Spain

Atltico de Madrid

La Liga denunciará los cánticos racistas a Vinícius dentro y fuera del campo

El derbi madrileño del domingo proseguirá en los comités y en los despachos

La Liga denunciará los cánticos racistas a Vinícius dentro y fuera del campo

Vinícius bailando con Rodrygo cuando este úiltimo marcó el 0-1 

Carlos Novo

Madrid

El derbi madrileño del domingo proseguirá en los comités y en los despachos. La Liga prepara ya un informe que remitirá a la Comisión Antiviolencia para que esta dictamine sobre los insultos racistas sobre Vinícius tanto dentro como fuera del Metropolitano. Antiviolencia podría imponer cerrar el estadio o una parte de la grada, lo que no parece probable, según las fuentes consultadas.  Todo indica que el caso puede quedar en una multa económica que afecte tanto al propio club colchonero como  a los aficionados que puedan ser identificados como los autores de los cánticos racistas. 

El Real Madrid guarda silencio sobre lo sucedido. A pesar de que el viernes por la noche el club blanco emitió una nota en su página web asegurando que emprendería acciones legales contra quien cometiese actos racistas hacia su jugador, ahora mismo no parece estar por la labor, según fuentes consultadas. Todo podría cambiar de acuerdo a la deriva de los acontecimientos.

Según la ley del 2007 contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, las sanciones que se pueden aplicar a cada aficionado van de los 150 euros si se considera la falta leve hasta los 650.000 euros si se califica el hecho de muy grave. Asimismo, el implicado puede ser sancionado con no volver a entrar en los recintos deportivos por un periodo de dos a cinco años.

El informe de la Liga contará también con el acta arbitral de Munuera Montero y recoge lo que aconteció tras el gol de Rodrygo: «Lanzar objetos: En el minuto 17:29 se para el partido y se procede a realizar el protocolo establecido por la RFEF debido al lanzamiento desde la grada de varios mecheros y botellas vacías sin impactar en ningún jugador. Tras realizar el aviso correspondiente por megafonía el partido se reanudo sin más incidencias». El colegiado andaluz no reflejó en su escrito que en el minuto 70 paró el partido para recoger un mechero que le acercó Courtois. 

La Liga deberá estudiar si en las próximas horas presenta un escrito en Fiscalía denunciando los hechos. Fuentes de la misma considera que «utilizamos esa vía para denunciar comportamientos de personas concretas dentro del estadio, por lo que no creo que sea el caso».

Quien sí ha asegurado que denunciará los hechos en los tribunales ordinarios es la asociación Movimiento contra la Intolerancia, una ONG española que combate desde hace más de veinte años los delitos de odio: «Ningún debate futbolístico, sea el que sea, sobre celebraciones en torno a un gol o cualquier otro caso, justifica la comisión de un conjunto de ilícitos que suponen discursos y delitos de odio racistas y xenófobos, en las redes, medios, aledaños o interior de un campo de juego. Estos hechos convierten a este jugador de fútbol en una víctima del racismo, la xenofobia y la intolerancia», explica uno de sus portavoces.

El mismo asegura también haber dirigido un escrito al secretario de Estado para el Deporte, José Manuel Franco, donde le recuerda que «los actos racistas, xenófobos e intolerantes son comportamientos prohibidos y sancionados por la Ley en el Deporte» y pide que «sean abordados por la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia, adoptando las medidas de sanción previstas en la Ley».

A diferencia del FC Barcelona, que con Joan Laporta expulsó del Camp Nou a sus radicales, lo mismo que hizo Florentino Pérez, que echó a los ultrasur del Bernabeu, el Atlético tiene una tradición de poco control con sus hinchas más violentos.

La temporada pasada el Atlético fue multado en abril con el cierre de 5.000 asientos para el partido de vuelta contra el Manchester City de cuartos de final de la Champions por «conducta impropia» de los 2.600 aficionados colchoneros que se desplazaron al partido de ida en el Etihad, acusados de lanzamiento de objetos y de saludos fascistas. La sanción no se cumplió porque el TAS le dio la cautelar.

Un caso más parecido al del domingo se dio el 2 de marzo en el partido de la pasada Youth League entre el Real Madrid y el Atlético en Valdebebas. El Comité de Control, Ética y Disciplina de la UEFA sancionó al Atlético con un partido a puerta cerrada y 30.000 euros de multa «por el comportamiento discriminatorio y gritos racistas hacia el jugador del Real Madrid Peter Federico».

No es la primera vez tampoco que la Liga denuncia cánticos racistas contra Vinícius. En la temporada pasada, y a instancias también de la Liga, Antiviolencia sancionó con 6.000 euros al Mallorca por insultos racistas al brasileño el Real Madrid. 

Atltico de Madrid

Una parte de la afici

Atltico de Madrid

Una parte de la aficin del Atltico de Madrid congregada en las afueras del Cvitas Metropolitano cant «Eres un mono, Vinicius eres un mono» en la previa del derbi madrileo ante el Real Madrid. Un intolerable cntico racista seguido por un grupo nutrido de seguidores rojiblancos, segn se capt en un vdeo publicado por Tiempo de Juego.

El cntico llega tras una fuerte campaa antirracista tanto del propio Vinicius como de muchos compatriotas brasileos tras las palabras de Pedro Bravo en El Chiringuito, que indign a la sociedad brasilea. «Si quieres bailar samba te vas al sambdromo en Brasil. Aqu lo que tienes que hacer es respetar a tus compaeros de profesin y dejar de hacer el mono», dijo.

La cuenta oficial del Atltico de Madrid, tras la publicacin del vdeo de sus aficionados en redes sociales, puso un tuit con un mensaje hacia los suyos: «Cuenta atrs para el derbi. Anima al Atleti con pasin y con respeto hacia el rival!»

El jugador del Real Madrid reaccion a esa ola de solidaridad con una larga carta en su cuenta de Instagram, acompaada de un vdeo.

Mientras el color de la piel sea ms importante que el brillo de los ojos, habr guerra». Tengo esa frase tatuada en mi cuerpo. Tengo ese pensamiento permanentemente en mi cabeza. sa es la actitud y la filosofa que intento poner en prctica en mi vida. Dicen que la felicidad molesta. La felicidad de un negro brasileo victorioso en Europa molesta muchsimo ms.

Pero mis ganas de ganar, mi sonrisa y el brillo de mis ojos son mucho ms grandes que eso. No podis ni imaginarlo. Fui vctima de xenofobia y racismo en una sola declaracin. Pero nada de eso empez ayer.

Hace semanas empezaron a criminalizar mis bailes. Bailes que no son mos. Son de Ronaldinho, Neymar, Paquet, Griezmann, Joo Flix, Matheus Cunha… son de artistas de funk y sambistas brasileos, de cantantes de reggaetn, y de los negros americanos. Son danzas para celebrar la diversidad cultural del mundo. Acptenlo, resptenlo. Yo no voy a parar.

Vengo de un pas donde la pobreza es muy grande, donde la gente no tiene acceso a la educacin… y en muchos casos, ni comida en la mesa! No suelo venir pblicamente a rebatir las crticas. Me atacan y no hablo. Me alaban y tampoco hablo. Yo trabajo! Trabajo mucho.

Dentro y fuera del campo. He desarrollado una aplicacin para ayudar a la educacin de los nios en las escuelas pblicas sin ayuda financiera de nadie. Estoy haciendo una escuela con mi nombre. Har mucho ms por la educacin. Quiero que las prximas generaciones estn preparadas, como yo, para luchar contra los racistas y los xenfobos.

Siempre intento ser un profesional y un ciudadano ejemplar. Pero eso no hace clic, no es tendencia en internet, ni motiva a los cobardes a hablar agresivamente de gente qu ni siquiera conocen.

El guin siempre termina con una disculpa y un «me han malinterpretado». Pero lo repito para ti, racista:

No dejar de bailar. Ya sea en el Sambdromo, en el Bernabu o donde sea.

Con el cario y las sonrisas de quien es muy feliz,

Vini Jr. #BAILAVINIJR

El Real Madrid emiti un comunicado en el que avis que iba a actuar contra los actos racistas contra sus futbolistas, por lo que es de esperar alguna reaccin ante los cnticos escuchados en el Metropolitano.

El Real Madrid C. F. rechaza todo tipo de expresiones y comportamientos racistas y xenfobos en el mbito del ftbol, del deporte y de la vida en general, como los lamentables y desafortunados comentarios dirigidos en las ltimas horas contra nuestro jugador Vinicius Junior.

El Real Madrid quiere mostrar todo su cario y apoyo a Vinicius Junior, un jugador que entiende el ftbol como una actitud ante la vida desde la alegra, el respeto y la deportividad.

El ftbol, que es el deporte ms global que existe, debe ser un ejemplo de valores y convivencia.

El club ha dado instrucciones a sus servicios jurdicos para emprender acciones legales contra cualquiera que vierta expresiones racistas hacia nuestros jugadores.

De Williams a Vinicius: la tarea pendiente del fútbol español contra el racismo

Todo comenzó con la ya célebre frase de Koke: «Si Vinicius baila, habrá lío». Una expresión de Perogrullo que, convenientemente agitada, amplificada y descontextualizada por terceros (irresponsabilidad de parte de la prensa incluida), ha acabado siendo aprovechada por la peor calaña del fútbol español para dar…

De Williams a Vinicius: la tarea pendiente del fútbol español contra el racismo

Vinicius Jr besa el escudo tras anotar un tanto

Todo comenzó con la ya célebre frase de Koke: «Si Vinicius baila, habrá lío». Una expresión de Perogrullo que, convenientemente agitada, amplificada y descontextualizada por terceros (irresponsabilidad de parte de la prensa incluida), ha acabado siendo aprovechada por la peor calaña del fútbol español para dar rienda suelta a su racismo. El derbi del Metropolitano llegó marcado por las actitudes racistas hacia el delantero brasileño y, al margen del resultado deportivo, será recordado por los bochornosos insultos de decenas de ultras rojiblancos en los exteriores del estadio: «¡Eres un mono, Vinicius eres un mono!».

Fuera del campo la actitud de los ultras del Atlético fue mucho más violenta y racista que dentro del estadio, donde los cánticos e insultos a Vinicius fueron por otros derroteros. En el fondo sur del Metropolitano, la instrucción fue clara desde el minuto uno. “Nos están vigilando y esperando, así que vamos a bajar un tonito”, exclamó con el megáfono un miembro del Frente Atlético antes del pitido inicial, según pudo comprobar desde el interior del estadio EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

El delantero brasileño arrancó el choque recibiendo una gran pitada que se repitió cada vez que tocaba el balón y lo acabó al grito de “tonto” tras una ‘lambretta’ fallida en el minuto 80, cuando el resultado era 0-2. Antes, cuando Rodrygo anotó el primer gol y bailó con su compatriota, varios aficionados lanzaron objetos hacia la piña de los jugadores del Madrid. El partido no se reanudó hasta que por megafonía se pidió evitar dichos actos, en un intento de calmar los ánimos poco efectivo.

“Vinicius, muérete” fue el otro cántico censurable que se pudo escuchar durante el derbi, después de un lance con Reinildo Mandava en el que el madridista acabó en el suelo cerca de los banquillos.

Los procedimientos para combatir lo sucedido se activarán, conforme a los protocolos establecidos, durante la semana. LaLiga elaborará, como hace con todos los partidos, un informe sobre lo acontecido en el interior del estadio, para su estudio por parte de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, más conocida como Antiviolencia. Pero en esta ocasión, y ante la gravedad de lo ocurrido, LaLiga también denunciará lo que ocurrido en los aledaños antes de que comenzara el partido, según ha podido corroborar este periódico.

Además, Movimiento contra la Intolerancia ha presentado este lunes una denuncia en la Fiscalía de Delitos de Odio por la «campaña racista» sufrida por Vinícius «en redes sociales, medios de comunicación y en los aledaños del Cívitas Metropolitano», según informa Efe.

¿En qué acabará todo? A nivel de club, no parece probable que el Atlético pague por lo sucedido. O no mucho. Acaso podría haber alguna sanción económica, pero ni siquiera hay muchas posibilidades de que eso ocurra. «No hay sanciones a los clubes si no existe una corresponsabilidad directa y hay pruebas que la sustenten», explican fuentes de Antiviolencia. Se entiende como tal, por ejemplo, que un club habilite espacio para que los ultras guarden material en el estadio, que alienten de alguna manera acciones violentas o que faciliten entradas a personas con antecedentes en este sentido.

Iñaki Williams, sobre el césped, durante un partido ante el Rapid de Viena.

Este tipo de sanciones se aplican siempre sobre ciudadanos particulares y la dificultad entraña siempre en demostrar que una persona concreta ha proferido un insulto concreto. Las imágenes grabadas por equipos de televisión sirven para esta labor, pero no siempre.

Un ejemplo concreto lo protagoniza, a su pesar, el propio Vinicius. En el Clásico del año pasado en el Camp Nou, un aficionado le llamó «macaco». Antiviolencia estudió las imágenes y la Fiscalía General del Estado, que cuenta con un representante en dicha comisión, abrió diligencias. Los Mossos llevaron a cabo la investigación pero recientemente cerraron el expediente al no ser capaces de localizar al infractor, pese a haber imágenes de él.

De hecho, hasta el día de hoy ninguna persona ha sido condenada por un juzgado, acusada por un delito de racismo vinculado al fútbol. Eso, no obstante, podría cambiar en breve. El pasado jueves, precisamente, LaLiga anunció que solicitaría la apertura de juicio oral contra los radicales del Espanyol que en enero de 2020 profirieron insultos racistas contra el delantero del Athletic Iñaki Williams.

Esto se produce después de que el juzgado número dos de Primera Instancia de Cornellá de Llobregat trasladara al Ministerio Fiscal y a la propia LaLiga, como parte acusadora, las diligencias y actuaciones previas para que puedan solicitar dicha apertura del juicio oral contra los presuntos culpables de los insultos.

Se trata de dos aficionados del Espanyol que fueron identificados por los Mossos. El propio Williams acudió a ese juzgado a prestar declaración y ratificar los hechos hace año y medio, en marzo de 2021.

Otros casos están todavía en marcha, en fase de investigación. En uno de ellos el protagonista vuelve a ser Vinicius, por hechos acontecidos en un Mallorca-Madrid y el otro es Nico Williams, hermano de Iñaki, por insultos racistas recibidos en un Betis-Athletic. Ambos sucesos tuvieron lugar el mismo fin de semana, el del 13 y 14 de marzo de 2022. Carlos Akapo también recibió este tipo de menosprecios días antes, en un Granada-Cádiz.

Y aunque la sensación general pueda ser que la situación ha ido mejorando con respecto a años atrás, los datos lo desmienten. El último informe publicado por Antiviolencia es el de la temporada 2019/20, en la que se denunciaron 19 «actos racistas, xenófobos e intolerantes» en recintos deportivos frente a los tres de la campaña anterior. Un incremento sustancial y más aún teniendo en cuenta que un tercio de la temporada 19/20 se jugó con las gradas vacías por la pandemia.

Sí, el deporte y la sociedad española todavía tienen mucho trabajo por hacer para erradicar el racismo.

KeywordS

futbol/primera-division , Real Madrid , Real Madrid-Atl , Vinicius Junior , Racismo

Presentan denuncia por cánticos racistas contra Vinicius Jr | Video

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba