Spain

Honor, humor y absurdo: las historias detrás de la kilométrica cola que despide a la reina Isabel II en Londres

Las ancdotas recordadas por los polticos revelan el humor en privado de Isabel II

Tras la muerte de Isabel II, pol

Las ancdotas recordadas por los polticos revelan el humor en privado de Isabel II

Tras la muerte de Isabel II, polticos de izquierdas y derechas compartieron ancdotas de encuentros privados, que destacaron su profundo sentido del deber pero tambin un agudo humor del que no estuvo a salvo ni el mismsimo James Bond.

La ex primera ministra conservadora Theresa May provoc un ataque de risa en la Cmara de los Comunes al relatar un percance durante un pcnic con la reina en su finca de Balmoral.

«Todos colaboramos para disponer la comida y la bebida sobre la mesa. Cog un poco de queso, lo puse en un plato y lo llev a la mesa. El queso cay al suelo. Tuve que tomar una decisin en una fraccin de segundo. Recog el queso, lo puse en el plato y lo puse en la mesa. Me di la vuelta y vi que todos mis movimientos haban sido observados atentamente por su majestad. La mir. Me mir y simplemente sonri. Y el queso sigui en la mesa».

El tambin ex primer ministro conservador Boris Johnson habl en el Parlamento de las bromas que comparti con la reina y de cmo sta sola «asombrar» a los turistas.

«Recuerdo su jbilo inocente hace ms de 10 aos, tras la ceremonia de inauguracin de los Juegos Olmpicos de Londres, cuando le dije que un lder de un pas amigo de Oriente Medio pareca creer realmente que ella haba saltado de un helicptero con un vestido rosa y se haba lanzado en paracadas sobre el estadio», dijo en referencia al vdeo y la broma que abrieron esa ceremonia en 2012.

De la emocin, agreg, «puedo asegurarles como testigo presencial que condujo ella misma en su coche, sin polica ni guardaespaldas, dando tumbos a una velocidad alarmante por los parajes de Escocia, ante el total asombro de los senderistas y turistas que nos cruzamos».

La veterana diputada laborista Harriet Harman relat el consuelo que le proporcion la reina tras su salida del gobierno en 1998.

«Cuando me destituyeron (…) mi agenda qued vaca y mi telfono dej de sonar. Mi oficina se sorprendi al recibir una llamada del Palacio de Buckingham. Nadie ms quera saber de m, pero la reina quera verme. Me invitaron a tomar el t con la reina, para que sta me agradeciera por mis servicios».

Risas para un lder dimisionario

El exlder laborista Ed Miliband, que dimiti tras una aplastante derrota electoral en 2015, brome con los diputados sobre cmo la reina le haba ayudado a rerse de su mala fortuna.

«Mientras mi carrera caa en picado, la de mi mujer despegaba y fue (…) nombrada dama. Los dos fuimos invitados al palacio para conocer a su majestad. Su majestad me mir fijamente cuando nos vimos, y dijo ‘oh, es usted, qu hace aqu?’, sabiendo perfectamente por qu estaba all. Tuvimos una conversacin maravillosa, y all estaba ella a los 93 aos, todava llena de bro, vigor y humor».

Daniel Craig, el ltimo actor que ha encarnado al clebre superagente al servicio de su majestad James Bond, cont al presentador de la televisin estadounidense Stephen Colbert una broma de la reina sobre la seria apariencia de su personaje.

«Quera hacer una broma y la hizo sobre m. Nos estaban tomando fotos y dijo: ‘as que ahora es l el que no sonre, bueno, me parece bien'», record Craig.

Conforme a los criterios de

KeywordS

internacional , Isabel II de Inglaterra , Rey Carlos III de Inglaterra , Reino Unido

Honor, humor y absurdo: las historias detrás de la kilométrica cola que despide a la reina Isabel II en Londres

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba