana.

Este buque llegó a Canarias desde su base en Vigo el pasado 30 de mayo para incorporarse a la búsqueda por mar de el padre tinerfeño desaparecido el pasado 27 de abril junto a sus hijas Olivia, de 6 años, y Anna. El Ángeles Alvariño tenía previsto abandonar la Isla tras algunas jornadas de trabajo infructuoso cuando el pasado lunes halló en el fondo del mar una bombona de submarinismo y un edredón que se identificaron como pertenecientes a Tomás Gimeno. Todo estos hallazgos motivaron que se prolongara su estancia en aguas canarias para continuar con su labor de búsqueda.

De hecho, el pasado jueves localizó a mil metros de profundidad dos bolsas de deporte atadas a un ancla, en una de las cuales se halló el cuerpo sin vida de la mayor de las hermanas, Olivia. Precisamente el sábado, cuando el barco tuvo que parar su labor de rastreo, se conoció el resultado preliminar de la autopsia realizada a Olivia, según la cual la niña falleció de un edema pulmonar agudo, Ese mismo días, mientras el barco ya se encontraba atracado y se le realizan las arreglos pertinentes, se divulgó el auto de la juez de Güímar que ha pedido una orden internacional de detención contra Tomás Gimeno por dos delitos de homicidio agravado y otro en el ámbito de la violencia de género.

Compartir una noticia

Disfruta de todas las novedades

Fundacion ERGUETE

Mas Social Conecta es la herramienta web de comunicacion las Entidades Sociales

Fundacion ERGUETE

27/01/2021

La gallega que descubrió 22 especies de organismos marinos y publicó más de cien trabajos científicos

1 de 1

©

Nacida en Serantes, Ferrol, Ángeles Alvariño González (1916-2005) fue una prestigiosa investigadora marina reconocida en todo el mundo.

Desde muy pequeña, se interesó por los libros y por el conocimiento. Estudió Ciencias y Letras en la Universidad de Santiago de Compostela, y Ciencias Naturales en la Universidad Complutense de Madrid. También estudió francés e inglés, idiomas que posteriormente le abrieron muchas puertas para avanzar en sus investigaciones internacionales.

Comenzó su carrera profesional dedicándose a la enseñanza, como docente de biología, zoología, botánica y geología. En 1951, se mudó con su marido y su hija a Madrid, donde se doctoró en Química para posteriormente incorporarse al Instituto Español de Oceanografía como bióloga marina. La destinaron a Vigo y consiguió una beca para estudiar en el Reino Unido, convirtiéndose en la primera científica en participar en un buque de investigación internacional.

En el 1955 se fue a Estados Unidos para continuar con su formación y unirse al Instituto Oceanográfico Woods Hole de Massachusetts. A partir de 1970, se unió al Centro de Ciencias Pesqueras del Sudoeste como bióloga de investigación pesquera, lo que le permitió avanzar a pasos agigantados en sus investigaciones y consolidarse como experta mundial en zooplancton.

Ángeles Alvariño descubrió 22 especies planctónicas marinas en mares de todo el mundo. Durante más de treinta años, participó en conferencias y congresos de todo el mundo, y formó a cientos de universitarios y biólogos marinos. Además, publicó más de cien monografías científicas. Aunque se retiró en 1987, Ángeles, mujer incansable, nunca dejó de investigar. Falleció en 2005 en California.

En su honor, en 2012, se inauguró un buque oceanográfico español con su nombre.

Archivada en:

Qué hacemos > Programas | Proyectos | Servicios Actuales > IGUALDAD > Mujeres con historia

Más info  

Acepto la política de privacidad

referencia:
www.diariodeburgos.es
elpais.com
www.laopiniondezamora.es
www.eldia.es
www.fundacionerguete.org

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba