Spain

El tenemos que hablar de Ducati

Dovizioso: “No es el momento de hablar, pero no hay plan B”

Durante casi una hora Andrea Dovizioso ha aguantado estoicamente las preguntas de la prensa, desde el circuito para las televisiones con derechos y a través de zoom el

Dovizioso: “No es el momento de hablar, pero no hay plan B”

Durante casi una hora Andrea Dovizioso ha aguantado estoicamente las preguntas de la prensa, desde el circuito para las televisiones con derechos y a través de zoom el resto de la prensa, en una jornada en la que finalmente ha desvelado que al final de la presente campaña firmará los papeles de divorcio de Ducati tras 8 años de matrimonio más o menos bien avenido. Todo el mundo esperaba que el de Forli dieran las razones de no quererse sentar a negociar su renovación, un asunto que Ducati ha ido retrasando hasta después de estas dos carreras por aquello de que si Dovi las ganaba se iban a decidir.

Finalmente Dovi, un hombre que siempre ha demostrado vestirse por los pies, se cansó de pasar reválidas, en los últimos tres años ha sido el único piloto que ha plantado cara al mejor piloto del mundo, Marc Márquez, a pesar de no ganar el título. Sin embargo para conocer los motivos habrá que esperar. La frase “lo siento, no es el momento de entrar en detalles” la repitió hasta la saciedad.

“Son muchas cosas, no es el momento de hablar y no haré felices a los periodistas, pero no es el momento. He decidido tomar esta decisión porque creo que debía ser así, sobre todo porque al final nos tenemos que concentrar con los resultados ya que al final se habla mucho del mercado, pero luego hay que llevar a casa los resultados. Estamos en un circuito favorable para nosotros, hemos hecho un buen trabajo y mañana intentaremos llevar el máximo de puntos posibles a casa. No será fácil pero lo intentaremos

“Es una situación que siempre he tenido en la cabeza. Son ocho años los que llevo con Ducati y son muchas cosas las que han sucedido, pero continuamente suceden cosas y poco a poco he decidido adoptar la decisión, aunque repito que este no es el momento de hablar de ello, no quiero o no puedo..”

“Mi futuro se ha decidido de una manera errónea. El futuro de Ducati lo decide Gigi, pero el mío lo decido yo. Domenicali no me ha llamado. Sólo estoy concentrado en las carreras y él tiene experiencia como para hablar cuando sea el momento. Somos profesionales y hemos hablado lo que se tenía que hablar con Gigi y con el equipo”

“No puedo responder. Me disgusta no poder ser más claro en mi respuesta, pero insisto en que este no es el momento. Sé lo que quiero, quiero correr y no es una retirada, pero las decisiones se toman en función de una serie de situaciones y en el momento actual es esta y por ahora nos vamos a concentrar en la carrera”

“Este es un pequeño problema. (risas). La decisión se ha tomado independientemente de las opciones que hay en este momento. Se ha tomado la mejor decisión para mí y esta es la mejor para mí, la más justa. Luego ya veremos que otras situaciones se crean, si son interesantes, pero esta decisión no está tomada en función de un plan B que en este momento no hay. El motociclismo es muy particular y nunca se sabe lo que puede pasar….”

“No lo sé, no tengo ninguna idea y esto hace comprender que la decisión no estaba relacionada con mi futuro. La decisión se ha tomado porque se tenía que tomar y, cuando estás en una situación y crees que tienes que ir adelante, se va, aunque esta temporada está todavía muy abierta. Seguramente debo preocuparme de otras cosas, pero sinceramente no tengo ningún plan. En el motociclismo las cosas cambian rápidamente y no sé lo que hay previsto para mí, sólo espero poder luchar por el campeonato y esperar por si vienen propuestas interesantes, pero habiendo hecho los resultados que he hecho en los últimos años sé de qué quiero vivir y lo que quiero y ya veremos si hay cosas interesantes en el futuro”

“No lo sé, pero sería muy bonito. Pero no para echar marcha atrás”

“Han sido una mezcla de sensaciones. Hemos vivido momentos fantásticos y hay que guardar con cariño todo lo que se ha hecho y lo que hemos peleado. He encontrado muchas personas estupendas con una gran relación y que es muy positiva y todavía no se ha terminado, pero sobre la decisión no es el momento de hablar. No quiero arriesgarme a responder..”

“Tengo las mismas ganas de correr que en los últimos años cuando me jugué el Mundial. Sé de lo que quiero vivir. Tengo la suerte de no necesitar un sitio a toda costa. No vivo esta situación cabreado, no quiero crear tensión”

“No tengo un plan B. La decisión no estaba ligada a mi futuro. Correr por correr para un piloto que está acostumbrado a estar delante no tiene sentido. No es que con Ducati se corra por correr. Quiero correr con un objetivo claro, quiero un proyecto de cierto tiempo. Si no hay un proyecto así, no tendrá sentido seguir en MotoGP”

¿El fin de ‘tenemos que hablar’?: los efectos psicológicos del ghosting

La mediación de la tecnología en las interacciones sociales ha transformado todas las relaciones interpersonales, pero sobre todo las amorosas. Lo que empieza con una reacción a una historia de Instagram puede evolucionar a mensajes diarios por WhatsApp y eventualmente a la publicación de un TikTok sobre la historia de amor con el audio viral del momento. En el mundo de la hiperconectividad las señales de interés son multiplataforma y las de desinterés también. 

¿El fin de ‘tenemos que hablar’?: los efectos psicológicos del ghosting

Desaparecer en la época de la hiperconectividad parece imposible. Sin embargo, en los últimos años hacerlo silenciosamente se ha convertido en una tendencia para terminar una relación sin dar explicaciones.

Por: Tatiana Jaramillo

La mediación de la tecnología en las interacciones sociales ha transformado todas las relaciones interpersonales, pero sobre todo las amorosas. Lo que empieza con una reacción a una historia de Instagram puede evolucionar a mensajes diarios por WhatsApp y eventualmente a la publicación de un TikTok sobre la historia de amor con el audio viral del momento. En el mundo de la hiperconectividad las señales de interés son multiplataforma y las de desinterés también. 

Un último mensaje se queda sin abrir mientras una de las partes ignora todas las notificaciones de su pareja y la otra espera ansiosa al menos una. La relación se acabó y solo uno de los dos lo sabe. Para el otro inicia un periodo de incertidumbre: ¿Cuántos mensajes sin responder son demasiados? ¿Cuándo se da la relación por terminada? ¿Qué pasó? Con el tiempo el silencio hace obvio lo evidente: no habrá explicaciones. 

El ghosting es la práctica de terminar una relación cortando abruptamente todo contacto con la otra persona, es decir desapareciendo como fantasma de su vida. Un reciente estudio del Pew Research Center encontró que 3 de cada 10 adultos han sido ‘ghosteados’, la mayoría entre los 18 y los 29 años. La práctica es más común en parejas que se conocieron a través de aplicaciones de citas y para terminar relaciones que apenas inician. Aunque la mayoría de los encuestados confesó también haber ‘ghosteado’ en algún momento, el 97 por ciento concuerda que no es una práctica aceptable para terminar una relación estable. 

“Si una persona inició la comunicación e interacción con su pareja por medios digitales puede sentir que la mejor manera de desaparecer es precisamente por esos mismos medios”, explica la doctora en comunicación Leah LeFebvre, en su estudio Ghosting como estrategia de disolución de relaciones en la era de la tecnología. En la inmensa mayoría de casos, la persona que desaparece “no se aleja de todas sus redes sociales, solo elimina la comunicación con su expareja y esta se convierte en algo del pasado sin ninguna interacción o cierre”. 

Si terminar una relación suele ser difícil, terminarla sin ninguna respuesta puede ser peor. El psicólogo Royette T. Dubar realizó una serie de entrevistas en diferentes universidades de Estados Unidos y encontró pruebas de que el ghosting puede tener consecuencias negativas para la salud mental. “En el corto plazo las personas a las que ‘ghostearon’ sienten confusión y rechazo de manera abrumadora (…) su autoestima se ve afectada y en algunos casos incluso hay elementos de paranoia al tratar de entender la situación”, escribió Dubar en The Washington Post. 

Por su parte, Leah LeFebvre explica que “como en el ghosting la persona carece de información, no tiene cómo reducir la incertidumbre. En el intento por reducirla puede terminar internalizando la disolución de la relación a través de la autoculpa, ya que es el único sentimiento que entiende”. 

A largo plazo, las personas que sufrieron una ruptura por ghosting tienden a desarrollar una desconfianza que incluso llevan a sus nuevas relaciones. Según Dunbar, “con eso puede venir la internalización del rechazo, la autoculpa y el potencial de sabotear esas relaciones posteriores”. LeFebvre argumenta que “la falta de un cierre lleva a las personas a sacar conclusiones que a veces no son ciertas sobre la relación fallida y comienzan a tener dudas sobre cómo comportarse naturalmente en una nueva relación”.

Pero las consecuencias no solo se quedan en la víctima. La persona que tomó la decisión también puede ver cambios en sus actitudes. Uno de los entrevistados por Dunbar confesó que el ghosting “se puede convertir en un hábito, en parte de tu comportamiento y empiezas a creer que esa es la única manera de terminar una relación, se vuelve tu única forma de lidiar con la gente”.  

“La principal razón por la cual la gente se desaparece es para evitar el conflicto” –explica la psicóloga Susan Albers, de la Clínica de Cleveland–. Generalmente son personas que están escapando de las responsabilidades que los incomodan”. Albers advierte que este tipo de comportamientos se facilitan con la tecnología, pues en el pasado generalmente una relación se iniciaba a través de amistades en común, por lo que había un círculo social que obligaba a encontrarse personalmente. Hoy esto es más la excepción que la regla. 

En una realidad cada vez más virtual, lo más probable es que las relaciones continúen transformándose a través de las diferentes plataformas. Si bien no hay forma de evitar el ghosting, sí hay maneras de moldear el algoritmo para alejarse de las pruebas del rechazo. Es hora de archivar las fotografías juntos del newsfeed y revisar la lista de close friends. Entre menos interacción con el contenido de esa persona y los perfiles en común, más pronto saldrá de ese círculo.   

El tenemos que hablar de Ducati

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba