Spain

¿Qué será de los perros de la reina Isabel II?

¿Qué será de los perros de la reina Isabel II?

¿Qué será de los perros de la reina Isabel II?

Unos de los compañeros más fieles de la reina Isabel II durante parte de su vida fueron sus perros, de acuerdo al medio BBC desde los 18 años hasta los 96, tuvo a 61 canes bajo sus cuidados. En la actualidad la monarca era acompañada por dos corgis llamados Muick y Sandy; Candy, una dorgi; y dos cocker spaniel; quienes la acompañaron hasta su último día de vida.

La duda entre todas las reparticiones era ¿qué pasará con esas cinco mascotas? Ahora que ni Isabel ni Felipe están. Hasta el momento los medios de comunicación internacionales han informado que los corgis estarán bajo el cuidado del príncipe Andrés, mientras que los otros serán dados entre los empleados de la casa real.

Los dos perros corgis fueron un obsequio para la reina por parte del príncipe Andrés y su hija la princesa Beatriz luego del fallecimiento del príncipe Felipe en 2021.

Los cachorros de apenas dos años fueron los fieles compañeros de Isabel durante la pandemia del COVID-19, informó a los medios una empleada de la monarca. A pesar de la edad, a la reina le gustaba sacar a pasear, alimentar y atender ella misma a sus mascotas.

Uno de los momentos que no pasaron desapercibidos fueron los gestos del nuevo monarca del Reino Unido. Aquí puedes ver por qué 👇🏼 #LaHoraDeActualizarnos https://t.co/Dc2e3PH35Z

— Diario La Hora (@lahoragt) September 11, 2022

Ahora los corgis pasarán al cuidado de “su dueño original” el príncipe Andrés, así lo informó a los medios británicos el domingo su portavoz. Inclusive han sido Andrés y Beatriz quienes han estado sacando a pasear a los perros estos últimos meses.

La reina Isabel desarrolló un amor por esta raza cuando a los 18 años su progenitor le regaló su primera corgi, Susan, cuya descendencia acumula 14 generaciones y se convirtió en su fiel compañera, inclusive en la luna de miel de la monarca en 1947.

La reina poseyó docenas de corgis a lo largo de su vida, sus fines de semana los dedicaba a estar con ellos en Windsor, los animales vivían en apartamentos privados, les alimentaba y le gustaba sacarlos a pasear.

El amor por los corgis continuará traspasando generaciones en la monarquía inglesa, ahora que Andrés y su hija cuiden de los últimos dos cachorros que compartieron con Isabel II.

El príncipe Andrés y Sarah Ferguson se quedarán con los corgis de Isabel II

El príncipe Andrés y Sarah Ferguson se quedarán con los corgis de Isabel II

El príncipe Andrés y Sarah Ferguson se quedarán con los corgis de Isabel II

Londres.- El príncipe Andrés, hijo de Isabel II, y su exmujer Sarah Ferguson se quedarán con los perros corgis que dejó la reina a su muerte y que se habían convertido en una de sus señas de identidad.

Un portavoz de Andrés, duque de York, confirmó que serán ambos excónyuges, que conservan una muy buena relación pese a su separación, quienes se encarguen de los dos corgis, de nombres Muick y Sandy, según la prensa británica.

Durante el confinamiento por la pandemia de la covid, Andrés regaló a su madre un corgi, Muick, y un dorgi (híbrido entre corgi y perro salchicha) llamado Fergus, pero este último murió en mayo de 2021, poco después del deceso del marido de la reina, Felipe de Edimburgo.

Para reemplazarlo, las hijas de los duques de York, Beatriz y Eugenia, le regalaron a su abuela otro corgi, Sandy, por su 95 cumpleaños.

La monarca había llamado a Fergus como su tío, muerto en combate durante la Primera Guerra Mundial, y a Muick como uno de los lagos en su residencia veraniega de Balmoral, en Escocia, donde falleció el pasado jueves a los 96 años.

Los corgis de Isabel II, que se habían convertido en uno de sus distintivos universales, disfrutaban de una vida de comodidades con su antigua dueña: chefs de la realeza preparaban con esmero su menú, psicólogos caninos los atendían cuando surgían problemas entre ellos, y tenían su propio calcetín en Navidad donde recibían sus regalos. 

Tras su muerte, muchos se preguntaban qué sucedería con los canes de Isabel, aunque la hipótesis más extendida entre los expertos en la casa de los Windsor era que el cuidado de los perros recaería en Andrés, de quien se dice que era su hijo favorito.

Te sugerimos leer: 

Carlos III es proclamado formalmente nuevo rey

¿Y ahora qué pasa con los corgis de lsabel II?

La tormenta tropical Kay continuará provocando lluvias en noroeste de México

¿Qué pasará con los perros corgi de la reina Isabel II?

Se supo que dos de los animales de compañía de  Isabel II de Inglaterra estarán al cuidado de los duques de York. 

¿Qué pasará con los perros corgi de la reina Isabel II?

Los corgis de la reina Isabel II tendrán su nuevo hogar junto al duque y la duquesa de York, Andrés y Sarah en Royal Lodge propiedad de Windsor.

La duquesa compartió con la reina el amor por los perros y por los caballos. Isabel II murió el  8 de septiembre a los 96 años y el mundo se preguntó que pasaría con los amados animales de compañía de la reina. Hasta el momento de su muerte la monarca contaba con cuatro perros, dos corgis galeses de Pembroke de nombres Muick y Sandy. Pero hay otros dos animales de los que aún se desconoce a sus nuevos dueños, se trata de un «dorgi» llamada Candy y una cocker spaniel de nombre Lissy. 

La reina Isabel II creó la raza «dorgi» una mezcla de corgi con dachshund. El perro salchicha era propiedad de la hermana de la monarca, la princesa Margarita.

La reina Isabel II de Inglaterra comenzó con el el cuidado y la crianza de corgis en 1944, cuando contaba con 18 años, debido a que su padre el rey Jorge VI le regaló una cachorra a la que Isabel le puso de nombre Susan. Esta cachorra viajó con la soberana a su luna de miel y todos los corgis que tuvo la reina descendieron de Susan quien murió en 1959.

La monarca llegó a poseer muchos corgis y uno de ellos Willow, actuo junto a ella en el corto que realizó de James Bond que grabó para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres en el año 2012. 

Cuando Willow murió con 14 años, la reina no quiso seguir criando corgis, para evitar dejarlos solos en el momento de su muerte, sin embargo su hijo Andrés, le regaló nuevos cachorros cuando Isabel perdió a su marido, el rey consorte Felipe de Edimburgo.

Aún no está en claro que ocurrirá con los otros canes de la reina, Candy, un dorgi y Lissy, un cocker spaniel.

Emotiva despedida

Opinión

Brutal ataque

Emotiva despedida

El príncipe Andrés y Sarah Ferguson adoptarán los corgis de Isabel II

El príncipe Andrés, hijo de Isabel II, y su exmujer Sarah Ferguson se quedarán con los perros corgis que dejó la reina Isabel II a su muerte y que se habían convertido en una de sus señas de identidad.

El príncipe Andrés y Sarah Ferguson adoptarán los corgis de Isabel II

El príncipe Andrés, hijo de Isabel II, y su exmujer Sarah Ferguson se quedarán con los perros corgis que dejó la reina Isabel II a su muerte y que se habían convertido en una de sus señas de identidad.

Un portavoz de Andrés, duque de York, confirmó que serán ambos excónyuges, que conservan una muy buena relación pese a su separación, quienes se encarguen de los dos corgis, de nombres Muick y Sandy, según la prensa británica.

Durante el confinamiento por la pandemia de la covid, Andrés regaló a su madre un corgi, Muick, y un dorgi (híbrido entre corgi y perro salchicha) llamado Fergus, pero este último murió en mayo de 2021, poco después del deceso del marido de la reina, Felipe de Edimburgo.

Para reemplazarlo, las hijas de los duques de York, Beatriz y Eugenia, le regalaron a su abuela otro corgi, Sandy, por su 95 cumpleaños.

La monarca había llamado a Fergus como su tío, muerto en combate durante la Primera Guerra Mundial, y a Muick como uno de los lagos en su residencia veraniega de Balmoral, en Escocia, donde falleció el pasado jueves a los 96 años.

Los corgis de Isabel II, que se habían convertido en uno de sus distintivos universales, disfrutaban de una vida de comodidades con su antigua dueña: chefs de la realeza preparaban con esmero su menú, psicólogos caninos los atendían cuando surgían problemas entre ellos, y tenían su propio calcetín en Navidad donde recibían sus regalos.

Tras su muerte, muchos se preguntaban qué sucedería con los canes de Isabel, aunque la hipótesis más extendida entre los expertos en la casa de los Windsor era que el cuidado de los perros recaería en Andrés, de quien se dice que era su hijo favorito.

La pasión de la soberana por los corgis se remonta a la tierna edad de los siete años, cuando convenció a su padre que le comprase uno. Por aquel entonces, Jorge, duque de York, no era siquiera el heredero de la Corona y la familia vivía una vida tranquila y acomodada en una casa del centro de Londres.

La mayoría de los más de 30 perros que la difunta tuvo en su vida eran de la raza autóctona corgi galés de Pembroke.

Ahora, la comunidad de dueños de corgis en el Reino Unido siente que se han quedado sin la gran madrina de sus animales.

Para Kay Hogg, secretaria en Escocia de la Liga de Corgis de Gales, con el deceso «se ha perdido una parte de nuestro mundo».

En declaraciones a la agencia local PA, Hogg recordó que «allá donde iba la reina, había siempre corgis», una raza que calificó de «pequeños perros con grandes personalidades».

KeywordS

Reina Isabel II , corgis , Corgis , corona británica , principe , andres , sarah , ferguson , adoptaran

¿Y ahora qué pasa con los corgis de lsabel II?

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba