News

La vuelta de Ancelotti a su vida millonaria y plcida en Madrid: jamn y vino en el Barrio de Salamanca

La vuelta de Ancelotti a su vida millonaria y plcida en Madrid: jamn y vino en el Barrio de Salamanca

Mariann Barrena, mujer de Carlo Ancelotti, tuvo claro el sitio donde hab

La vuelta de Ancelotti a su vida millonaria y plcida en Madrid: jamn y vino en el Barrio de Salamanca

Mariann Barrena, mujer de Carlo Ancelotti, tuvo claro el sitio donde haba de instalarse la familia recin llegada a Madrid el verano de 2013: «En cuanto visit esta casa supe que quera ver los angelitos todos los das al despertarme», dijo en Vanity Fair al respecto. Se refera a los cuatro querubines que tall hace dos siglos Francisco Gutirrez y que engalanan la Puerta de Alcal, los que se ven desde el tico de lujo de 450 metros cuadrados del edificio Millenium, en la Plaza de la Independencia, uno de los ms exclusivos de Madrid; desde donde tambin se alcanza a ver el Parque de El Retiro y Cibeles. All se instalaron un ao despus de llegar, pendientes todava de que finalizaran las obras de un edificio que en 2006 compr Amancio Ortega por 40 millones de euros para venderlo luego al grupo inversor que da nombre al edificio. Sus vecinos en aquella etapa: Alberto Alcocer, Villar Mir o los Gervs, dueos de Mahou.

Habituales de las tiendas ms exclusivas de la calle Serrano, parroquianos de los mejores restaurantes de la zona y asiduos paseantes de El Retiro, los Ancelotti consolidaron una vida plcida, con ‘Carletto’ como un Agustn de Fox de acento macarrnico, entre el buen vino y el ibrico. Ya advirti a su llegada que era ms de jamn que de pizza. Despus de vivir a Mnich, Npoles y Liverpool, la familia regresa a Madrid, a vivir de nuevo ‘a la madrilea’, que dira Isabel Daz Ayuso. Su restaurante italiano favorito era Don Giovanni, donde siempre tena mesa reservada, y cuyas pizzas tambin encandilaron a Cristiano Ronaldo. Su Little Italy.

«Carlo ha tomado la decisin de quedarnos aqu, porque cree que es el mejor sitio para reponer fuerzas y planear el futuro deportivo», declar Mariann (50) a LOC a los pocos das de dejar el banquillo. Porque ms all del xito deportivo alcanzado en Lisboa, el cabezazo al leo de Sergio Ramos cuando se apagaban los focos, Ancelotti fue un tipo especialmente feliz durante las dos temporadas que vivi en Madrid. Al contrario de lo que sucede en la mayora de los casos en los entrenadores de prestigio, hombres preparados para hacer las maletas, conscientes de que el banquillo puede tornar en silla elctrica en cualquier momento; el italiano pas junto a su mujer parte del verano posterior a su marcha.

Seis aos despus, Carlo Ancelotti (61) regresa al banquillo del Real Madrid. El entrenador que repuso la gloria europea del equipo en forma de ttulo, el mariscal tranquilo de ‘La Dcima’ que mascaba chicle ante la imposibilidad de fumar, siempre la ceja arqueada; vuelve, adems, a una ciudad en la que vivi los placeres y los das. En su centro urbano y no atrincherado en una urbanizacin, como acostumbran las grandes figuras del ftbol en Madrid.

El verano de 2014, el de la resaca europea y la mudanza al tico desde donde se vean los angelitos, fue tambin el del matrimonio entre ambos. El esto idlico de Ancelotti. El 5 de julio de 2014 se casaron en Vancouver, una ceremonia ntima sin la presencia del presidente ni la plantilla del Real Madrid, pendiente del estado de salud de Alfredo di Stfano, el jugador legendario y presidente de honor del club que contaba sus ltimos das.

Se conocieron en 2009, cinco aos antes, en un restaurante en Londres, siendo Carlo entrenador del Chelsea y Mariann consultora de un fondo de inversin. Al despedirse, despus de ser presentados por un amigo en comn, se cuenta que Carlo le sopl al odo «t sers mi prometida algn da«. Se lo dijo en italiano, claro, el mismo idioma que, de ser su lengua materna, Julio Camba hubiera prohibido practicar a sus hijas. Mariann le contest en el mismo idioma: «Claro, la prxima vez traigo yo el anillo«.

Aunque nacida en Vancouver (Canad), Mariann tiene doble nacionalidad: canadiense y espaola, ya que sus padres, Antonio y Mara Concepcin, son naturales de Sigenza, municipio al norte de Guadalajara, y Santander, respectivamente. Emigraron a Canad en busca de oportunidades y all se afincaron. Tras divorciarse, Antonio regres a Espaa y su madre se qued all, instalada en las costumbres del pas.

Aunque del matrimonio no ha nacido ningn hijo, s que los tuvieron en sus relaciones anteriores. Carlo con Luisa Gibellini, con la que estuvo casado 25 aos y que falleci el pasado 20 de mayo, a Katia (37) y Davide (31); y Mariann con el magnate minero McClay, a Chloe (26), que intenta hacerse un hueco en el mundo de la interpretacin.

Davide, adems, forma parte del staff de su padre y se incorporar al equipo junto a su llegada. Es su preparador fsico desde su etapa en el Paris Saint Germain, el club donde los Ancelotti estuvieron antes de llegar a Madrid en 2013.

Conforme a los criterios de

referencia

La vuelta de Ancelotti a su vida millonaria y plcida en Madrid: jamn y vino en el Barrio de Salamanca
www.elmundo.es

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba