Noticias

¿Quiere usted ser superdotado?

Superdotados: los inteligentes que no quieren salvar al mundo

Est

Superdotados: los inteligentes que no quieren salvar al mundo

Hace unos aos, a travs de su buzn de atencin a terceros, una persona les sugiri a los miembros del colectivo de personas de alto cociente intelectual que tomasen el control del gobierno y que apliquen un sistema de democracia templaria. El remitente planteaba una especie de meritocracia que, segn l, solo podra ser aplicada por estos genios asociados. Otros acudieron a ellos como quien consulta a un consejo de sabios, o con la expectativa de entablar una conversacin ajena a trivialidades.

Lo cierto es que los miembros de Mensapueden pasar de hablar del origen del conde de drcula, al chiste del coche color pistacho -que no se puede abrir- y terminar discutiendo sobre fsica cuntica.

Mensa es una asociacin de personas de alto cociente intelectual, fundada en Inglaterra en 1946 y presente en Espaa desde 1984. Para ser socio, es necesario tener un cociente intelectual comprendido dentro del 2 % superior de la poblacin general, que supone una puntuacin de 149 de CI en la escala Cattell o de 131 en la Wechsler. Simplificando an ms la cuestin: se entiende que una de cada 50 personas podra ser parte de Mensa.

Cristina Luna, Yago Mougn y Laida Muguerza, pasaron el test de acceso y hoy son parte de este grupo integrado por programadores, cientficos, profesores, filsofos, comerciantes y todos los que quisieron unirse al juego de pensar. En Espaa ya suman 2400 personas y 109 de ellas estn en Galicia. Los tres amigos forman parte del grupo de Vigo, donde hay 29 socios.

Presentarlos implica seguirlos en su viaje vocacional. Cristina (25) es investigadora espacial y vicepresidenta de Mensa Espaa. Est acabando las carreras de Fsica, Matemtica, Ingeniera mecnica e Informtica. Y por si no eran suficientes los ttulos de ingeniera, antes estudi qumica, pero dej la carrera porque le pareca aburrida.

Yago (26), es miembro de la mesa directiva y da clases de ajedrez y artes marciales. Los estudios los lleva con ms calma porque de todas sus capacidades, la de eleccin no se le da fcil. Ahora estudia fsica, pero ha estudiado en reas tan distintas como historia y qumica. Inters general lo tengo por casi todo lo que encuentro, desde el cdigo de piratera a la orden del dragn en Rumania, dice.

Laida (29), ya tiene la carrera de medicina terminada, pero asegura que ganas de cambiarla no le faltaron durante los aos de estudio. Ahora, aunque sea el momento indicado para ejercer como mdico, ya piensa en cundo empezar a estudiar filosofa.

Esa avidez por el conocimiento y el turismo intelectual parece ser un rasgo comn entre los mensistas. Y aunque sus miembros suelen tener intereses muy diversificados, Yago aclara que no significa que seamos buenos en todo, porque eso depende de la prctica. Como mucho, la inteligencia es una herramienta que te ayuda a ir un poco ms rpido y llegar un poquito ms lejos.

Esta herramienta extra, tuvo usos distintos en la vida de cada uno. A Cristina, su inteligencia excepcional casi la llev a empezar el instituto cuando tena 7 aos, por una sugerencia de sus profesores que su madre no acept. Creo que fue una buena decisin porque vas creciendo con gente de tu edad y cosas afn, sopesa. Ms adelante dej de asistir a clases por falta de un feedback de los profesores y termin aprobando exmenes recuperatorios con buenas calificaciones. Para Yago, sin embargo, saber que su mente siempre discurra ms rpido que la de los dems, no le supuso cambios porque siempre se permiti aprender sobre todo lo que le apeteca. Saber que tienes una capacidad elevada no marca diferencia. No dices “tengo altas capacidades, debera estudiar fsica cuntica”. Sigues siendo la misma persona, dice.

Para desmitificar un poco ms esa imagen de perfeccin con la que, generalmente, se asocia a las personas con altas capacidades intelectuales, estos jvenes sealan sin miedo algunas debilidades que comparten. Somos muy despistados, y la sensacin de ser idiotas es mucho mayor, dice Laida, quienrelacionasu confesin al efecto Dunning-Kruger, que sostiene que la gente inteligente es ms consciente de lo que no sabe, entonces cree que es ms ignorante, y la gente ms ignorante, normalmente cree que sabe ms de lo que realmente sabe, porque no es consciente de todo lo dems. Cuanto ms conocimiento adquieres, ms te das cuenta de que no sabes. Te subestimas en todo, agrega Yago.

Ese pensamiento desmesurado no es incompatible con el humor, otra de las caractersticas que podra diferenciarlos de los dems. Aparecen con bromas ms finas, juegan con el doble sentido y con respuestas ms rpidas y muy ocurrentes; aunque aclaran que el tipo de humor que se exhibe en general tambin les hace gracia.

Creer que el club de los superdotados se rene solo para hablar de ciencia, resolver ecuaciones y la teora del todo es un error. Basta con ver los temas de la liga de debates que organizan cada ao para saber que no solo piensan en temas de enciclopedia. Y es que, cuando de argumentar se trata, no importa si hay que discutir sobre Pollo con arroz, o arroz con pollo, como en el encuentro de la ltima liga, o sobre si es polticamente correcto que los nios nacieran desnudos.

Se trata de explotar la creatividad siempre. No importa que sea correcto o no, sino de que seas capaz de generar una argumentacin sobre algo y cmo te relacionas con la argumentacin opuesta, explican Yago y Cristina quienes ganaron el debate del encuentro anterior sobre Si la destruccin de la Estrella de la Muerte fue un ataque terrorista o no.

La reunin anual de Mensa, la RAM, se celebra durante el puente de la Constitucin cada ao en una ciudad distinta. Durante esos cuatro das tienen actividades deportivas, visitas culturales, charlas, una fiesta de disfraces, juegos como el escape room y, sobre todo, una amplia propuesta de juegos de mesa. La preferida de este grupo es la de Los Hombres Lobo.

Luego estn las reuniones mensuales por comunidad y territorio. En A Corua se renen el primer sbado del mes, mientras que en Vigo tratan de que las reuniones sean ms frecuentes.

Por la cantidad de socios y su distribucin a nivel nacional, muchas de sus actividades son virtuales y se gestionan a travs de los GIE (Grupos de Inters Especial) que renen a miembros con intereses comunes. Hay GIEs de filosofa, de matemticas o de historia, pero tambin estn los de jardinera, cocina, msica, y videojuegos. Algunos grupos tienen nombres muy sugerentes como GIENUS (para los mensistas muy despistados), o el que destaca por su misin de dominar el mundo, cuyo nombre prefirieron mantenerlo an en secreto, bajo risas de complicidad.

Los tres afirman que en Mensa encontraron lo que que buscaban desde el principio: conocer gente diferente. Hicieron amigos que tienen desde 11 a 60 aos y que pueden compartir un juego de mesa o una charla con total igualdad. Es curioso porque no das por hecho de que saben algo o no, ni con el nio, ni con el de 60. Pueden compartir un montn de cosas, dice Laida.

Para remarcar el sentido del humor del grupo, hacen una confesin final sobre su plan de dejar en este reportaje la idea de que podan comunicarse telepticamente. Un silencio en medio de una pregunta y un juego de miradas sera la pista. Pero ese silencio fue aplacado con discusiones sobre si la hamburguesa debera llamarse hamburguesa y con las ancdotas sobre la membresa que Lisa Simpsonconsigui en Mensa.

La extraordinaria familia de los 9 superdotados

Lo que decidi

La extraordinaria familia de los 9 superdotados

Lea Vlez, madre de 2 nios con alta capacidad, hoy escribe un libro con las preguntas ms ‘alucinantes’ que le plantean

Un primo toca el chelo, otro entrena halcones y el tercero es profesor de educacin especial

Lo que decidi a Lea a contar su historia fue un cabreo hondo. Ella, nadadora a contracorriente, sabe lo que es vivir -«y padecer»- con una inteligencia de 155. Ella, guionista de cine y televisin, conoce bien las miradas de recelo y el agotamiento que supone que unos nios te fran a preguntas «alucinantes» en el desayuno, la merienda o en un tranquilo viaje en coche. Lea Vlez, 46 aos, dej de inventar guiones en la tele para dedicarse a contar los propios en novelas. La suya, ms ntima y personal, es la historia de una familia prodigiosa. Ella es superdotada, tiene dos hijos superdotados, lo era su marido, lo es su nico hermano, controlador areo, tres de sus primos (uno toca el chelo, otro es bilogo y entrena halcones y el tercero es profesor de Educacin especial), adems del abuelo oftalmlogo.

El azar? La gentica? En Espaa, 20.000 personas ya han sido identificadas como portadoras de altas capacidades. Y se calcula que unas 160.000 -sumando nios, adolescentes y mayores- estn sin diagnosticar. «Vivimos en una burbuja del aburrimiento», resume Lea el sentir generalizado entre esas mentes maravillosas. Cruz y virtud.

Su voz, tantas veces desoda, ha resonado esta semana en el Congreso Nacional de Superdotacin y Altas Capacidades, organizado por la Fundacin El Mundo del Superdotado y clausurado ayer en Madrid. Unos sufren en el trabajo porque no se adaptan. Otros porque sus jefes o compaeros no toleran que sean brillantes. Y se queman. Los hay que se aburren y abandonan prematuramente los estudios. La inteligencia, en ellos, es un problema. Y no andamos sobrados de cerebros. El 95% de estas personas, segn los psiclogos, cae en una depresin de la que no todos consiguen salir.

Los Vlez no. Corre inteligencia por sus venas. Entre la foto del abuelo mdico, de chico y con capirote posando al lado de un caballo, y la de sus dos biznietos, median nueve superdotados. Cociente intelectual medio: 140. «Mam, si el fuego necesita oxgeno para vivir y en el espacio no hay oxgeno, por qu arde el sol eternamente?», preguntaba a Lea uno sus hijos cuando an no haba cumplido tres aos. O, «Mam, t sabes si en la Nasa hay turno de noche…? De mayor me gustara trabajar en la Nasa, pero en el turno de da». O esta de su hermano, a los cinco aos: «Mam, puedes explicarme otra vez eso de la dermis y la epidermis?»… «Mam, en el cerebro ms pequeo cabe una galaxia». As cada maana, cada tarde, cada noche. Da tras da.

Fue la tormenta perfecta que puso en alerta a Lea. Su hermano, dos aos mayor, haba entrado en Mensa, el club de superdotados ms famoso del mundo. Con ilustres como el magnate Bill Gates (160), la actriz Genna Davis (140), el ajedrecista Gary Kasparov (190) o la cantante Shakira (141). Los Vlez no se quedan cortos. Tras alumbrar a sus dos prodigios, y vistos los antecedentes familiares, Lea se anim a que le hicieran las pruebas que detectan las altas capacidades. «Cuando supe que yo tambin las tena, no me sent superior o extraa. Llevo toda la vida tratando con personas as. Mi marido, que era fsico y profesor, era otro prodigio…», cuenta con toda normalidad la escritora, a quien la voracidad por saber de sus retoos (142 y 150 de cociente intelectual, CI) le oblig a cambiarlos de colegio. «Se aburran, no se educa desde la emocin y el conocimiento. Hay un fallo educativo inmenso. Es todo memorizar», critica ella. «Estamos perdiendo a gente impresionante, en los colegios, en las empresas, en los hospitales… Y aqu no pasa nada», retrata la presidenta de la Asociacin Espaola de Superdotados y con Talento para nios, adolescentes y adulto (AEST), Alicia Rodrguez. A ella llegan unas 50 consultas al da solicitando informacin y, en otros casos, terapia.

Porque una inteligencia superior (lo normal es estar entre 90 y 110 de CI) no es garanta de felicidad o triunfo. Al revs. Cuando los tropiezos con sus jefes de la tele y del cine comenzaron, Lea lo dej. George, su marido, ingls de nacimiento y espaol de adopcin (de ah que los hijos de la pareja, Michael y Richard, aunque espaoles, lleven nombres britnicos), tuvo que irse del centro privado vip de La Moraleja donde imparta clases. Y a los chicos tambin se los llevaron a otro colegio porque iban cuesta abajo en los estudios. Desde entonces no bajan del sobresaliente. A Michael, con nueve aos, le apasionan la astrofsica, la arqueologa, la geografa… Y no perdona. «Mam, puedo dejar de hacer deberes para ver el programa sobre los agujeros negros?». Un ao antes, con ocho: «Mam, estaba pensado en algo divertido. Si Jpiter no fuera un planeta gaseoso, dara igual cunto empujaras una cosa que pesa poco all. Por ms que empujaras como un idiota, no podras moverla y all las farolas se caeran y las bombas estallaran y no dejaran un crter… Me estaba riendo de slo pensar en la fuerza de gravedad de Jpiter». Su hermano, de siete, transita por otros mundos. Engulle todo lo que tenga que ver con la volcanologa y el cuerpo humano, las clulas, la reacciones qumicas, los trasplantes. «Mam, los cables son las venas de la electricidad», le espet el nio con slo cinco aos. «Mam, quiero saber cmo est hecha la lengua por dentro». «Quiero que me digas las partes del odo»…

Y al terminar con las preguntas, los nios se ponen a ver pelculas. A los dos les pirra el cine. Y no precisamente para su edad. Se entusiasman con la La gran evasin, Cadena perpetua o las firmadas por Tarantino.

Ser superdotado es mucho ms que ser inteligente. No basta con tener un CI superior a 130. Hay otras caractersticas: una creatividad extraordinaria, tanto verbal como grfica, y unos rasgos de personalidad muy concretos que los retrata, como la hipersensibilidad, la autocrtica, el perfeccionismo, inseguridad, angustia existencial… Muchos adultos descubren que son superdotados cuando ya tienen una edad. Algunos incluso dejaron los estudios -por inadaptados- cuando eran jvenes.

A Lea quisieron apuntarla a Mensa, como lo est su hermano. Pero ella no quiso. Prefiere mantener el anonimato de su inteligencia. «Tendran que apuntar a toda la familia», dice ella entre sonrisas.

Y aqu llega la pregunta: El superdotado nace o se hace? Existe un gen o genes de la mente prodigiosa? Nadie sabe con certeza de qu depende que surja un genio o un talento especial.

«El cerebro es como una mquina de acuar monedas. Si echas en ella un metal impuro, obtendrs escoria. Si echas oro, obtendrs monedas de ley», vena a decir el Nobel Ramn y Cajal. Lea y George debieron de poner oro para engendrar a sus hijos. «Es una mezcla de gentica, educacin y ambiente», cree la presidenta de AEST. Algo as debi de pensar el Nobel Bernard Shaw cuando una bella e inteligente actriz le propuso: «Juntos podramos hacer nios increbles». «S», contest l.

Es posible que el irlands tuviera razn. Los genes de la madre al parecer desempean un papel dominante en el desarrollo de las partes del cerebro de su descendencia responsables de la inteligencia. Los del padre, en cambio, influiran ms en aquellas zonas de la mente donde residen las emociones. No vale la pena ir al banco de esperma de los Nobel para tener hijos inteligentes. En vez de eso, las mujeres podran elegir maridos poco complicados, sensibles, en vez de grandes intelectuales. O eso creen los cientficos que llevan dcadas intentando averiguar qu genes son propios de un intelecto maravilloso. El de Einstein, 160 de cociente intelectual. Stephen Hawking (180). O el de Zhao Bowen, apodado el Bill Gates chino, un prodigio que desert de las aulas de Secundaria con ocho aos.

Con slo 19, y tras superar una licenciatura en Biotecnologa, Bowen fich por el laboratorio de genmica cognitiva del Instituto de Genmica de Pekn (BGI por sus siglas en ingls), la mayor empresa de secuenciacin de ADN humano del mundo. Zhao est convencido de que la inteligencia humana se hereda en un rango del 40 al 80%, y quiere saber qu genes intervienen. Para ello est secuenciando el genoma de ms de 2.000 personas, las ms brillantes de Estados Unidos. Dicen algunos cientficos que para obtener el primer gen de la inteligencia que resulte til tendra que estudiarse a decenas de miles de personas. Pero Zhao no est buscando un gen del cociente intelectual; quiere identificar pequeas y mltiples variaciones en miles de genes que determinan el aspecto hereditario de la inteligencia.

Uno de los asuntos que ms discusiones est levantando es si la inteligencia, como propone el genetista australiano Peter Visscher, de la Universidad de Queensland, incide en la supervivencia. Tras examinar los test de inteligencia de unas 2.000 personas cuando tenan 11 aos de edad y posteriormente con ms de 65 aos, concluy que algunas inteligencias envejecen mejor que otras.

La mayora de los que tenan una inteligencia media cuando eran nios la aumentaron durante la etapa adulta, y aquellas personas que tenan una inteligencia por debajo de la media al inicio de su vida, mantuvieron este promedio en la vejez. Visscher tom muestras genticas y cuantific el papel de los genes en los cambios de la inteligencia a medida que el ser humano envejece. «Calculamos que entre un cuarto y un tercio de estos cambios son genticos», concluy.

Juntar a todos los Vlez superdotados fue imposible. No son de fotografas. Lea, la ms entusiasta, argumenta que presta para ayudar. «Que vean que somos una familia ms, con sus cosas buenas y sus sinsabores». Porque no desea que sus hijos sufran por haber nacido con una mente superior.

«Los malos diagnsticos y la escasa formacin de los profesores levantan un muro impenetrable entre los superdotados y el resto de la sociedad», asevera. Por eso el libro que est escribiendo con las preguntas «alucinantes» que le hacen sus dos hijos cuando se despiertan en medio de la noche. «Mam, puedes explicarme cmo se las arreglan los paleontlogos para saber dnde ir a buscar la huella de un dinosaurio?»…

Altas capacidades intelectuales; características

Para comprender las altas capacidades intelectuales, primero hay que saber lo que son, y en AEST te lo explicamos y te ayudamos.

Altas capacidades intelectuales; características

superdotado-musica-clasica

AEST te ayuda a comprender las altas capacidades intelectuales. Si estás aterrizando en «este mundo» sobre el cual hay aún muchos mitos y desconocimiento, necesitas leer, leer y leer. Todo lo que aprendas, te ayudará a partir de ahora en tu camino. Si has llegado hasta aquí por tu hijo/a, lleno de dudas y sin una dirección clara que seguir, podemos ayudarte. La asociación está formada por familias que han recorrido ya parte de este camino.

También puedes ampliar esta información con la bibliografía que recomendamos, así como a través de nuestra revista «La estación«.

¡Más de 25 años con los superdotados, niños y sus familias, así como adultos!

Actualmente, el término alta capacidad ha evolucionado desde los primeros estudios que lo asociaban a alto rendimiento académico y más tarde a un elevado Cociente Intelectual (CI), hasta nuestros días, cuando se define como un potencial a desarrollar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que una persona es “superdotada” cuando su Cociente Intelectual es igual o superior a 130. Sin embargo, los test de inteligencia no son exactos y hoy en día los especialistas en el diagnóstico de la Alta Capacidad no tienen en cuenta únicamente este dato; esto es debido a que no creen que exista un punto de corte igual para todos. Por eso, valoran esta medida (el CI) como un indicador más, dando lugar a una evaluación multi-dimensional (no sólo psicométrica), que tiene en cuenta otros indicadores cuantitativos y cualitativos como son la creatividad, el estilo de aprendizaje, el desarrollo evolutivo, y otras características propias de la alta capacidad.

Los estudios más recientes se alejan de este rígido baremo y prefieren referirse a los niños/as de Altas Capacidades como aquellos que tienen una capacidad de aprendizaje muy superior y una forma de aprender radicalmente distinta, que los diferencia del resto de niños de su edad.

“Esto no quiere decir que el CI o el nivel de rendimiento académico de un alumno no deba ser tenido en cuenta como uno de los criterios, quiere decir simplemente que no debería de ser el único criterio a la hora de identificar a un alumno para cualquier programa de enriquecimiento o de atención a la alta capacidad intelectual” (J. Renzulli, Revista de Educación nº368. MECD)

Por otra parte, la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner (1983) marcó otra evolución de la concepción de las altas capacidades y define a la persona con alta capacidad como aquella que, tras diversas pruebas realizadas por un experto, muestra percentiles altas (por encima del 75) en todas las capacidades.

Por tanto, se considera dentro de las Altas Capacidades Intelectuales (ACI) dos conceptos diferentes que son el de talento y el de superdotación. Talento es aquella persona que destaca en uno, dos o tres de los ocho tipos de inteligencia (lingüístico-verbal, lógica-matemática, espacial, musical, corporal cinestésica, intra-personal, inter-personal y naturalista) descritos por el psicólogo norteamericano Howard Earl Gardner en 1983.

En EEUU, la National Association for Gifted Children define a las personas de alta capacidad como:

“Aquéllas que demuestran un nivel de aptitud sobresaliente (definido como una capacidad excepcional para razonar y aprender) o competencia (desempeño documentado o rendimiento que los sitúe en el 10% superior, o por encima, respecto al grupo normativo) en uno o más dominios. Los dominios incluyen cualquier área de actividad estructurada con su propio sistema simbólico (las Matemáticas, la Música, la Lengua…) o su propio conjunto de destrezas sensorio motrices (la Pintura, la Danza, los Deportes…)”.

En España, esta concepción se refleja en el modelo de Castelló y Batlle, que entiende como Alta Capacidad el perfil del alumnado que dispone de una capacidad intelectual globalmente situada por encima del percentil 75 en todos los ámbitos de la inteligencia tanto convergente como divergente, incluyendo distintas aptitudes intelectuales, como pueden ser razonamiento verbal, razonamiento lógico, memoria, creatividad, y razonamiento fluido. Este modelo también incluye el perfil de talento simple, que se refiere al alumnado que muestra una elevada aptitud o competencia en un ámbito específico, por encima del percentil 95, como el verbal, matemático, lógico o creativo, entre otros; así como la combinación de varias aptitudes específicas que puntúan por encima de un percentil 80 dando lugar a talentos complejos.

Según el Ministerio de Educación, en España hay 27.133 alumnos de altas capacidades (curso 2016-17). Esta cifra supone solo el 0,33% del total de alumnos matriculados, muy alejada del porcentaje de alumnos de altas capacidades estimado por los estudios más recientes (10%). Esto significa que la gran mayoría de estos alumnos sigue, por tanto, sin identificar ni atender.

Además, según la Comunidad Autónoma, el porcentaje de alumnos con altas capacidades intelectuales varía considerablemente, no siendo éste un dato constante a lo largo de todo el territorio español.

Muchas veces se entiende que un alumno de AACC, es el que siempre saca las notas más altas, el más ordenado, obediente, es decir, lo que se entiende como un alumno brillante, que se esfuerza en sus tareas. Pero normalmente, la conducta de los alumnos de AACC, es más bien todo lo contrario: suelen ser los más despistados, menos trabajadores, desordenados, desobedientes… Se dan incluso casos en los que el tutor, solicita el consentimiento a los padres para valorar, pues piensa que el alumno es algo retrasado o TDAH, bipolar o asperger.

Respecto a la distribución por sexo de las altas capacidades, está demostrado que el número de niñas es parejo al de niños, pero las niñas tienden a camuflarse más, ya que sufren una mayor presión social. Por este motivo, a veces la identificación puede resultar más tardía en el caso de las niñas.

Es importante destacar que se dan también casos de coexistencia de alta capacidad y dificultades de aprendizaje (dislexia, discalculia, disgrafía…); ambos rasgos se pueden enmascarar mutuamente. De esta forma, la superioridad de razonamiento que se demuestra en los debates en clase, no puede ser demostrada en los exámenes escritos, lo que a menudo les lleva a ser etiquetados como “inteligente, pero vago” o «lento».

Se detallan a continuación algunos rasgos cognitivos de las personas con altas capacidades intelectuales, si bien hay que tener presente que tanto con altas capacidades como sin ellas, cada individuo tiene su propia personalidad que le hace diferente a los demás.

Dicho de manera más coloquial:

De todo lo expuesto, una de las conclusiones a destacar, es que la superdotación, al igual que posee una componente intelectual muy potente, goza de unas características emocionales propias, entre las que sobresale la intensidad. Una gran riqueza y complejidad intelectual (en el mejor sentido de la palabra), va unida a una gran amplitud de matices emocionales, a un mundo interior muy desarrollado y complejo, en cuanto a emociones se refiere. Es decir, que la intensidad emocional en las personas superdotadas no es una cuestión de “sentir más, con más fuerza” que la mayoría de la gente, sino que estamos ante una manera diferente de sentir: con viveza, de manera absorbente, con gran penetración y complejidad.

Esta hipersensibilidad se conoce como las ”sobreexcitabilidades de Dabrowski”.

Una buena estima hacia uno mismo es un factor esencial de equilibrio psicológico y un motor de éxito en la vida; la autoestima comporta una dimensión esencial, que es la creencia en la posibilidad de ser amado. Construir su identidad es sentirse a sí mismo, singular, único, como la rosa del Principito, pero es también sentirse parte integrante de un grupo, parecido a otros. El sentimiento de pertenencia es un parámetro indispensable.

Sin embargo, en el niño superdotado, la construcción de su propia imagen no es sencilla y será diferente si el niño fue detectado o no, y en caso afirmativo, según la edad en la cual fue identificado como un niño superdotado. Sea cual sea el caso, el superdotado debe franquear un cierto número de delicados pasajes en la aventura de construir su identidad; en todas las etapas, el mayor riesgo es la construcción de un falso self, es decir, de un falso yo construido en función de los otros y no de acuerdo con lo que se es realmente. La construcción de un falso yo crea un conflicto interno permanente alrededor de la imagen de uno mismo: ¿ser lo que yo siento que soy o ser lo que los otros esperan de mí?

Puedes ampliar esta información a través de nuestra página web informativa www.altascapacidadesytalentos.com , la bibliografía que recomendamos, así como en los numerosos artículos que publicamos en nuestra revista “La estación”.

AEST, más de 25 años ayudando a los superdotados, tanto adultos como niños y sus familias.

referencia:
www.lavozdegalicia.es
www.elmundo.es
www.aest.es

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba